Inicio / Mascotas / Primeros auxilios para caballos

Primeros auxilios para caballos

Como propietario o cuidador de caballos afrontarás emergencias que requieren maniobras de primeros auxilios hasta que tu animal sea atendido por el veterinario. Descubre cómo actuar ante heridas, cojeras o diarreas.

Los primeros auxilios para caballos son la atención que se proporciona de manera inmediata en el momento y lugar donde nuestro equino ha enfermado o se ha accidentado, para posteriormente ser atendido por un veterinario. La distancia entre la ganadería o la cuadra y el veterinario especialista puede ser un hándicap a la hora de tratar con prontitud al caballo, por lo que debemos estar preparados y disponer de un botiquín básico para atender al animal nosotros mismos hasta que reciba atención veterinaria.

Recuerda que los primeros auxilios no pretenden curar al caballo, sino que solo son el primer paso, y sus objetivos principales son:

  • Aliviar el dolor, especialmente ante un cólico equino o una cojera.
  • Mantener o intentar recobrar sus constantes vitales.
  • Frenar las hemorragias y evitar la contaminación de heridas.
  • Eliminar la causa del accidente, si es posible.

Botiquín de primeros auxilios para un caballo

Botiquín para caballos

En la cuadra no debe faltar un botiquín que contenga como mínimo los siguientes productos:

  • Guantes.
  • Gasas estériles.
  • Suero salino fisiológico.
  • Povidona yodada.
  • Alcohol.
  • Agua oxigenada.
  • Vendas de gasa y cohesivas.
  • Esparadrapo.
  • Pinzas.
  • Pomada antiinflamatoria con antibiótico.
  • Termómetro.

Además, podemos guardar en una caja o maletín los medicamentos que nuestro veterinario haya prescrito en otras ocasiones, como antiinflamatorios, analgésicos, antidiarreicos, antiparasitarios y antibióticos, aunque solo debemos utilizarlos cuando él nos lo diga, y en la manera que nos indique. Recuerda que un fármaco mal utilizado puede causarle más perjuicio que beneficio a tu caballo.

Situaciones de emergencia en caballos: cómo actuar

Te enseñamos cómo debes actuar si te encuentras en alguna de las situaciones de emergencia más comunes que se presentan en los caballos, mientras esperas la ayuda de un veterinario especializado en el problema de salud que sufre tu mascota.

  • Heridas en caballosLas heridas en un equino pueden producirse por un corte, un desgarro, un roce continuo o un elemento punzante. Lo más habitual es que se produzcan en las extremidades o en la cabeza, al rozarse o golpearse con algún elemento estructural metálico o de madera. También pueden herirse en el tronco con el roce de una silla de montar inadecuada o mal colocada. A veces, pueden sufrir mordeduras de otros animales.Dependiendo de la profundidad de la lesión, puede requerir la intervención del veterinario para suturar músculo y piel. Si hay algún cuerpo extraño, como una astilla deberá ser retirado, y si hay riesgo de infección deben colocarse drenajes y no suturarse por completo.¿Cómo actuar?
    • En primer lugar, debemos lavar la herida de nuestro caballo con agua fresca. Si utilizamos una botella con tapón tipo biberón, el agua saldrá a presión y eliminará más fácilmente la suciedad. Después, cúbrela con gasas y vendas hasta que llegue el veterinario (nunca con algodón, ya que este se pega a la herida y luego es difícil de retirar).
    • Si hay hemorragia, debemos colocarnos un par de guantes y presionar con una gasa y un vendaje hasta que llegue el veterinario.
    • En caso de que la herida se haya producido hace más de 12 horas, y en el caso de mordeduras, se considera infectada. Debemos limpiarla con agua y jabón y aplicar unos toques suaves de yodo. No la tapes. El veterinario nos indicará si debe recibir profilaxis frente al tétanos, o antibióticos en pomada, o por vía oral o inyectable.
  • Cólico equinoEl cólico es una problema muy frecuente en los caballos. Está causado mayoritariamente por trastornos en el aparato digestivo, como impactaciones en el intestino, pero también por cálculos o infección renal, o torsión de útero, entre otras. Produce un dolor muy intenso y el animal se muestra inquieto, se mira el flanco, se revuelca, suda o escarba el suelo. Puede llegar a ser potencialmente mortal si no se trata a tiempo.¿Cómo actuar?
    • Si tu caballo se deja, hazle caminar para favorecer la motilidad intestinal y la expulsión de gases, que aliviarán la presión y la sensación dolorosa.
    • Evita ejercicios demasiado bruscos.
    • Protege el box con pacas de paja para evitar que se lesione al tumbarse o revolcarse.
    • No le des de comer ni beber.
    • No le mediques sin seguir las indicaciones del veterinario.
    • Conoce más información con detalle sobre qué hacer para aliviar el cólico equino y qué debes evitar.
  • Cojera en el caballoLas cojeras son el problema más frecuente en estos animales tras el cólico equino. Muchas veces están causadas por patologías en el casco de diversa índole, desde cuerpos extraños clavados, hasta infección. Nuestro caballo también puede sufrir fracturas y luxaciones.¿Cómo actuar?
    • Cuando observamos al caballo cojear, debemos mantenerlo en su box para evitar que la lesión empeore. No es recomendable hacerle caminar. Podemos palpar las extremidades con cuidado para descubrir si alguna zona está más caliente, lo que indicaría inflamación.
    • En caso de observar un cuerpo extraño, solo lo retiraremos si estamos seguros de que es superficial. En caso contrario es mejor que el veterinario valore la profundidad y el daño producidos antes de quitarlo.
    • No debemos administrar antiinflamatorios por nuestra cuenta sin indicación del veterinario.
    • Colocar un pack de frío durante unos cinco minutos, a intervalos de 15 minutos, es útil en la primera hora tras la contusión.
  • Diarrea aguda en caballosLa diarrea en el equino puede estar originada por cambios bruscos de alimentación, una mala salud dental, infecciones parasitarias, salmonelosis, o estrés. Una diarrea repentina muy fuerte puede hacer que nuestro caballo pierda agua y electrolitos rápidamente, e incluso que entre en shock por deshidratación. Por eso no hay que dejarla pasar, y se debe avisar al veterinario para que determine la causa y comience el tratamiento con fluidoterapia intravenosa cuanto antes.¿Cómo actuar?
    • Lo primero que debemos hacer es trasladar al caballo a un box de aislamiento para evitar el contacto con otros caballos, ya que la mayoría de las veces las diarreas son de carácter infeccioso.
    • No le des de comer hasta que venga el veterinario. Puede beber agua, a no ser que observes síntomas claros de cólico equino; en ese caso, es mejor el ayuno.
    • Tómale la temperatura rectal. La temperatura normal del caballo se encuentra entre 37 y 38 ºC. Si está muy alta, llévale a la sombra y refréscale con una esponja con agua en la zona del cuello y los hombros.
    • Fuente: WebConsultas.

Vea También

Pobladores del botadero de El Alto exigen su cierre inmediato

Son más de tres días que el ingreso al botadero de Villa Ingenio se encuentra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *