Inicio / Deportes / El Madrid se queda tuerto

El Madrid se queda tuerto

Las lesiones de Marcelo y Hazard, que se perderán el clásico, debilitan a los de Zidane en la zona izquierda del ataque, la más productiva. Bale, baja ante el Espanyol

GORKA R. PÉREZ

Hazard, tras caer lesionado durante el partido ante el PSG. SUSANA VERA REUTERS

La publicación de los partes médicos de Marcelo y Hazard que realizó este jueves el Real Madrid descartó la participación de ambos futbolistas, como mínimo, para los próximos cinco encuentros de Liga y Champions que disputarán los blancos en los siguientes 16 días, y entre los que se incluye el clásico del Camp Nou del 18 de diciembre.

“Tras las pruebas realizadas en el proceso de evolución de su lesión por contusión perimaleolar en la pierna derecha se le ha diagnosticado una microfisura incompleta externa en dicha zona”, advierte la nota que hace referencia al estado del tobillo de Hazard. El belga cayó lesionado durante el encuentro ante el PSG del 26 de noviembre, y aunque las primeras pruebas descartaron una lesión ósea, la persistencia del dolor en una zona en la que desde hace dos años tiene injertada una placa de titanio, y la progresiva desaparición de la inflamación han dejado al descubierto un alcance mayor de la lesión que ha elevado el tiempo de baja, según confirman desde Valdebebas.

MÁS INFORMACIÓN
El Madrid se queda tuertoHazard y Marcelo se pierden el clásico por lesiones; Bale, fuera un partido
El Madrid se queda tuertoHazard sufre una contusión en el tobillo
En el caso de Marcelo, el lateral brasileño sufre “una lesión muscular en el sóleo izquierdo”, que podría tener su origen en las molestias que sufrió durante el encuentro ante el Galatasaray de hace un mes, que, sin embargo, no le impidieron disputar todos los minutos de los dos últimos encuentros de su equipo ante el PSG y el Alavés. A estas dos ausencias se ha unido también la de Bale, quien tampoco estará disponible para el encuentro ante el Espanyol, después de que haya trascendido que el galés padece un edema en el bíceps femoral izquierdo que le ha mantenido estos días trabajando en el gimnasio y en solitario, según fuentes del club.

Atendiendo a los registros estadísticos que Marcelo, Hazard y Bale promedian esta temporada, la pérdida de estos tres futbolistas debilita sustancialmente el potencial ofensivo del Madrid, especialmente por un costado izquierdo en el que conviven los dos primeros. Allí han coincidido en seis encuentros esta temporada, en los que el equipo ha sumado cuatro victorias y dos empates, y en los que ha marcado 18 goles y ha encajado cinco. A la recurrente influencia de Marcelo en el juego de ataque del Madrid se ha sumado este curso la de Hazard, multiplicando el volumen de interacción del equipo por esa zona a tenor de las conclusiones que ofrecen las tablas de valores que evalúan aspectos como la incidencia en tres cuartos de campo, la posesión de balón y el volumen de disparos a la portería contraria.

Marcelo, durante el partido del Madrid ante el Alavés.
Marcelo, durante el partido del Madrid ante el Alavés. IRINA R. H. EUROPA PRESS
Con Marcelo en el campo, el Madrid ha realizado 21 disparos de media, ha amasado una posesión del 60%, y ha entregado 657 pases en la zona de tres cuartos. Sin él, todos los números bajan: 14, 54% y 498, respectivamente. La tendencia es muy similar en el caso de Hazard. Sin el belga, el volumen de pases en campo contrario mengua hasta más de la mitad (de 772 a 382), la cantidad de remates baja en dos puntos (de 16 a 14), y el total de goles se reduce en dos tercios (de 31 a 10).

En el caso de Bale, habitual en el costado derecho, la reacción del equipo ante sus ausencias (nueve partidos hasta el momento) parece más asentada, y sus registros en estos mismos apartados llegan incluso a mejorar: crece la posesión de balón (del 54,5% al 61,5%), son más los disparos que se realizan (de 16 a 20), e incluso la producción goleadora es mayor (23 a 18). Curiosamente, no hay registros de la actividad de los tres jugadores en conjunto ya que en ninguno de los 19 encuentros que ha disputado el Madrid hasta hoy han coincidido al mismo tiempo sobre el campo.

Mientras que en los nueve partidos en los que se ha ausentado Marcelo ha sido Mendy quien ha ocupado su lugar en más ocasiones (6) —por delante de Nacho (2) y Carvajal (1)—, en el caso de Hazard, Vinicius se ha erigido como sustituto principal (3), seguido de Isco (2), e incluso del propio Bale (1).

Benzema, damnificado
A diferencia de lo que sucede con la línea del centro del campo, la composición de la plantilla del Madrid contempla remiendos específicos para las bajas en los costados. Sin embargo, el principal afectado por el debilitamiento del costado izquierdo en esta secuencia de partidos a la que se enfrenta el Madrid en apenas dos semanas —Espanyol en el Bernabéu este sábado, Brujas en Bélgica (el miércoles 11), Valencia en Mestalla (el domingo 15), Barcelona en el Camp Nou (miércoles 18) y Athletic en el Bernabéu (el domingo 22)—, será Benzema, socio principal en la mayoría de jugadas de ataque que tienen su origen en esta zona del campo.

El delantero francés, máximo goleador del Madrid con 14 dianas, y pichichi de la Liga (11), es el jugador al que más pases dirigen Marcelo y Hazard durante los partidos: del brasileño ha recibido un total de 83 (57 en Liga y 26 en Champions); y del belga 87 (41 y 46). Solo Kroos supera estos registros (88), mientras que la relación futbolística entre Benzema y Bale es mucho menos prolífica: solo ha recibido 16 pases del galés sumando los registros de las dos competiciones.

El proceso de recomposición del equipo en el que se encontraba inmerso Zidane, y que ha llevado al Madrid a enlazar ocho partidos seguidos sin conocer la derrota (seis victorias y dos empates) encara, asediado por las lesiones, uno de los momentos más comprometidos de la temporada con su mejor ojo fuera de servicio.

Fuente: El Pais.

Vea También

El MAS define ir a las elecciones con Choquehuanca y Andrónico

El Pacto de Unidad descartó otros nombres, como los de los exministros Luis Arce y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *