Ecuador abandona Unasur y exige la devolución de la sede

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó anoche que decidió comenzar la denuncia del Tratado Constitutivo de Unión Suramericana de Naciones (Unasur) y exigir la devolución de la sede construida en Quito con el fin de volverla una universidad indígena.

En tanto, la Cancillería ecuatoriana envió la carta oficializando la salida a su par de Bolivia, país que ocupa la presidencia pro témpore del bloque desde abril de 2018.

“Hemos iniciado los procedimientos internos para salir oficialmente del Tratado Unasur”, dijo el jefe de Estado, al asegurar que su Gobierno “ha concluido que no existen las condiciones para que Unasur pueda volver a trabajar por la integración sudamericana”.

En este sentido, aseveró que esta decisión implica que Ecuador dejará de participar en todas las actividades de esa organización, y también retirará las asignaciones presupuestarias para el funcionamiento del bloque.

“Como los legítimos dueños, hemos pedido la reversión al Ecuador del edificio sede” que implicó una inversión de cerca de 40 millones de dólares desembolsados durante el Gobierno de Rafael Correa. También se retirará la estatua de Néstor Kirchner. “Unasur se transformó en una plataforma política que destruyó el sueño de integración que vendieron”, argumentó.

TERCER PAÍS QUE DEJA EL BLOQUE

Ecuador, con su salida definitiva del bloque, se sumó a Paraguay y Colombia como los países que denunciaron el Tratado Constitutivo, formalizando el abandono de Unasur.

Los tres países, junto a Brasil, Argentina, Chile y Perú, impulsan la creación de Prosur, una iniciativa regional que reemplazaría a Unasur y que podría nacer el próximo 22 de marzo en una cumbre presidencial en Santiago de Chile.

Fuente: Los Tiempos.