Inicio / Economía / A septiembre, YPFB registra pérdidas de $us 443 millones

A septiembre, YPFB registra pérdidas de $us 443 millones

La nueva administración de la petrolera informó que el saldo negativo se debe a “ajustes” en las utilidades que no llevó a cabo el gobierno de Evo Morales.

Lidia Mamani / La Paz

A septiembre de 2019, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) registró pérdidas por 443,8 millones de dólares en sus utilidades, según el Estado de Resultados preliminares de la empresa. Expertos anticipan que las cifras negativas no se revertirán al contar el cierre de la gestión.

De acuerdo con la exposición del presidente de YPFB, Herland Soliz, el saldo total al 30 de septiembre de 2019 alcanzó  229,3 millones de dólares (1.596,1  millones de bolivianos), pero con los ajustes aplicados se reportó un saldo negativo de 443,8 millones de dólares (3.088 millones de bolivianos, gráfico).

  De confirmarse las pérdidas, será el primer año que se registre una gestión con pérdidas, ya que en 2018, aunque por poco, el saldo positivo sumó 52 millones de dólares; mientras que en anteriores gestiones los montos incluso llegaron a 1.374 millones de dólares, como en 2013.

“Los estados de resultados muestran todo lo que ocurrió hasta septiembre de 2019: en total, la utilidad alcanza a 1.596,1 millones de bolivianos (229,3 millones  de  dólares). Es bueno que  transparentemos la información porque las utilidades son positivas, pero lo que nunca mostró el Gobierno anterior son los ajustes que se hacen a estas utilidades y lógicamente se dan con cuentas que había por cobrar y un ajuste  en la subvención, entre otros. Esto hace que mostremos un estado de resultado negativo de 3.088,9  millones de bolivianos (443,8 millones  de  dólares)”, explicó Soliz durante su primer informe de la situación de la petrolera.

Durante su exposición que se realizó el anterior viernes, el titular de YPFB también afirmó que el patrimonio de la empresa estatal asciende a 63.244,6 millones de bolivianos, que refleja que  la compañía no está en quiebra.

El experto Hugo del Granado comparó que las ventas de 2018, según los Estados Financieros  de YPFB, alcanzaron los 6.474  millones de dólares; mientras que las de 2019, según el informe de Soliz, fueron de 3.878 millones, es decir que  cayeron 40%.

Del Granado añadió que la caída de ventas no justifica las pérdidas, sino que el origen  está en la parte de “otros egresos”.

“En el informe de YPFB se informa que son  443 millones de dólares y en 2018  fueron de 215 millones, es decir que  de un año al otro los egresos se duplicaron. El segundo factor de las pérdidas se debería al ajuste por resultados de gestiones anteriores, que son negativos: en 2018 fueron 14 millones  y en 2019 alcanzaron a 264,5 millones”, explicó.

El experto indicó que la suma de estos dos conceptos explica las pérdidas del año pasado, además  de la caída de ingresos, ya que las ventas externas no subieron  en volumen ni precio. “La única forma de revertir los resultados es con un recorte de los grandes gastos de la empresa”.

Otra fuente consultada, que prefirió no ser citada, afirmó que la tendencia puede cambiar hasta el 31 de diciembre de 2019, pero no de forma sustancial.

“Revertir esa tendencia negativa depende de una estrategia integrada, teniendo en cuenta toda la cadena de producción, es decir, desde la exploración para incrementar las reservas hasta la comercialización y distribución para descubrir otros potenciales mercados o mejorar los que ya están existentes”, explicó.

Punto de vista
Álvaro ríos,  exministro de Hidrocarburos
 

 La situación será igual este año

Entendemos el ánimo de transparentar información respecto a YPFB y creemos que eso debe valorase, que es algo que no se daba en la gestión del MAS. En este sentido, la presentación hecha  por YPFB es  algo confusa y presenta información de la casa matriz sola y después  combinada con las empresas subsidiarias.

En cuanto al estado de resultados preliminar a septiembre de 2019 de casa matriz, se puede notar que la empresa arroja una pérdida de 443 millones de dólares, que debería alarmarnos notablemente sobre la conducción de YPFB en la gestión del MAS.

Queda claro  que las ventas  por 26.990,8 millones  de bolivianos son menores que los costos de ventas por 28.649,5 millones de  bolivianos. Lo anterior nos lleva a una utilidad antes de impuestos de menos 3.088,9 millones bolivianos, equivalentes a los menos 443 millones de dólares.

Para este 2020 y analizando la situación de YPFB casa matriz, podemos decir que el escenario será bastante parecido, a no ser que se haga una cirugía mayor en YPFB,  como analizar las pérdidas operativas en la planta de úrea, de mini GNL y hasta la planta de Gran Chaco.

También se debe revisar la propaganda en los medios de comunicación y el gasto administrativo, el  supernumerario que tiene la empresa, cómo bajar el transporte en la importación de derivados de petróleo y otros.

Si no se hacen ajustes fuertes, la empresa continuará perdiendo plata. Da pena cómo una administración del MAS llevó a YPFB a esta terrible situación.

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Destinan Bs 100 MM para retomar obras en Santa Cruz

Reunión Gobernación-empresarios cruceños. | El Deber Josué Hinojosa La Gobernación de Santa Cruz y el …