Inicio / Slider / Hay 40 casos de mala praxis de galenos cubanos que no avanzan

Hay 40 casos de mala praxis de galenos cubanos que no avanzan

Especialistas revisarán las historias clínicas para determinar el número exacto de afectados que llegaron al INO con problemas por una mala cirugía ocular.

Según Salud del gobierno anterior, los adultos mayores eran los más atendidos por las brigadas. Foto:Ministerio de Salud

Verónica Zapana S.  / La Paz

El Colegio Médico de La Paz y el Instituto Nacional de Oftalmología (INO) registraron al menos 40 denuncias de mala praxis contra médicos cubanos  que, hasta la fecha, permanecen estancadas.  Representantes de ambas  instituciones denunciaron que durante el anterior gobierno de Evo Morales, los galenos extranjeros no eran procesados y abandonaban el país.  

“Hemos registrado al menos cinco denuncias de mala praxis contra médicos cubanos hace dos años, pero cuántos (casos) más se habrían reportado”, aseguró el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea. El dirigente indicó que los casos jamás fueron atendidos por  las autoridades de Salud del anterior Gobierno.

El director del INO,  Joel Moya, detalló que a este  nosocomio llegaron “al menos 35 pacientes o más” por complicaciones  y por  mala  praxis. “Entre los primeros médicos cubanos llegaron profesionales muy capacitados, pero después llegaron practicantes que  hacían cirugías. Quizá por eso se registraron  esas complicaciones”, dijo.

De acuerdo con el director del INO, se presume que los casos se registraron cuando los  brigadistas realizaban cirugías.   
 
Moya recordó que pese al reporte de estos  casos, los profesionales bolivianos no insistieron con las denuncias de estos casos para evitar conflictos con las exautoridades  del Ministerio de Salud.   “Sin embargo, es hora de desempolvar  las historias clínicas para realizar un informe y cuantificar los casos”, anticipó.

El especialista aseguró que entre las complicaciones registradas en el INO,  reportaron casos extremos. Por ejemplo, por una cirugía de catarata o de pterigium, varias personas  perdieran la vista definitivamente.

 Larrea insistió que pese al registro de los casos, se presume que se registraron más casos en los últimos 14 años del gobierno de Evo Morales. Tal es el caso de Abigail G.,  quien falleció el año pasado en un hospital de segundo nivel de Oruro luego de ser sometida a una  intervención por un  equipo de médicos cubanos.

En agosto de 2018 en el hospital de Caracollo,  médicos cubanos intervinieron  en dos ocasiones a Abigail  por un problema de vesícula. Días después de la segunda operación,  la joven falleció por infección generalizada en su organismo y su autopsia reveló el hallazgo de gasas en su interior.

De acuerdo con un reporte de Página Siete, los médicos fueron procesados por la justicia boliviana, por lo que uno de ellos ingresó al penal de San Pedro de la capital del folklore. Pero dos semanas después obtuvieron la detención domiciliaria. Ante esa situación, la familia de la víctima criticó duramente la decisión de la justicia.

Larrea  dijo que tal vez el caso de Abigail es la única denuncia que  llegó a   un procesado en  la justicia boliviana. Según el dirigente, las otras quejas se quedan en el anonimato   y  la impunidad.

 “Simplemente, las autoridades nacionales  reemplazaban (a los acusados)  con otros médicos cubanos. El denunciado dejaba el  país y otro llegaba en su lugar y con su mismo salario”, contó. 

El Ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó hace dos semanas que cada médico cubano recibía cerca de 9.500 bolivianos por su salario y estipendio de alimento. 

Hace un mes, debido al último conflicto social, 702 personas de la brigada médica cubana dejaron Bolivia.  De este número, solamente  250 eran galenos. Los otros eran técnicos, choferes y cocineros.

Según Larrea, “los galenos acusados llevaron en su conciencia todo lo que hicieron en el país”. El dirigente reiteró  que debe existir más gente que no  pudo denunciar a ese grupo de profesionales porque no sabían dónde hacerlo o simplemente porque recibieron algunos remedios. Añadió  que “ya aparecerán nuevas denuncias contra esos galenos”.

Moya contó además  que en el año 2007 varios pacientes organizaron  un grupo para protestar contra los médicos  cubanos, a quienes acusaban de   malas prácticas médicas.  “Ellos venían (al INO), protestaban en la puerta del quirófano donde atendían los médicos extranjeros. Estuvieron un buen tiempo, pero se fueron cansando y dejaron de venir a protestar”, dijo.

 Según el Ministerio de Salud del gobierno de Morales, en 11 años, más de 688 mil personas de escasos recursos recuperaron el sentido de la vista gracias a Operación Milagro. 

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

El MAS define ir a las elecciones con Choquehuanca y Andrónico

El Pacto de Unidad descartó otros nombres, como los de los exministros Luis Arce y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *