Inicio / Seguridad / “Vamos a ver”: la advertencia de Dávila a Aguilera en su presentación
Dávila cuando fue presentado ante la prensa nacional, ayer. / Foto: Carlos Sánchez, Página Siete.
Dávila cuando fue presentado ante la prensa nacional, ayer. / Foto: Carlos Sánchez, Página Siete.

“Vamos a ver”: la advertencia de Dávila a Aguilera en su presentación

El comandante de la Policía designó a fines de noviembre de 2020 a Dávila como comandante en Cochabamba, cargo que ocupó hasta marzo de 2021.

A pesar de las denuncias por vínculos con el narcotráfico y otras irregularidades, el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, designó a fines de noviembre de 2020 al coronel Maximiliano Dávila Pérez como comandante de la Policía en Cochabamba, cargo que ocupó hasta marzo de 2021. Casi un año después, es investigado por la DEA y la noche de este sábado fue detenido en Villazón. Horas después fue presentado enmanillado a la prensa, momento en que no dejó de mirar a Aguilera, a quien también le lanzó una advertencia en el momento en que se iba.

Mientras el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, daba el informe de su aprehensión, Dávila miraba fijo a Aguilera, quien estaba sentado en la conferencia junto a otros jefes policiales. Cuando Del Castillo ordenó su salida y todavía con el rostro descubierto y sin barbijo, se vio a Dávila hacer un gesto parecido a una advertencia: “Vamos a ver”, vociferó mientras salía.

El también exdirector nacional de Inteligencia (2018) y director general de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en 2019, ambos cargos en el gobierno de Evo Morales, fue detenido cuando estaba a punto de salir del país por un paso ilegal de Villazón (Potosí) a La Quiaca (Argentina). Está acusado por la comisión de legitimación de ganancias ilícitas, pero también es investigado por la Administración para el Control de Drogas (DEA) junto con Alexander Rojas Echeverría, que también fue director de la Felcn en el gobierno de Evo Morales, ambos por sus vínculos con el narcotráfico y Jorge Roca Suárez, alias Techo de Paja.

Dávila cuando fue presentado ante la prensa nacional, ayer.
Foto: Carlos Sánchez

La imagen y carrera policial de Dávila aparece matizada con varios actos en los últimos cuatro años. Desde mostrarse festejando el cumpleaños del expresidente Evo Morales el 26 de octubre de 2019, en medio de jornadas de represión contra quienes protestaban por denuncias del fraude electoral, hasta, 26 días después, cuando el 21 de noviembre de ese mismo año en el gobierno de Jeanine Añez aseguraba que por lo menos 50 cocaleros cercanos a Morales eran investigados por narcotráfico y que 10 concejales del MAS en municipios del trópico fueron enviados a la justicia.

En agosto de 2019, Dávila fue denunciado por presunta extorsión de 300 mil dólares al empresario Wilson Sahonero. Entonces la Fiscalía le prohibió al uniformado salir del país.

Antes de ser extraditado a Brasil, el 29 de noviembre de 2019, Pedro Montenegro Paz, acusado de varios delitos, entre ellos narcotráfico, mediante una carta, acusó al exjefe antidroga, coronel Dávila, por montar procesos para beneficiarse de casos de narcotráfico. “El castigo de Dávila Pérez, no creo que se dé en Bolivia, pero sí estoy seguro que la DEA sí sabrá qué hacer con él”, vaticinó en su misiva.

En 2020, después de ser alejado del alto cargo, mantuvo un perfil bajo en la Policía, pero en febrero de ese año se hizo público un caso en el que se implica a Dávila y otros tres policías. Se trata del narcojet que fue incautado en México a fines de enero de ese año con una tonelada de cocaína purificada.

Según informes policiales el avión que salió Salta (Argentina) hizo una parada en Guayaramerín, donde llegó Dávila y se hospedó en un hotel ubicado al lado la Policía de Frontera y se fue días después que la nave partió a México. El Gobierno informó que la nave paró en Bolivia para cargar paquetes de droga.

Posteriormente, cuando Luis  Arce   posesionó a Jhonny Aguilera como comandante nacional de Policía el 16 de noviembre de 2020, Dávila era designado como comandante policial en Cochabamba y una de sus primeras declaraciones fue acusar a jefes policiales del servicio pasivo de la Policía Boliviana que supuestamente se “infiltraron” en el motín policial de 2019.

Anunció controles con Inteligencia de la Policía.

En su carrera como autoridad policial, el coronel Maximiliano Dávila fue cuestionado varias veces por extorsión, vínculos con el narcotráfico y volteo de droga, denuncias que le valieron sus altos cargos.

Aunque es de la misma promoción de Jhonny Aguilera, no fue ascendido a general y según informe de la DEA,  en el mundo del narcotráfico Dávila es conocido con el sobrenombre de Macho.Poder eventual

  • Cargos El coronel Maximiliano Dávila fue director nacional de Inteligencia en 2018 y director general de la Felcn en 2019, ambos con Evo Morales. Volvió con Luis Arce a fines de 2020 como comandante policial de Cochabamba.
  • Posturas Celebró el cumpleanos de Morales y cuando éste renunció acusó a los cocaleros de narcotraficantes.

Fuente: Página Siete

Vea También

Enfermedad de la viruela. | Agencias

Siete datos clave sobre la viruela del mono

¿Es una enfermedad nueva?¿Es grave?¿Cómo se contagia?¿Hay vacunas?¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas? Estas …