Inicio / Seguridad / Samuel Doria Medina propone un consenso nacional para ponerle freno a la degeneración de la justicia

Samuel Doria Medina propone un consenso nacional para ponerle freno a la degeneración de la justicia

“El problema de la justicia no se resuelve con una cumbre, una comisión o una ley. Eso es como dar una aspirina para una gangrena. Se necesita un consenso nacional para ponerle freno a la degeneración de la justicia”, señaló el empresario y político Samuel Doria Medina.


Argumentó que “todos los bolivianos hemos sido impactados con la noticia de que Richard Choque fue liberado por un pequeño pago”. En su opinión, “esto ha puesto el dedo en la llaga de lo que sucede todos los días en la justicia. Como ha dicho Juan del Granado, esta “libera asesinos y encarcela inocentes”.
El caso de Richard Choque no es aislado. Se ha conocido que 19 asesinos de mujeres, feminicidas y descuartizadores han sido liberados por jueces indolentes y corruptos.
“Nos los tenemos que encontrar en las calles y siguen matando a nuestros hermanas, madres e hijas”, se indignó Doria Medina.


Explicó que “en las familias fijamos límites; decimos: esto está permitido y esto no, y el que cometa fallas graves va a recibir castigos fuertes. Lo mismo tenemos que hacer en la justicia”.
Un ejemplo de un consenso que ya funciona es el del viaje con menores, porque todas las instituciones y funcionarios involucrados exigen que los menores no sean trasladados sin los papeles adecuados. “Todos entienden que no se puede permitir, ni mediando corrupción, que los niños corran el riesgo de un secuestro”, explicó Doria Medina.


“De igual manera, tenemos que ponernos de acuerdo y fijar seis delitos (más o menos) sin perdón, ni libertad provisional, ni salidas de las cárceles, etc. Por ejemplo, los asesinatos y en especial de mujeres y niños, las violaciones, los robos a mano armada, la trata de personas, el secuestro y la corrupción a gran escala.”
Doria Medina cree que los autores de estos delitos no pueden salir a la calles, no pueden beneficiarse con arresto domiciliario, etc. Y el juez que no entienda eso debe recibir una sanción que disuada a otros de que lo imiten.
“Tenemos que discutir esos cinco seis delitos en los que no puede haber perdones ni favores, y toda la sociedad debe encargarse de que eso cumpla”, enfatizó.


“Este consenso debe asegurarse de que todos los operadores de justicia que hagan concesiones, trampas o rompan la ley en estas áreas serán detectados, investigados, denunciados a través de los medios, detenidos y procesados, incluidos en listas de ’enemigos de la sociedad’, impedidos de seguir sirviendo como abogados, incluso en la práctica libre o la docencia”, detalló.


Según el empresario y político, la clave para que esto se haga efectivo es la voluntad política del gobierno de Luis Arce. Pero no es un asunto del gobierno exclusivamente, sino de toda la sociedad. “La reforma de la justicia tardará muchos años, no podemos ser ilusos al respecto. Pero hay que comenzar fijando un límite a estos excesos terribles que han cometido jueces como Alcón”, concluyó.

Vea También

Educación advierte a maestros con sanciones si dan tarea en vacaciones

Estudiantes de una escuela en La Paz pasan clases. Archivo Página Siete