Inicio / Slider / Juez que liberó a acusada de sedición ve presión sicológica y dice que las salas penales definan si se equivocó o no

Juez que liberó a acusada de sedición ve presión sicológica y dice que las salas penales definan si se equivocó o no

Dijo que no fue presionado en ningún momento, pero se acogió al derecho al silencio. El Gobierno lo acusó de permitir la salida de prisión de una colaboradora de Quintana acusada de terrorismo y sedición, sin acatar tres circulares del TSJ

El juez Huacani fue detenido el viernes pasado. APG Noticias
El juez Huacani fue detenido el viernes pasado. APG noticias

El juez Hugo Huacani Chambi, quien fue detenido el viernes tras cambiar la medida cautelar y otorgar detención domiciliaria a una extrabajadora del hogar del exministro Juan Ramón Quintana acusada de complicidad en terrorismo y sedición, realizó su declaración en presencia de su abogado y aunque se acogió al derecho al silencio, no hizo notar en el acta anomalía alguna y señaló que no fue presionado.

Huacani fue detenido el viernes poco antes de iniciar la audiencia cautelar contra el exministro de Salud, Marcelo Navajas, y otros implicados en el caso de presunta compra con sobreprecio de 170 respiradores españoles.

Huacani Chambi, en un breve contacto con este medio, cuando se le preguntó si  hubo “mano negra” del Gobierno al detenerlo el viernes pasado, manifestó que “no sé si hubo o no, tampoco para determinar quién es el que ha motivado todo esto. Pero me detuvieron a las 16:00 y la denuncia apareció después, a las 19:00”.

Añadió, sin embargo, que la denuncia la realizaron “dos abogados del Ministerio de Gobierno, y en el acta de declaración está descrito por qué me denuncian”.

El documento, al que tuvo acceso este medio, señala que la detención se hizo en atención al acta de intervención policial preventiva del 22 de mayo de este año, elaborada por un oficial del DACI (el teniente coronel Juan José Millán Estrada), quien señaló que habría tomado contacto con los abogados del Ministerio de Gobierno, Édgar Osman Uchani Mamani y Víctor Hugo Callisaya Quisberth. Fueron estos abogados quienes manifestaron que el juez Hugo Huacani Chambi, “en horas de la mañana del día de hoy (viernes) habría emitido resoluciones contrarias a la CPE y a las leyes, así como incumplimiento de deberes”.

Como antecedente, el documento advierte que el 12 de febrero de 2020 se llevó adelante la apelación en la Sala Segunda de La Paz, contra la determinación de la “medida extrema de detención preventiva de Edith Chávez Arauca por el lapso de tres meses. Mas el día de hoy (sic) en horas de la mañana se llevó a cabo la audiencia de cesación a la detención preventiva presentada por la imputada”, la cual concluyó a las 12:00 aproximadamente, y en la que “el juez Hugo Huacani dispuso en su parte resolutiva la cesación de la detención preventiva, otorgándole detención domiciliaria sin custodio mediante Resolución 160/2020, sin fundamentar su determinación, basándose únicamente en el transcurso del tiempo de tres meses señalado en la resolución Auto de vista 94/2020”.

El documento de la declaración está firmado por Huacani, como declarante, el investigador policial, la fiscal de materia, Esmeralda Toledo y el abogado defensor del juez, Raúl Fernando Ferreira.

En su declaración Huacani respondió con un “sí”, cuando le preguntaron si entendía cuáles eran los hechos que se investigaban, si es que entendió los derechos y garantías constitucionales como procesales que le asisten para su declaración, y si tuvo acceso al cuaderno de investigaciones junto a su abogado.

Luego, el interrogatorio continuó: “¿habiendo cumplido con las formalidades legales de la advertencia del hecho, su protección jurídica y procesal, va a prestar declaración en forma voluntaria, ¿en presencia de su abogado o va a acogerse al derecho constitucional del silencio? El juez respondió: “No, me acojo al derecho de guardar silencio”.

Le preguntaron si es que tiene algo más que manifestar, respondió que no. Le pidieron que diga si para prestar la declaración informativa fue objeto de presión psicológica o fue físicamente obligado a declarar, y la respuesta una vez más fue que “no”.

Pero Huacani, en su conversación con EL DEBER, manifestó que fue una resolución judicial que “nosotros emitimos por la mañana. Si ellos mismos dicen que apelaron. En derecho, si yo no tengo razón o tomé mal la decisión, ellos debieran recurrir al tribunal superior, que sean las salas penales que definan si me equivoqué o no”.

Fuentes de la indagación señalaron que se emitieron tres circulares, la 04, 06 y 011 del Tribunal Supremo de Justicia en la que establece qué audiencias se pueden efectuar en la cuarentena. Establecen tres grupos de riesgo. La fuente señaló que ninguno de ellos le correspondía la asistente de Quintana, así que la audiencia se realizó de forma anómala.

Los abogados del Ministerio de Gobierno observaron todo eso, y presentaron inmediatamente la denuncia en la Felcc. Ese fue el motivo por el que por la tarde fue aprehendido el magistrado. La Policía ubicó al juez a las 16:15 y lo aprehendió. El oficial que intervino realizó una acción directa y en el plazo respectivo puso el caso en conocimiento de la fiscal de turnoque tomó las declaraciones del sindicado, como de los denunciantes, que fueron los dos abogados del Ministerio de Gobierno, dijo la fuente e hizo notar que le dieron a conocer al juez los motivos por los cuales fue detenido, él los aceptó, se acogió al derecho al silencio, no hizo notar anomalía alguna y firmó con su abogado.

Huacani replicó que “ellos debieron buscar los mecanismos legales y no presumir que mis acciones fueron ilegales. Nosotros remitimos esa resolución a las salas penales para que revisen. Las circulares no pueden ir contra una ley, un policía no puede ordenar a un general, es lo mismo. Tiene que respetarse la jerarquía normativa y eso no comprenden”.

Se le preguntó si consideraba que su detención fue ilegal, y respondió que “obviamente si no hay denuncia, no hay mandamiento de aprehensión, obviamente hay una persecución indebida. Por eso es que el juez de garantías dispuso mi libertad. Nadie puede ser detenido sin mandamiento, sin denuncia sin nada”.

“¿El Ministro de Gobierno ordenó su aprehensión?”, se le preguntó. “No sé, quien firma el mandamiento de aprehensión es un tal Millán Estrada (Juan José, teniente coronel). Entonces, no quiero hacer conjeturas, se verá más adelante”, y luego se excusó de seguir hablando porque debía entrar a una audiencia.

Fuente: eldeber.bo

Vea También

el-covid-19-aún-sigue-presente-en-la-población-boliviana

Bolivia registra 114 nuevos casos de Covid-19 y acumula 144.390 pacientes confirmados.

Se reportaron seis decesos por coronavirus en todo el país. Santa Cruz tuvo tres. Fuente: …