José Gabriel Espinoza. Ciudadanía no ve reflejada su realidad en datos del INE

Los precios de algunos productos en el mercado nacional sufrieron incrementos, aunque no significativo, también pocas regiones del país experimentaron una inflación alta

Los datos que presenta el Instituto Nacional de Estadística (INE) cada mes y al final del año a través del Índice de Precios al Consumidor (IPC), es sólo una aproximación, debido a que muchas personas no entienden el indicador porque no ven reflejada su realidad, reflexionó el economista José Gabriel Espinoza.

Sin embargo, el dato que arroja el INE es base parta las negociaciones o la petición que realiza la Central Obrera Boliviana (COB) al Gobierno, cada año, para solicitar un incremento de la masa salarial, es decir el mínimo y el aumento del salario.

Para el economista Ernesto Bernal, los datos del INE no se acercan mucho a la realidad, y es por ello que se duda el indicador de crecimiento, y muchos organismos internacionales han estimado una cifra menor al oficial.

Sin embargo, con referencia al IPC, de acuerdo al INE el 2018 cerró con 1,51 por ciento, y ahora la COB solicitará un porcentaje mayor para el incremento salarial, pero Bernal sostiene que la cifra no debería alejarse de la realidad.

Algunas instituciones, como la Fundación Jubileo o Milenio, han estimado una inflación mayor de alimentos al IPC, que oscilaría entre 2,5 a 3 por ciento, y por ello el incremento salarial debería estar en este rango, reflexionó Bernal.

INFLACIÓN

Según Espinoza, la inflación es la evolución de los precios o cómo variaron los mismo de una canasta determinada de bienes o de servicios, cuyo porcentaje lo determina el INE, pero el IPC es sólo una aproximación de cómo cambiaron los valores de algunos productos de la economía.

Espinoza aclara que algunos componentes del IPC son administrados, como por ejemplo la educación, porque se fija el valor a principios de año, y en todo el año no tiene mucha incidencia, al igual que el transporte.

Es por ello que ese dato sólo refleja una parte de la dinámica económica, apunta Espinoza al indicar que el 2018 el Banco Central de Bolivia y el Gobierno implementaron políticas públicas para aumentar el consumo, mediante el aumento de liquidez y una disminución de las tasas de interés, y mostrar una señal positiva de la economía, pero el IPC se mantuvo y el consumo también.

El economista señaló que el IPC se mantuvo bajo y la gente no consumió como años atrás, y por lo tanto el empresario tampoco incrementó el precio de su producto, debido a la poca demanda que se registró en el mercado nacional.

“No hay una dinámica de consumo interno alta, como años atrás. Cada vez la gente es mucho más precavida a la hora de gastar”, sostiene Espinoza e indica que se le hará cuesta arriba a las empresas compensar sus déficits con incremento de precios de sus productos y bienes.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en diciembre, respecto al mes de noviembre, registró una variación porcentual positiva de 0,35 %, mayor a la registrada en 2017 que fue de 0,34 %. La variación acumulada y a doce meses fue de 1,51 %, para ambos casos.

La variación positiva de 0,35 % se explica principalmente por la variación porcentual en las siguientes ciudades y conurbaciones: Región Metropolitana Kanata 0,46 %, Oruro 0,45%, Trinidad 0,41 %, Tarija 0,37%, Sucre 0,36 %, Conurbación Santa Cruz 0,33 %, Conurbación La Paz 0,30 %, Potosí 0,30% y Cobija 0,01 %, señala el boletín del INE.

La variación acumulada de 1,51 % de enero a diciembre, se explica por la variación porcentual en las siguientes ciudades y conurbaciones: Cobija 2,35 %, Conurbación La Paz 1,87 %, Tarija 1,66 %, Región Metropolitana Kanata 1,60 %, Sucre 1,49 %, Oruro 1,41 %, Conurbación Santa Cruz 1,18 %, Potosí 0,91 % y Trinidad 0,54 %.

SALARIO

Por otra parte, el salario mínimo dubio de 440 bolivianos en 2005 a 2.060 en 2018, casi un incremento de 400 por ciento. El año pasado se estableció un incremento salarial de 5 por ciento, para la presente gestión, la base será el 1,51 por ciento registrado la pasada gestión.
Fuente: El Diario.