Inicio / Salud / Tras una neumonía, ¿qué secuelas se pueden presentar?

Tras una neumonía, ¿qué secuelas se pueden presentar?

La neumonía es la primera causa de muerte en los hospitales de los ecuatorianos en los últimos años, de acuerdo a las cifras oficiales. Desde el 2013 se registra un promedio anual de 3570 decesos debido a esa enfermedad respiratoria ya sea en hospitales como en otros lugares como la vivienda.

Esta es una infección que se produce en el tejido pulmonar y que puede ser causada por virus, bacterias u hongos, explica la neumóloga Mireya Rodas.

“Una neumonía bacteriana se caracteriza porque se produce mucha más secreción de la que nosotros producimos todos los días y los alvéolos se llenan de secreciones, en el caso del COVID-19, que es una neumonía viral, no se produce esa secreción abundante sino que más bien se produce una afectación del tejido que rodea estos alvéolos y por lo tanto se afecta una membrana muy fina (tiene la función que el oxígeno pase de los alvéolos a la sangre) que se llama alvéolo capilar”, indica Rodas.

Cuando esta membrana es afectada se puede llegar a disminuir la capacidad para oxigenar todo el cuerpo.

Al tener un cuadro infeccioso, señala la especialista, se deben tener varios factores como la cantidad de gérmenes que lleguen al pulmón y el tipo de paciente (sea este con una enfermedad preexistente o fumadores). Dependiendo de la severidad de la neumonía esta es tratada en un hospital o en el domicilio.

“La neumonía va a dejar daños permanentes en la medida que el pulmón haya sido muy agredido, en relación a cantidad de virus que haya lesionado mi pulmón, y de acuerdo al pulmón que haya tenido antes de la infección. Si yo tenía un pulmón en algo lesionado, inflamado o afectado es probable que deje secuelas y esas son las que tengo que evaluar después”, precisa.

Para evaluar las secuelas se debe dejar pasar de uno a dos meses y a través de varios estudios como la tomografía o radiografía y la capacidad pulmonar se determina cómo está la situación con el paciente. Mientras tanto se pueden realizar ejercicios respiratorios para mejorar la capacidad de los pulmones y la oxigenación.

Señala que una de las complicaciones que se suelen ver con las infecciones virales es que estas debilitan otros sistemas como el inmunológico y pueden permitir el desarrollo de una bacteria para que desarrolle otra infección. “Eso si yo no lo detecto y si yo lo dejo pasar puede llegar a una sepsis, a un absceso”.

Rodas indica que una neumonía bacteriana empieza con tos, molestias, expectoración amarillenta, se puede llegar a un dolor torácico, fiebre. En cambio, en un cuadro viral se puede presentar al comienzo con una fiebre de inicio súbito y tos.

“Lo que más causa daño es la automedicación… Lo otro que yo puedo hacer para no cuidarme y complicarme solo, primero es no cumplir las indicaciones del médico y segundo si esta enfermedad generó mucho estrés y me lo saco fumando pues estoy inflamando más el pulmón y por lo tanto se puede llegar a complicar más”, expresa.

La neumonía es una manifestación del COVID-19.

La especialista añade que todo lo que se haga a favor como la buena alimentación, horas de sueño, ejercicio se van a tener más herramientas para enfrentar las infecciones y se tendrá menos secuelas en el cuerpo. (I)

Fuente: El Universo.

Vea También

Arrestan a tres jóvenes por filmar un ‘Tik Tok’ en una patrulla policial.

Una broma les costó caro. Tres jóvenes, que atendían en un lavadero de autos en …