Inicio / Salud / Número de muertos e infectados por coronavirus se reduce en China, pero la epidemia se extiende por el mundo

Número de muertos e infectados por coronavirus se reduce en China, pero la epidemia se extiende por el mundo

Más de 1000 infactados en Corea del Sur, nuevos muertos en Irán, aumento de contagios en Europa debido al brote surgido en Italia y un posible primer caso en Brasil. La epidemia del nuevo coronavirus se extiende, pese a las medidas mundiales de prevención.

Cuatro países europeos, Austria, Suiza, Grecia y Croacia, han registrado sus primeros casos del nuevo coronavirus desde el martes. Además, este miércoles ha fallecido en París el primer francés debido a la COVID-19.

Paralelamente, las cifras mejoran en China, corazón de la epidemia. El miércoles, las autoridades comunicaron que 52 personas habían muerto en las últimas 24 horas, frente a las 71 del martes. Es la cifra más baja desde hace tres semanas.

Además, el número de contagios también disminuyó: 406 nuevos casos frente a los 508 del martes.

Fuera de China, la enfermedad COVID-19 afecta ya a unos 40 países. En total, fuera de China ha habido 40 muertos y unos 2.700 casos confirmados de contagio.

En Brasil, el gobierno investiga un posible caso en Sao Paulo, que, de confirmarse, sería el primero en América Latina. Se trata de un brasileño de 61 años que viajó recientemente a Italia, país europeo más afectado por la epidemia.

El ministerio de Salud brasileño explicó que se han realizado los primeros exámenes preliminares y se espera el resultado de una segunda prueba para confirmar el diagnóstico.

En Italia, foco europeo de la epidemia, hay ya 300 personas contagiadas, la mayoría en el norte, y han muerto 11 personas.

El martes en Roma, los Estados vecinos se comprometieron a mantener abiertas sus fronteras, aunque varios gobiernos desaconsejan los viajes al país.

La inmensa mayoría de los casos registrados en las últimas horas en diversos países europeos tienen relación con el foco italiano.

En España, un hotel en la isla canaria de Tenerife, sigue en cuarentena, después de que dos huéspedes italianos dieran positivo al nuevo coronavirus en un primer análisis.

Las autoridades esperan el resultado de un segundo examen para decidir si mantienen o no el confinamiento de los más de 700 huéspedes.

En total, en España ocho personas han dado positivo al nuevo coronavirus en los primeros exámenes médicos practicados y se esperan los resultados de una segunda prueba para confirmar el diagnóstico.

Desde el deporte hasta las finanzas

En Austria, se registraron dos casos en un hotel en Innsbruck, en el corazón de los Alpes, donde se alojaron dos turistas de Milán.

En Croacia, un joven que viajó a Milán y su hermano dieron positivo al nuevo coronarivus. En Suiza y Grecia, los primeros casos afectan también a ciudadanos que acaban de regresar del norte de Italia.

En África, un italiano que llegó a Argelia el 17 de febrero se ha convertido en el segundo caso confirmado en el continente.

La epidemia ha obligado a anular una infinidad de acontecimientos deportivos y culturales, se empiezan a sentir los efectos negativos en la economía y los mercados financieros acumulan sus pérdidas.

China anunció este miércoles un plan de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, asfixiadas por el impacto funesto de la epidemia e instó a los bancos a conceder préstamos con tasas bajas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó clara su preocupación ante el curso que sigue la epidemia.

El mundo, para decirlo claramente, “no está preparado” para hacerle frente, dijo el martes Bruce Aylward, experto que dirige la misión conjunta OMS/China y regresaba de Pekín. “Se debe estar preparados para gestionar esto a una gran escala y se debe hacer rápidamente”, avisó.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió de los riesgos de una “pandemia”, es decir, de una epidemia de magnitud internacional.

La Organización muestra especial preocupación por los países pobres, mal equipados para prevenir, diagnosticar y tratar el nuevo virus.

Apagar la televisión y abrir la Biblia

En Corea del Sur, donde el número de contagiados es altísimo y la situación “muy grave”, según el presidente Moon Jae-in, el número de infectados es de 1146 casos, según el último balance divulgado el miércoles, lo cual le convierte en el segundo foco de infección en el mundo después de China.

Entre los contagiados hay un soldado estadounidense. Washington tiene desplegados 28 500 militares en el país, donde ya hay 12 muertos.

La mayoría de los casos confirmados están vinculados a una secta cristiana en la que una persona habría contaminado a varios centenares de fieles. En total, más de 200.000 miembros de esta secta están siendo sometidos a pruebas.

En Irán, cuatro personas más han muerto en Irán debido al nuevo coronavirus y el número de víctimas llega a 19, según el ministerio de Salud, que informó también de 44 nuevos contagios confirmados en las últimas 24 horas, lo que sitúa el número de infectados en 139.

Dentro de la gran tensión que preside las relaciones entre Washington y Teherán, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, exigió que Teherán diga “la verdad” sobre la epidemia.

“No deberíamos dejar a Estados Unidos añadir un virus, llamado pánico extremo (…) al coronavirus”, respondió el presidente iraní, Hasan Rohani.

En Roma, el papa Francisco mostró su solidaridad con las personas contagiadas e instó a minimizar los rumores y el miedo. Para ello, aconsejó “apagar la televisión y abrir la Biblia”. (I)

Fuente: El Universo.

Vea También

Acuerdo nacional: partidos frente al reto de unirse ante la crisis

Juntos y Comunidad Ciudadana coinciden en que la emergencia requiere acciones conjuntas, pero no confían …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *