Tiroteo deja a un policía herido y hay dos brasileños detenidos

El intercambio de balas se produjo tras un intento fallido de acción encubierta, que puso en marcha para capturar a los traficantes de armas.

EL POLICÍA HERIDO TENDIDO EN EL SUELO (I) Y EL CIUDADANO BRASILEÑO DETENIDO (D).


Dos comerciantes de armas de fuego, identificados como Anderson Thiago Parana y Rafael Eduardo Gómez Almeyda, de nacionalidad brasileña, fueron detenidos ayer por la Policía en un operativo sorpresa que se desarrolló en el Tercer Anillo, cerca del zoológico del departamento de Santa Cruz. Durante el hecho hubo disparos de arma de fuego que dejaron herido a un policía.

El comandante de la Policía Departamental de Santa Cruz, Alfonso Siles, informó que se efectuaba transacción de compra de armamento a un súbdito brasileño, y no así un intento de atraco a una farmacia o a alguna agencia bancaria, como se creía en un principio.

De acuerdo al informe policial, un efectivo encubierto, vestido de civil, se hizo pasar como un comprador, que estaba interesado en adquirir un pistola, y tomó contacto con el brasileño.

Durante el encuentro, el infiltrado logró ver el arma de fuego, calibre 38, que aún se encontraba en la caja, e inmediatamente sacó su arma reglamentaria, que estaba oculta en la cintura. Al ver este ademán, Anderson Thiago reaccionó y le disparó en la pierna, informó el comandante.

La autoridad policial explicó que su personal de inteligencia estaba detrás de este ciudadano brasileño, vinculado con la venta ilegal de armas a delincuentes de Santa Cruz.

Siles detalló que, tras disparar contra el efectivo policial encubierto, el brasileño y su socio se dieron a la fuga, motivo por el cual fueron perseguidos por un contingente policial, iniciando así el cruce de balas.

El comandante de la Policía relató que los delincuentes ingresaron a un domicilio particular, que se encontraba colindante con una farmacia, donde, tras minutos de tensión, lograron detenerlos. El segundo súbdito brasileño detenido fue identificado como Rafael Eduardo Gómez Almeyda, de 37 años de edad.

Al momento de la aprehensión, los acusados se encontraban en posesión de dos pistolas, de calibre 38 y 9 milímetros.

El comandante informó que su efectivo policial, identificado como Carlos Rudy Zapata, se encontraba fuera de peligro, porque el disparo no afectó ningún órgano vital, ya que el proyectil entró y salió por la región del muslo.

Los vecinos de la zona se mostraron conmocionados por este hecho, debido a que conocían a uno de los brasileños, que era el propietario de la vivienda donde se negociaba la venta de armas.

Los dos sospechosos fueron detenidos y trasladados a celdas policiales. Mientras que el agente herido fue llevado de urgencia a una clínica de la ciudad.
Fuente: Opinion.