Inicio / Slider / Estudio: Si Bolivia cumple 70 días de cuarentena no presentaría más casos de Covid-19

Estudio: Si Bolivia cumple 70 días de cuarentena no presentaría más casos de Covid-19

Militares controlan el cumplimiento de la cuarentena en Cochabamba. | Los Tiempos

Wilson Aguilar

Ante la inexistencia de medicamentos específicos y vacunas para tratar el coronavirus (Covid-19), la medida más eficaz para controlar la expansión de este mal es la cuarentena, pero ¿cuál es el tiempo prudente?

De acuerdo con un estudio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), desarrollado por el Comité Operativo de Emergencias de la Facultad de Medicina y otros, un período óptimo sería de 70 días y luego ya no se detectarían más casos infecciosos.

Cabe señalar que la palabra cuarentena se emplea de manera genérica, pero no quiere decir que equivalga a 40 días, toda vez que, ante la sospecha de contacto con personas infectadas y la ausencia de síntomas, se requiere de un aislamiento de dos semanas, 14 días, un período que garantiza un mínimo riesgo de contagio.

El estudio detalla diferentes escenarios de la pandemia: sin medidas de distanciamiento social, medidas de distanciamiento leves, medidas de distanciamiento social moderado y medidas de distanciamiento social severa, cuarentena.

Bolivia, actualmente, se encuentra en un distanciamiento social severo, cuarentena, determinación que tomó el Ejecutivo para controlar la expansión del coronavirus. Se vio obligado a llegar a este nivel de drasticidad debido a que las medidas anteriores no fueron acatadas por una mayoría de los ciudadanos.

En ese entendido, el estudio de la UMSA sobre Situación y Proyecciones Covid-19 en este escenario establece que a los 70 días de cuarentena ya no se presentarían casos de contagio de coronavirus.

“En el escenario 4 (cuarentena), se consideran medidas de distanciamiento social severa, cuarentena (R0 de transmisibilidad de 0,65), caso en el que se requerirían cinco camas a los 30 días, y a los 70 días, cuando ya no se detectarían casos infecciosos, se requerirá una cama”, refiere el estudio de la UMSA.

En el documento se considera que, una vez que se levante la medida extrema, toda la población queda susceptible, y que un posible reingreso de casos del extranjero ocasionaría un nuevo brote, y requeriría otra intervención severa de más de dos meses.

“Por ello, la vigilancia de las personas que llegan al país requerirá de un nivel de rigurosidad y control alto”, indica.

¿Para qué utilizar la cuarentena?

Si bien el distanciamiento social masivo es una herramienta efectiva para disminuir el número de casos, pero de bajo costo-efectividad a largo plazo, “el tiempo de cuarentena es el tiempo propicio para reforzar nuestro sistema de salud en todos los niveles, involucrando a todo el personal de salud”.

“Una vez que se haya organizado el sistema de salud, haya personal capacitado e infraestructura en salud instalada para recibir a los nuevos casos, debemos volver a las medidas epidemiológicas convencionales: identificación de personas infectadas y contactos, pruebas diagnósticas”, refiere el estudio.

Asimismo, menciona que ante experiencia en epidemias previas se conoció los efectos psicológicos de la cuarentena, tales como ansiedad, depresión, síntomas de estrés postraumático, ira, irritabilidad, entre otros, pudiéndose observar consecuencias hasta tres años después. Son necesarias medidas dirigidas a cuidar la salud mental de la población durante la cuarentena y después de ella.

“Poner fin a la cuarentena no implica volver a la normalidad. Se debe trazar un plan estratégico para ir relajando las medidas con el tiempo, inicialmente el distanciamiento social debe continuar, se deben planear estrategias para reabrir centros de enseñanza tomando las medidas necesarias, se debe promover el trabajo a distancia, mantener cancelados los eventos masivos y reforzar la profilaxis individual”, especifica el documento de investigación.

El estudio o reporte se realizó con datos obtenidos hasta las 20:30 del 26 de marzo, e indica que “la evidencia en base a información actualizada de proyecciones epidemiológicas deberán guiar las decisiones de cuánto distanciamiento social necesitamos, y mantener los niveles de transmisión dentro de la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud”.

Fuente: Los Tiempos.

Vea También

Medellín y Barranquilla postuladas para acoger finales de Sudamericana y Libertadores de 2023

La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) anunció este lunes que postuló a los estadios Atanasio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *