Inicio / Política / Caso Clavijo: Murillo duda sobre la veracidad del informe forense

Caso Clavijo: Murillo duda sobre la veracidad del informe forense

La exhumación de los restos de Jorge Clavijo, el pasado 25 de septiembre. | APG

Carmen Challapa Cabezas

La Fiscalía General del Estado informó ayer que los exámenes especializados forenses realizados a los restos exhumados el 25 de septiembre sí corresponden al expolicía Jorge Clavijo, responsable del feminicidio de la periodista Hanalí Huaycho en 2013.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que duda de la veracidad de este informe y el abogado de la familia de la víctima, Eduardo León, pidió que se investigue por qué se alteraron informes forenses de 2013.

“Tengo demasiadas dudas sobre la veracidad de ese informe. Lamento decir que no confío en el Fiscal General, ha mostrado que es una persona que no es transparente inparcial”, dijo el ministro Murillo, respecto al informe final forense sobre el caso Clavijo.

El titular del Ministerio de Gobierno puso en duda el trabajo del fiscal general del Estado, Juan Lanchipa. “Por qué el informe casualmente sale hoy (ayer); casualmente cuando yo pido que se haga la necropsia del cuerpo, el Fiscal General se suma haciendo buena letra, para que el país lo aplauda, yo también lo hice. Pero ahora resulta que la Fiscalía está retirando todos los cargos contra los masistas, denuncias que tienen pruebas”, dijo Murillo en una entrevista con Los Tiempos.

El 1 de octubre, el abogado de la familia de Hanalí Huaycho, Eduardo León, advirtió sobre una posible manipulación de pruebas. “Existe mucha molestia. Sí se están cumpliendo los procedimientos, pero no existe un trato digno a la familia de Hanalí. La Fiscalía tomó pruebas al hijo de Clavijo, pero también a la hermana del expolicía, poniendo en duda la paternidad”, dijo entonces.

Murillo dijo que pidieron la necropsia del cuerpo porque existía un vacío en el caso. “Actuamos porque creíamos que era importante, hemos querido mucho a la prensa, sin los periodistas no hay democracia”, dijo.

La autoridad de Gobierno señaló que será prácticamente imposible trabajar en otro informe forense.

“Yo creo que hay que tener fe. Personalmente, voy a mover algunas teclas por ahí, a ver si logro conseguir la verdad, esa verdad que tanta falta le hace al país; necesitamos reconciliarnos”, expresó.

El 25 de septiembre, los restos óseos de Jorge Clavijo fueron exhumados en el Cementerio Celestial de la ciudad de La Paz.

El pasado 9 de septiembre, Murillo solicitó a la Fiscalía la exhumación del cadáver porque “tenemos serias dudas de que el señor Clavijo esté muerto”, ya que el informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) puso en duda que se trate de él.

En 2013, Clavijo fue acusado de asesinar a Hanalí. Pese a las observaciones de los familiares de la víctima, que desconfiaban de los análisis de ADN realizados, la Fiscalía en ese entonces cerró el caso al sostener que el cuerpo hallado en los Yungas era del uniformado.

Clavijo era parte de un equipo de élite de la Policía que actuó en la intervención al hotel las Américas, en Santa Cruz el año 2009, para desintegrar un presunto grupo terrorista. Se denunció que Clavijo mató a Hanalí porque accedió a información sobre este caso.

Fiscalía dice que restos pertenecen a Clavijo

“Podemos concluir de forma inobjetable y con certeza técnica a través de la genética que los restos cadavéricos exhumados pertenecen al señor Jorge Clavijo”, detalla una de las conclusiones del informe final sobre las pericias realizadas por la Fiscalía.

El director del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores, explicó que se hicieron pruebas genéticas con muestras del cadáver, del hijo, el padre y la hermana. Además, se realizaron pericias en la dentadura, los dedos y el cráneo.

El IDIF conformó un equipo multidisciplinario de 12 peritos, entre los que están tanatólogos, antropólogos, genetistas, criminalistas, imagenólogos y un profesional invitado de odontología forense.

La exhumación del cadáver ocurrió el 25 de septiembre, a raíz de una acción del Ministerio de Gobierno ante varias versiones de hace años en sentido de que el mencionado teniente Clavijo estaría vivo y residiendo en otro país con identificación y rostro cambiado.

Flores explicó que las conclusiones del trabajo especializado determinaron mediante criminalística huellografía y otros, que establecieron la identificación positiva entre la necrodactilia del dedo pulgar derecho, obtenida de la mano derecha del cadáver y el dactilograma del dedo pulgar derecho cursante en la tarjeta prontuario en custodia del Servicio General de Identificación Personal (Segip), que concluyó que las mismas pertenecen a la identidad física de Clavijo.

“A través de Genética Forense, se llegó a los siguientes resultados: los restos cadavéricos de Clavijo determinan como padre biológico del menor C. L. C. H. (hijo de Hanalí Huaycho); los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea paterna”, señala el reporte.

