Inicio / Política / Relaciones diplomáticas endebles Bolivia se aparta de Argentina y México

Relaciones diplomáticas endebles Bolivia se aparta de Argentina y México

> El asilo otorgado a Evo Morales por ambos países no fue detonante; sin embargo, el que sus gobiernos socialistas le permitan que haga política y hasta sedición, está quebrando la amistad y hermandad entre países > Nuestro Estado denunció a México por “injerencia en asuntos internos” del país y anunció que no irá a reunión de Celac > El nuevo gobierno de Argentina permite que Morales haga declaraciones políticas, llame a concentraciones y organice a su partido político desde su asilo; Bolivia consulta a Acnur si este extremo es correcto

Ayer, Bolivia denunció a México por “injerencia en asuntos internos” del país y, a través de la canciller Karen Longaric, anunció que no se asistirá a la reunión de Celac; por otro lado, el gobierno constitucional transitorio de Jeanine Añez está aguardando la respuesta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para establecer si el expresidente, Evo Morales, puede convocar a movilizaciones y hacer declaraciones en calidad de refugiado desde Argentina.

El quiebre y enfriamiento de las relaciones diplomáticas con estos países no provienen de haberle concedido asilo al exmandatario Evo Morales, que abandonó su cargo en Bolivia luego de renunciar; más bien se presentaron por actitudes de los gobiernos en cuestión, que permiten vulnerar normativas para refugiados y hacer política al exmandatario.

Morales convocó a los dirigentes de los sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) a una reunión el próximo fin de semana en territorio argentino al que no todos los legisladores masistas acudirán.

Asimismo, el nuevo gobierno de Fernández desacredita al actual gobierno de Bolivia, asegurando que es “de facto”, ignorando la Constitución Política del Estado y en tal sentido, no designó representantes diplomáticos en nuestro territorio.

En tanto, el gobierno boliviano está aguardando la respuesta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para establecer si el expresidente, Evo Morales puede convocar a movilizaciones y hacer declaraciones en calidad de refugiado.

Por otro lado, México incurre en presunta “injerencia en los asuntos internos” del país, por cuanto la canciller Karen Longaric rechazó la actitud “inamistosa” del mencionado país porque convocó a reuniones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sin el conocimiento ni consentimiento previo de la actual Presidencia Pro Témpore de ese bloque que ocupa Bolivia.

“Estamos comunicando a todos los países miembros de la Celac que hemos representado el accionar de México alejado de toda norma de respeto a los Estados y de injerencia en los asuntos internos de Bolivia”, informó la canciller.

Bolivia tiene la presidencia pro témpore del organismo internacional hasta el próximo año, pero el Gobierno mexicano, de manera unilateral, organizó la reunión para el 8 de enero, en Ciudad de México. El evento debía ser organizado por la Cancillería boliviana.

La jefa de la diplomacia boliviana lamentó la decisión del socialista López Obrador, de desconocer las atribuciones de la Presidencia Pro Témpore que ocupa Bolivia en Celac durante 2019 y quebrantar la institucionalidad y unidad latinoamericana y caribeña.

México también es reticente y se niega a reconocer a la actual presidenta constitucional y transitoria Jeanine Áñez porque ideológicamente, su presidente comulga con Evo Morales, a quien, durante su estadía en ese país; se le permitió hacer política, ordenar un cerco a las principales ciudades de Bolivia para que no ingrese comida y también se le admitió comunicaciones con personas acusadas del delito de narcotráfico.

Fuente: El Diario

Vea También

Protestas por constantes robos y atracos

Cansados de robos y asaltos, taxistas tratan de desalojar a antisociales del Cordón Ecológico.

Varios atracos se registran a diario en la zona, según cuentan los vecinos. Fuente: Unitel Los …