Urus pierden sembradíos por inundaciones y piden ayuda

Según comunarios, las precipitaciones pluviales dañaron cultivos, viviendas y escuelas. Llegaron a La Paz para solicitar colaboración de las autoridades.

Un comunario del pueblo Uru del lago Poopó camina por uno de los terrenos inundados. Foto:Comunarios Urus


María Carballo / La Paz

Al menos 75 comunidades del pueblo Uru del lago Poopó, en el departamento Oruro, perdieron sus cultivos debido a las intensas lluvias de las últimas semanas. El agua dañó también sus viviendas, escuelas y provocó la muerte de sus animales. Piden ayuda de las autoridades nacionales.

“Son 75 comunidades afectadas, hay muchos hermanos comunarios que nos quedamos sin nada, el agua se llevó prácticamente todo, por eso pedimos ayuda”, dijo una de las autoridades del pueblo Uru, Primitivo Valero.

La autoridad explicó que las lluvias que se registraron en las últimas semanas provocaron inundaciones en el sector y el agua arrastró los sembradíos de quinua, papa y haba, entre otros productos que los comunarios cosechan para vender.

“Hemos llegado hasta La Paz para pedir ayuda a las autoridades, pedimos que colaboren a nuestros hermanos porque casi ya no tenemos ni para comer”, dijo Valero.

Además de los cultivos, los animales de algunos pobladores fallecieron por las inundaciones y las viviendas fueron afectadas por la humedad.

“Las escuelas están dañadas, las paredes, como son de adobe, se están por caer o tienen rajaduras. Por eso aún no se iniciaron las clases para los (estudiantes) de secundaria. Hemos habilitados tres aulas para los niños de primaria”, explicó.

Angélica Flores, una de las pobladoras, contó que muchos de los pobladores viven de la caza y la pesca, pero las inundaciones afectan incluso la transitabilidad, debido a que prácticamente viven encima del lodo.

“No podemos caminar, no tenemos trabajo, sólo sembramos o pescamos. Pedimos a los otros departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y del Gobierno que nos ayuden”, dijo. Indicó que hasta ahora ninguna autoridad se presentó en el lugar para brindar apoyo. Ante esa situación, se vieron obligados a llegar hasta la sede de Gobierno.

“Ahora iremos de ministerio en ministerio hasta encontrar ayuda”, manifestó.

Los urus se autodefinen “hombres de agua”, debido que instalan sus comunidades en inmediaciones de lagos. Se dedican a la pesca y la caza de aves acuáticas del lago Poopó. Los comunarios viven cerca a este lago de 84 kilómetros de largo y 55 de ancho, equivalentes a unos 4.620 kilómetros cuadrados. Es considerado el segundo lago más grande de Bolivia y hoy alberga sólo el 2% de su caudal de agua.
Fuente. Pagina Siete.