Inicio / Salud / Cómo aliviar la migraña infantil

Cómo aliviar la migraña infantil

Stefan tenía 8 años aproximadamente cuando comenzó a padecer migraña. Después de llegar de la escuela, en cuanto podía se recostaba, se dormía y despertaba una o dos horas más tarde, por lo general ya sin dolor de cabeza.

Sin embargo, antes de que el dolor disminuyera, en ocasiones vomitaba, por lo que él y su familia siempre tenían a la mano bolsitas para el vómito. Luego, conforme se acercó a la pubertad, estos dolores de cabeza debilitantes cesaron.

Atención, padres, maestros, entrenadores, médicos y cualquier persona que interactúe con niños y adolescentes: es demasiado habitual que los adultos les digan: “aguántate, solo es un dolor de cabeza”. Pero la migraña no es “solo un dolor de cabeza”, ni algo que puedan ignorar.

La migraña te hace sentir enfermo por completo, a menudo te vuelve demasiado sensible a la luz o al ruidoprovoca náuseas y eres incapaz de concentrarte en nada que no sea el deseo de aliviar el dolor. Es probable que los niños muy pequeños que padecen migraña no presenten dolor de cabeza y, en cambio, solo tengan síntomas gastrointestinales como vómito y dolor estomacal.

La migraña es una enfermedad con un componente genético y por lo general es un rasgo de familia. El dolor de cabeza punzante acompañado de náuseas es un síntoma de dicha enfermedad. Antes de la pubertad, este trastorno afecta a niños y niñas por igual, pero después de la pubertad, cuando la testosterona hace su aparición para eliminar los ataques de migraña en los niños, la incidencia entre las niñas se incrementa mucho más.

Por suerte, para los más de seis millones de niños que padecen migraña con frecuencia, las posibilidades de encontrar una cura son mucho más altas. En agosto, la Academia Americana de Neurología y la Sociedad Americana de Cefaleas publicaron nuevas pautas sobre las terapias para niños y adolescentes que pueden reducir, si no es que eliminar, los ataques de migraña y disminuir bastante su duración.

Desde el 2004, cuando las organizaciones publicaron el primer conjunto de directrices, “se han realizado muchos más estudios respecto a terapias agudas y preventivas que han sido aprobadas para niños y adolescentes por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos”, afirmó Andrew Hershey, profesor de pediatría y neurología, y director del Centro de Cefaleas en el Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati.

Hershey comentó que para los jóvenes que padecen migraña crónica y que presentan dolores de cabeza durante quince días o más al mes, ahora hay al menos un tratamiento preventivo eficaz: una combinación de terapia cognitiva conductual y un antidepresivo llamado amitriptilina (Elavil).

Además, dijo que las opciones de tratamiento para una cefalea aguda cubren todo el espectro desde los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos parecidos al ibuprofeno) que se venden sin receta, hasta un triptán que se vende con receta como Imitrex, Maxalt o Zomig, los cuales son seguros y efectivos para los jóvenes con este padecimiento.

De manera interesante, en lo que concierne a los preventivos, el estudio aleatorio principal, realizado con 361 pacientes jóvenes, llamado CHAMP, reveló que hubo una reducción del 50 por ciento o más en la cantidad de días con cefalea en ambos grupos, tanto en los que tomaron el medicamento amitriptilina o topiramato (Topamax, un medicamento anticonvulsivo), como en el grupo que tomó un placebo, y que los medicamentos activos ocasionaron más efectos secundarios.

Según Hershey, los descubrimientos sugieren: “No importa mucho lo que hacemos, sino cómo lo hacemos. Ofrecemos opciones: ‘¿los dolores de cabeza te molestan lo suficiente como para tomar un medicamento preventivo a diario?’. Les damos a elegir a los pacientes y la expectativa de una respuesta origina un resultado clínico positivo”.

“Podemos usar esa expectativa con fines clínicos, diciéndoles a los pacientes que no deben tomar el medicamento durante mucho tiempo. Cuando la frecuencia de las cefaleas baja a dos o tres veces al mes y los dolores desaparecen al cabo de una hora, pueden suspender el tratamiento preventivo y usar una terapia aguda para tratar la cefalea cuando se presenta”.

Cambiar hábitos también ayuda

Con base en los resultados del ensayo CHAMP, Christina L. Szperka, neuróloga pediatra y directora del programa de cefalea pediátrica en el Hospital Infantil de Filadelfia, sugiere que los médicos clínicos prueben primero alimentos nutracéuticos como el magnesio o la riboflavina (vitamina B2) para reducir la frecuencia de las cefaleas, además de cambios en los hábitos como mantenerse bien hidratado, comer a intervalos regulares, no ayunar, dormir lo suficiente y hacer un poco de ejercicio.

Szperka comentó para NeurologyLive: “Si el acto de tomar algo parecido a una píldora todos los días y creer que puede ayudarte es parte de lo que desencadena la respuesta de tu cuerpo para sanarse a sí mismo, entonces creemos que es lógico pensar en utilizar algo que es bastante inofensivo para iniciar el proceso. Si no responden a los nutracéuticos, entonces usamos los otros medicamentos de venta con receta médica”.

Amy Gelfand, directora del programa de cefalea en niños y adolescentes de la Universidad de California, campus San Francisco, ha descubierto que tomar melatonina y riboflavina también puede contribuir a reducir la frecuencia de los ataques de migraña. La melatonina es la hormona natural que produce el cuerpo e induce el sueño y se puede conseguir en cualquier farmacia sin receta médica.

“Con mucha frecuencia se les dice a los niños y a sus familias que la migraña no puede aliviarse de ninguna forma”, dijo Gelfand. “Ese es un mensaje equivocado. Los niños que están recibiendo el tratamiento están respondiendo muy bien”.

Aunque desde hace mucho tiempo se ha pensado que determinados alimentos (como el chocolate, el queso añejo, las carnes procesadas, frutas cítricas y endulzantes artificiales) pueden actuar como desencadenantes de una cefalea migrañosa, los expertos afirman que todavía no se ha comprobado. Gelfand sugirió que el mito del chocolate quizá haya surgido porque la fase premonitoria antes de un ataque de migraña con frecuencia produce un antojo de alimentos dulces.

Fuente: El Universo.

Vea También

El MAS define ir a las elecciones con Choquehuanca y Andrónico

El Pacto de Unidad descartó otros nombres, como los de los exministros Luis Arce y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *