Inicio / Economía / Analista: 4 razones por las que no deben retirar aportes de AFP
Una marcha que exige la devolución de los aportes de Fondos de Pensiones. Foto: Archivo / Página Siete.
Una marcha que exige la devolución de los aportes de Fondos de Pensiones. Foto: Archivo / Página Siete.

Analista: 4 razones por las que no deben retirar aportes de AFP

El investigador Gustavo Rodríguez advierte la pérdida de la jubilación, de la fracción solidaria que eleva las rentas, el seguro de salud y costos por el retiro.

Tras la aprobación de la Ley de Devolución Parcial o Total de Aportes, un experto en seguridad social recomienda a los asegurados no retirar sus contribuciones a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) por varios perjuicios a futuro.

La norma que espera la promulgación  establece la devolución parcial de hasta el 15% para los asegurados con un monto menor o igual a 100 mil bolivianos en su Cuenta Personal Previsional (CPP), independientemente de su edad.

– Devolución parcial de hasta  15.000  bolivianos, para los asegurados con un monto mayor a 100 mil  bolivianos en su CPP, independientemente de su edad.

– Devolución total del 100% para los asegurados de 50 o más años que tengan un monto menor o igual a  10.000 bolivianos en su CPP.

El Gobierno estima en 1.464.375 personas  el potencial universo de asegurados que podrán beneficiarse  con la devolución de aportes a las AFP.

Primer y segundo  perjuicio

Gustavo Rodríguez,  investigador de la Organización para la Seguridad Social Flora Tristan,  advierte que la primera razón para que la gente que tiene igual o más de 50 años de edad  y menos de 10.000 bolivianos acumulados y que opte por la devolución completa, es que perderán el acceso a jubilación.

Es decir el derecho a una pensión de vejez, por mínima que sea para él y su cónyuge.

El segundo perjuicio es la pérdida de  seguro de salud que es vital cuando una persona llega a la edad adulta.

Este grupo alcanza a 219.436 personas, según las estimaciones del Gobierno y que  Rodríguez señala que  quedarán fuera de la jubilación. Si se toma en cuenta a las cónyuges,  el número supera 400 mil.

Tercer  perjuicio

El Gobierno identificó a 1.186.446 personas que podrán acceder al retiro de 15% de sus aportes al contar con menos de 100 mil bolivianos en su CPP. Además de un grupo de 58.491 personas que podrán realizar el retiro de 15.000 bolivianos fijo siempre y cuando tengan un monto igual o mayor a 100.001 bolivianos.

Rodríguez explica que  si una persona tiene 150 mil bolivianos ahorrados en su CPP y tiene 20 años de aporte, se le calcula  900 bolivianos de renta base.

Sin embargo, por los años aportados, obtiene una fracción solidaria de 1.100 bolivianos con lo cual su pensión solidaria de vejez será de 2.000 bolivianos. “Pero si esa persona  retira por ejemplo  15.000 bolivianos y no devuelve el dinero, pierde la pensión  solidaria. En ese sentido la ley es perversa”, advierte  Rodríguez.

Otro ejemplo. Si una  persona acumuló 100 mil bolivianos y aportó durante 15 años, su pensión base llega a 600 bolivianos, pero con la fracción solidaria sube hasta  920 bolivianos.

Pero si con el mismo capital, el aporte    fue durante 25 años el cálculo de la renta llega a 600 bolivianos, pero  con la fracción solidaria la pensión de vejez sube hasta  2.630 bolivianos.

Rodríguez remarca que en todos estos casos con el retiro de aportes, se pierde la fracción solidaria y seguro de salud si no se devuelve el dinero a las AFP.

Cuarto  perjuicio

Rodríguez identifica un cuarto  factor negativo si se retiran los aportes. Si eso sucede, pero los trabajadores realizan la devolución en los plazos que se determinen en la reglamentación se deberá sumar los rendimientos.

Explica que si se retiran 15.000 bolivianos, en cinco años se deberá devolver 19.000 bolivianos; si el plazo es 10 años, se devolverán 24.000 bolivianos y si es 15 años el plazo, el valor a  devolver es 30.000 bolivianos. Esto tomando en cuenta un 5% de rendimiento que generan actualmente los aportes invertidos por las AFP.

“Son esos factores por los cuales yo no recomiendo retirar los aportes de las AFP. Si en la familia, el esposo y la esposa trabajan y por lo menos uno ya tiene aportes, es mejor terminar de completar y asegurarse al menos una pensión mínima y el seguro de salud”, resalta.

La  fracción solidaria es el componente variable con el que se alcanza el monto  de pensión y que le corresponde al asegurado en función de años aportados. Se financia con el Fondo Solidario.Otros ejemplos con fracción solidaria

  • Beneficio Rodríguez explica que las personas que acumularon un capital de 100 mil bolivianos pueden acceder a una pensión base de Bs 615  a los 58 años de edad, pero con la fracción solidaria esta pensión sube a Bs 640.
  • Crecimiento Con el mismo capital si la persona contribuyó por 15 años, la fracción solidaria le ayudará y podrá recibir Bs 920. Si el aporte a las AFP fue durante 20 años, la pensión se eleva a Bs 2.000 y si son 25 años la renta sube hasta  Bs 2.630. 
  • Norma Los límites solidarios fueron fijados por la Ley 065 y las personas que tenían expectativa de pensión base muy baja y que aportaron de 10 a 15 años, pueden mejorar su renta hasta un 49% gracias a la fracción solidaria. Sube  más con 20 o 25  años de aporte.
Personas fuera de una de las AFP en La Paz.
Foto: Archivo / Página Siete

Recomiendan evaluar el retiro como última opción

La  directora de Pensiones del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Patricia Mirabal, recomendó a la población pensar como una última alternativa el retiro de aportes a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) tomando en cuenta que la economía se está reactivando y de forma gradual se dinamiza  el mercado interno.

“Es importante decir a las personas que prevean el hecho de no pensar como la única alternativa para poder retirar estos aportes,  porque en un futuro cuando tenga más edad, de repente no podrán cumplir con los requisitos necesarios para una pensión solidaria de vejez”, explicó Mirabal hace poco.

Añadió que quienes retiren sus aportes tienen la posibilidad de devolverlos a las AFP y no perderán los beneficios que establece el Sistema Integral de Pensiones (SIP).

Pero aclaró que  en caso de que no repongan estos aportes, perderán el acceso a un seguro de salud y el aporte solidario que les ayuda a mejorar el nivel de rentas.

Las personas que califican para el retiro de sus aportes son los que al momento de la promulgación de la norma no perciban un salario privado o público.

Mirabal  destacó la importancia de acceder a un seguro de salud cuando una persona se jubila, tomando en cuenta que a esa edad se demandan los servicios de salud con más intensidad. “Es mejor pensar que el día de mañana vamos a llegar a una edad en la que necesitamos tener estos aportes para continuar recibiendo los beneficios que brinda la Ley  de Pensiones”, enfatizó la funcionaria en su explicación sobre la ley.

Fuente: Página Siete.

Vea También

Representantes de Conade en Cochabamba. | Los Tiempos

Conade hace 11 observaciones a la ley 1386 y exige su abrogación

El Comité de Defensa de la Democracia (Conade) denunció este jueves que la ley 1386 …