Inicio / Internacional / Científicos logran clonar un hurón de patas negras, una especie en peligro de extinción.
Una imagen de la hurón de patas negras clonada, Elizabeth Ann.
Una imagen de la hurón de patas negras clonada, Elizabeth Ann.

Científicos logran clonar un hurón de patas negras, una especie en peligro de extinción.

El animal fue clonado gracias a las células congeladas de un ejemplar salvaje que vivió hace más de 30 años. Actualmente, la hurón se encuentra compartiendo una vida normal junto a una hembra y otras crías.

“Elizabeth Ann”, una hembra de hurón de patas negras (Mustela nigripes), es el primer ejemplar clonado de una especie nativa de Norteamérica en peligro de extinción y la esperanza de científicos y conservacionistas para recuperar la especie.

Creada a partir de las células congeladas de “Willa,” un hurón de patas negras salvaje que vivió hace más de 30 años, y nacida el pasado diciembre, “Elizabeth Ann” fue presentada esta semana por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU., Revive & Restore, ViaGen Pets & Equine, San Diego Zoo Global y la Asociación de Zoológicos y Acuarios.

Todas esas entidades se unieron para lograr “la primera clonación de una especie nativa en peligro de extinción en América del Norte, que proporciona una herramienta prometedora para los esfuerzos continuos para conservar al hurón de patas negras”, dijo Noreen Walsh, directiva del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU.

Después de nacer, “Elizabeth Ann” fue entregada a una hembra del Centro de Conservación de Hurones, en Colorado, que la está criando junto a sus crías con total normalidad, según puede verse en varios vídeos colgados en las redes sociales.

El Servicio llegó a pensar que los hurones de patas negras estaban extintos hasta que un ranchero de Wyoming descubrió una pequeña población en su tierra en 1981. Esos hurones fueron capturados para comenzar un programa de cría en cautividad con el fin de recuperar la especie, que actualemente está declarada en peligro de extinción.

“La clonación puede ayudar a abordar la diversidad genética significativa y las barreras de resistencia a las enfermedades para apoyar la conservación del hábitat y el restablecimiento de poblaciones adicionales en la naturaleza”, señaló el Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

Otra imagen de Elizabeth Ann, recibiendo alimento.

La importancia de “Willa”

“Willa”, el padre y la madre de Elizabeth Ann, que fue uno de los últimos hurones salvajes capturado, no tiene descendientes vivos. El Departamento de Caza y Pesca de Wyoming tuvo la previsión de preservar sus genes y envió muestras de tejido de Willa al Zoológico Congelado de San Diego Zoo Global en 1988. 

El Zoológico Congelado, que cuenta con un banco criogénico, estableció un cultivo celular de Willa y administró las células congeladas desde entonces, lo que hizo posible la existencia de Elizabeth.

En 2018, el Servicio emitió el primer permiso de recuperación para la investigación de clonación de una especie en peligro de extinción, lo que permitió a Revive & Restore iniciar análisis genéticos y pruebas de concepto. A partir de eso, ViaGen Pets & Equine creó con éxito embriones de la línea celular congelada y los implantó en un hurón sustituto doméstico.

Un estudio genómico reveló que el genoma de “Willa” poseía tres veces más variaciones únicas que la población viva. Por lo tanto, si “Elizabeth Ann” se aparea y se reproduce con éxito, podría proporcionar una diversidad genética única a la especie.

Fuente: DW

Vea También

Peritaje internacional al caso fraude no analizó si hubo falsificación de actas electorales Ese fue uno de los aspectos que sí fueron detectados en la auditoría de la OEA. El análisis de los expertos se basó en información informática que fue proporcionado por la Fiscalía Jesus Reynaldo Alanoca Paco 30/7/2021 13:25 ESCUCHA ESTA NOTA AQUÍ “Si hubo falsificación (de actas) o en el camino o en algún sitio, eso no ha sido el objeto de nuestro trabajo”, admitió el experto español Juan Manuel Corchado, que dirigió el grupo contratado por la Fiscalía para realizar una pericia del caso fraude electoral de 2019. Ese aspecto no fue parte de la investigación, que se centró en aspectos informáticos, delimitados en base a información que proporcionó el Ministerio Público, en la que se encontró “anomalías, negligencias y errores”, pero no manipulación de los resultados del sufragio. La auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) encontró en el proceso electoral de 2019 existió alteración de actas electorales y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas. El organismo evaluó a 4.000 de las 34.000 actas de esos comicios y encontró “adulteraciones, falsificaciones y manipulaciones” que alcanzaron a 87 centros de votación. “Nosotros hemos visto que claramente que las actas, algunas actas han llegado mal pero no vamos a valorar el proceso ‘antes’, solamente evaluamos el hecho de que un acta es imposible que se lea bien”, dijo Corchado en entrevista con Red Uno. La entrevista: Explicó que la investigación que realizaron evidenció más irregularidades que la labor de la OEA, aunque reconoció que esa auditoría “también habla de la cadena de custodia, que no garantizó que el material electoral no haya sido manipulado”, pero que ellos no se “metieron a eso”. “No hemos visto en ningún caso ninguna manipulación, sí muchos errores que yo creo que son obvios y que son después de todos los informes que se han hecho, pero no una manipulación en los datos fruto de todos esos errores”, complementó. LEA TAMBIÉN PAÍS Caso fraude: responsable del peritaje admite que es la primera vez que hacen una investigación sobre un proceso electoral (VEA EL VIDEO) Corchado sostiene que su equipo encontró más irregularidades que la auditoría de la OEA. Reconoce que solo abordaron el ámbito informático y no la custodia del material usado en los comicios ​

Peritaje internacional al caso fraude no analizó si hubo falsificación de actas electorales

Ese fue uno de los aspectos que sí fueron detectados en la auditoría de la …