La Fiscalía General del Estado informó ayer que los exámenes especializados forenses realizados a los restos exhumados el 25 de septiembre sí corresponden al expolicía Jorge Clavijo, responsable del feminicidio de la periodista Hanalí Huaycho en 2013.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que duda de la veracidad de este informe y el abogado de la familia de la víctima, Eduardo León, pidió que se investigue por qué se alteraron informes forenses de 2013.

“Tengo demasiadas dudas sobre la veracidad de ese informe. Lamento decir que no confío en el Fiscal General, ha mostrado que es una persona que no es transparente inparcial”, dijo el ministro Murillo, respecto al informe final forense sobre el caso Clavijo.

El titular del Ministerio de Gobierno puso en duda el trabajo del fiscal general del Estado, Juan Lanchipa. “Por qué el informe casualmente sale hoy (ayer); casualmente cuando yo pido que se haga la necropsia del cuerpo, el Fiscal General se suma haciendo buena letra, para que el país lo aplauda, yo también lo hice. Pero ahora resulta que la Fiscalía está retirando todos los cargos contra los masistas, denuncias que tienen pruebas”, dijo Murillo en una entrevista con Los Tiempos.

El 1 de octubre, el abogado de la familia de Hanalí Huaycho, Eduardo León, advirtió sobre una posible manipulación de pruebas. “Existe mucha molestia. Sí se están cumpliendo los procedimientos, pero no existe un trato digno a la familia de Hanalí. La Fiscalía tomó pruebas al hijo de Clavijo, pero también a la hermana del expolicía, poniendo en duda la paternidad”, dijo entonces.

Murillo dijo que pidieron la necropsia del cuerpo porque existía un vacío en el caso. “Actuamos porque creíamos que era importante, hemos querido mucho a la prensa, sin los periodistas no hay democracia”, dijo.

La autoridad de Gobierno señaló que será prácticamente imposible trabajar en otro informe forense.

“Yo creo que hay que tener fe. Personalmente, voy a mover algunas teclas por ahí, a ver si logro conseguir la verdad, esa verdad que tanta falta le hace al país; necesitamos reconciliarnos”, expresó.

El 25 de septiembre, los restos óseos de Jorge Clavijo fueron exhumados en el Cementerio Celestial de la ciudad de La Paz.

El pasado 9 de septiembre, Murillo solicitó a la Fiscalía la exhumación del cadáver porque “tenemos serias dudas de que el señor Clavijo esté muerto”, ya que el informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) puso en duda que se trate de él.

En 2013, Clavijo fue acusado de asesinar a Hanalí. Pese a las observaciones de los familiares de la víctima, que desconfiaban de los análisis de ADN realizados, la Fiscalía en ese entonces cerró el caso al sostener que el cuerpo hallado en los Yungas era del uniformado.

Clavijo era parte de un equipo de élite de la Policía que actuó en la intervención al hotel las Américas, en Santa Cruz el año 2009, para desintegrar un presunto grupo terrorista. Se denunció que Clavijo mató a Hanalí porque accedió a información sobre este caso.

Fiscalía dice que restos pertenecen a Clavijo

“Podemos concluir de forma inobjetable y con certeza técnica a través de la genética que los restos cadavéricos exhumados pertenecen al señor Jorge Clavijo”, detalla una de las conclusiones del informe final sobre las pericias realizadas por la Fiscalía.

El director del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores, explicó que se hicieron pruebas genéticas con muestras del cadáver, del hijo, el padre y la hermana. Además, se realizaron pericias en la dentadura, los dedos y el cráneo.

El IDIF conformó un equipo multidisciplinario de 12 peritos, entre los que están tanatólogos, antropólogos, genetistas, criminalistas, imagenólogos y un profesional invitado de odontología forense.

La exhumación del cadáver ocurrió el 25 de septiembre, a raíz de una acción del Ministerio de Gobierno ante varias versiones de hace años en sentido de que el mencionado teniente Clavijo estaría vivo y residiendo en otro país con identificación y rostro cambiado.

Flores explicó que las conclusiones del trabajo especializado determinaron mediante criminalística huellografía y otros, que establecieron la identificación positiva entre la necrodactilia del dedo pulgar derecho, obtenida de la mano derecha del cadáver y el dactilograma del dedo pulgar derecho cursante en la tarjeta prontuario en custodia del Servicio General de Identificación Personal (Segip), que concluyó que las mismas pertenecen a la identidad física de Clavijo.

“A través de Genética Forense, se llegó a los siguientes resultados: los restos cadavéricos de Clavijo determinan como padre biológico del menor C. L. C. H. (hijo de Hanalí Huaycho); los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea paterna”, señala el reporte.

Fuente : Los Tiempos

Vea También

Waldo Albarracín irá a la Alcaldía de La Paz por una alianza entre CC, UN y Sol.bo.

La oposición se vuelve a dispersar en La Paz. Mientras el MAS libra una lucha …