Inicio / Farándula / Televisión: atrévase a pensar con la saga de ‘Merlí’

Televisión: atrévase a pensar con la saga de ‘Merlí’

En tiempos de coronavirus nos toca adaptarnos a todos. Los cines están cerrados, pero la oferta audiovisual, gracias a los diferentes servicios de streaming es inmensa. Así que para esta columna de hoy, nos apartaremos un poco del mundo cinematográfico para darle cabida a una serie producida por Movistar+, cuyos ocho capítulos están disponibles en Movistar Play: Merlí, Sapere Aude. Esta serie es un spin off de la popular serie de de Netflix, Merlí. Aunque puede ser vista sin haber seguido la producción original, vamos a poner un poco de contexto.

Merlí es un profesor de filosofía que llega a un colegio secundario de Barcelona a revolucionar a los alumnos con una propuesta tan básica, que muchas veces es pasada por alto: enseñar a pensar. Rápidamente, Merlí descubre en Pol Rubio (Carlos Cuevas), el chico problema y estudiante mediocre, su mejor discípulo y reto personal”.

Merlí es un profesor de filosofía que llega a un colegio secundario de Barcelona a revolucionar a los alumnos con una propuesta tan básica, que muchas veces es pasada por alto: enseñar a pensar. Rápidamente, Merlí descubre en Pol Rubio (Carlos Cuevas), el chico problema y estudiante mediocre, su mejor discípulo y reto personal. La serie de tres temporadas nos involucra además en las vidas de los estudiantes, sus amores, relaciones y una libertad sexual poco vista en otras series con protagonistas adolescentes. Al final, los alumnos se gradúan y deben enfrentar un nuevo reto, la vida universitaria.

Es justamente ahí donde arranca Merlí: Sapere Aude, con el inicio de la vida universitaria de Pol Rubio.
De los alumnos conocidos, solo se mantiene Bruno (David Solans), hijo de Merlí e interés romántico de Pol, aunque su relación no va por buen camino en esta nueva etapa de su vida. Pol empieza a estudiar Filosofía en la Universidad de Barcelona y ahí conoce a un nuevo grupo de amigos y profesores, muy diferentes a los que tenía en el colegio.

Esta nueva entrega en lo que podríamos llamar la saga de Merlí, es mucho más real que su serie origen. Los personajes están mejor construidos, el ambiente universitario se siente vivo en cada capítulo, la misma ciudad de Barcelona se convierte en más protagonista con escenas desarrolladas en su playa y el Barrio Gótico”.

Esta nueva entrega en lo que podríamos llamar la saga de Merlí, es mucho más real que su serie origen. Los personajes están mejor construidos, el ambiente universitario se siente vivo en cada capítulo, la misma ciudad de Barcelona se convierte en más protagonista con escenas desarrolladas en su playa y el Barrio Gótico. Hay más presupuesto y se nota. Pero más importante aún, ese presupuesto ha sido utilizado con inteligencia, lo que se ve reflejado en una serie más redonda que la original.
Pol, en esta ocasión, debe enfrentarse a su profesora de Ética, María Bolaño (María Pujalte), quien tiene fama de ser la profesora más dura de toda la carrera. Pero a diferencia de Merlí, aquí no hay ninguna relación paternalista, ni nada que se le parezca. Pol debe convencer a su profesora de que es un digno estudiante, a través de su esfuerzo. Pero toda esta dureza de María Bolaño no es más que una coraza con la que disfraza su alcoholismo, una relación destruida con su pareja y la presión que le ha significado criar una hija con síndrome de Down, aunque esta es bastante autosuficiente.
El sapere aude es una expresión latina que puede traducirse más o menos como ‘atrévete a pensar’ o ‘atrévete a saber’. Y está ahí por una muy buena razón, ya que ese es el espíritu del programa. Es una serie que entretiene, pero también invita a pensar, a cuestionarse cosas, a reflexionar. Porque las series con protagonistas jóvenes también pueden ser inteligentes. (O)

Fuente: El Universo.

Vea También

Áñez declina su candidatura y pide unidad para vencer al MAS

La presidenta Jeanine Áñez anuncia su declinación a la candidatura, junto a sus aliados. | …