Inicio / Mascotas / En tiempos de coronavirus, ¿cuidamos la alimentación de nuestras mascotas?

En tiempos de coronavirus, ¿cuidamos la alimentación de nuestras mascotas?

En la entrega anterior hablábamos de los pros y contras de la alimentación húmeda y esta vez le toca el turno a los piensos o comida en seco

En estos tiempos que nos ha tocado vivir los que tenemos la alegría de contar con una mascota en casa contamos con una válvula de escape. Compartimos con ellos estos días de encierro e incluso sacarlos a pasear supone todo un desahogo no solo para ellos; sino también para nosotros. Durante esta situación de semiencierro, no hay que olvidar que no solo hay que cuidar su estado de ánimo; sino también su salud y por ello su alimentación. Eso es lo que nos recalca Noelia Suárez de www.nutritienda.com. Ella asegura que «la elección de un único tipo de comida no es lo más correcto, así que salvo indicaciones del veterinario o necesidades concretas, se recomienda la combinación de alimentos secos y húmedos para de esta manera conseguir que nuestro perro tenga una alimentación equilibrada». Hay que tener en cuenta que lo más importante es supervisar las proporciones de energía y nutrientes para que no excedan las necesidades de nuestro fiel compañero, algo que muy probablemente haya cambiado por la situación actual.

Partiendo de la base de que no todos los animales son iguales, lo ideal en un ejemplar adulto es que su alimentación contenga aproximadamente un 70 por ciento de carne y un 30 por ciento de verduras. No hay que olvidar las grasas y aceites esenciales; así como evitar los productos con exceso de cereales, potenciadores del sabor, conservantes y edulcorantes. Siempre en el momento que un perro entra en casa es muy recomendable -al margen de vacunas y otros trámites sanitarios y administrativos- consultar con el que va a ser nuestro veterinario de cabecera cual es el tipo de alimentación más adecuada. En la actualidad existe en el mercado una amplia variedad de propuestas para todos los gustos.

A la hora de elegir nuestro consejo es informarse bien consultando con el veterinario cuál es el tipo de alimentación más adecuada para cada mascota. El veterinario para ello tendrá en cuenta el sexo, edad, tamaño, peso y estilo de vida. Como decimos, no todo tipo de alimentación vale para todos. La semana pasada hablábamos de los pros y contras de la alimentación húmeda y hoy le toca el turno a los piensos o comida en seco.

Pros y contras de la comida seca

Los piensos suelen presentar una composición más equilibrada. Además, ayudan a mantener la dentadura del animal limpia y libre de sarro. Hay gran cantidad de variedades de piensos secos para cubrir las necesidades de todo tipo de perros. De hecho, hay específicos para razas grandes, pequeñas, medianas, para perros castrados, perros activos o, incluso, algunos indicados para los que realizan poco ejercicio. Además, la relación calidad/precio es mucho mejor que la que hay en otros alimentos.

Entre los beneficios está:

1. Es más fácil de almacenar y dura más tiempo

Ya hemos comentado que la proporción de agua en la comida húmeda es superior, concretamente, en este tipo de comida, supone entre el 60-84 % del alimento mientras que, en la alimentación seca, la proporción está entre el 3 % y el 12 %. Esta disparidad influye en la duración del producto y hace que el pienso se conserve en óptimas condiciones durante mucho más tiempo.

2. Es más rentable

Este tipo de alimentación es más rentable que la húmeda ya que viene más cantidad a menor coste. Pero no solo es la opción más económica, también es la más respetuosa con el medio ambiente (a rasgos generales) ya que implica el uso de menos envases. No obstante, cada vez más fabricantes son conscientes de las opciones disponibles para mejorar su impacto medioambiental.

3. Engorda menos

Debido a su bajo contenido de calorías y carbohidratos, este tipo de alimento resulta el más adecuado si se necesita controlar el peso de la mascota.

4. Buena para su dentadura

El formato del alimento seco tiene un efecto mecánico sobre los dientes ayudando a eliminar restos de comida. Muy beneficioso para mantener la dentadura del perro limpia previniendo la formación de sarro y placa bacteriana.

5. No son necesarias grandes raciones

No hace falta gran cantidad de pienso para que la mascota obtenga toda la energía que necesita. La comida seca incorpora carnes y otras partes animales deshidratadas y desengrasadas que suponen una fuente de proteína concentrada muy rica en nutrientes. Esto implica que una pequeña porción de pienso aporte al perro abundante energía mientras que para mantener ese nivel energético con la comida húmeda se necesitaría el doble o triple de alimento (dependiendo de la composición).

6. Ensucia menos

El pienso no deja manchas, ni siquiera cuando al perro se le cae del cuenco. Los restos que este tipo de alimentación deja se pueden limpiar fácilmente y su olor es menos intenso.

Pero como sucede con la húmeda, la alimentación seca también tiene sus contras:

1. Ojo con la hidratación

Si el perro no consume mucha agua y su dieta se basa solo en comida seca, puede desarrollar algunos problemas de salud.

2. Calidad

Se debe tener en consideración la calidad del pienso o comida seca y los componentes para poder asegurar una adecuada alimentación de la mascota ya que es muy habitual encontrarse con piensos que no tienen los nutrientes necesarios para el can. Por ello, mejor los piensos naturales tan de moda en la actualidad

Fuente: ABC

Vea También

Cochabamba Acuerdo pone fin a bloqueo al botadero de K’ara K’ara

Tras nueve horas de diálogo, la madrugada de este sábado autoridades y los “autoconvocados” de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *