Inicio / Política / OEA detecta “manipulación dolosa” en actas y en procesamiento de resultados

OEA detecta “manipulación dolosa” en actas y en procesamiento de resultados

El informe final indica que los vocales del Tribunal Supremo Electoral “permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos, destruyendo toda confianza en el proceso electoral”.

El embajador Aparicio recibe el informe, ayer. ,


El informe final de la auditoría de la Organización de  Estados Americanos (OEA) a los comicios del 20 de octubre concluye que hubo “manipulación dolosa” en los ámbitos de las actas y en el procesamiento de los resultados.    

“El equipo auditor ha detectado una manipulación dolosa de los comicios en dos planos. A nivel de las actas, a partir de la alteración de las mismas y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas. A nivel del procesamiento de los resultados, a partir del redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas”, se lee en el reporte del informe.

En el documento se clasifican los hallazgos a partir de cuatro categorías: 1) Acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección. 2) Irregularidades graves, en las que no es claro si  hubo o no la intención de manipulación, pero que  causaron serias vulneraciones en la integridad del proceso. 3) Errores   que “pudieron facilitar acciones que potencialmente sí vulneraron al proceso” y 4) Indicios. 

  Entre las acciones deliberadas “que buscaron manipular el resultado de la elección”,  figuran  el corte del TREP (Transmisión de Resultados Preliminares), la   introducción de servidores no previstos (BO1 y BO20) en la infraestructura tecnológica,  y la configuración -a pedido de vocales y de un “asesor”-  de un servidor, en una red Amazon ajeno al TREP y Cómputo, a través de una máquina Linux AMI virtual.

   Entre las “irregularidades graves” están: El ingreso de al menos 1.575 actas del TREP (ambiente cuya red fue vulnerada y manipulada) directamente al cómputo oficial. Además, se constató que  “la deficiente cadena de custodia no garantizó que el material electoral no haya sido manipulado y/o reemplazado”.

Entre los “errores” que pudieron facilitar acciones que potencialmente sí vulneraron al proceso electoral, están: que  la base de datos del Cómputo Oficial contenía tanto la lista de habilitados como inhabilitados, y que hubo escasa o nula coordinación entre los Tribunales Electorales Departamentales (TED)  y la fuerza pública “para el resguardo del material sensible”.  

Entre la categoría  “indicios” se menciona  que  el análisis estadístico “revela que la victoria en primera vuelta de Evo Morales fue estadísticamente improbable, y que su proclamación se dio por un aumento masivo e inexplicable de los votos del MAS en el 5% final del cómputo”. 

En el documento se agrega que sin ese aumento, aunque el MAS hubiera conseguido la mayoría de los votos, no habría obtenido la diferencia del 10% necesario para evitar la segunda vuelta. “Este incremento se dio a partir de quiebres marcados en las líneas de tendencia de votación del oficialismo y de Comunidad Ciudadana, a nivel nacional y departamental”, se lee en el informe final. 
 
   En el documento se da cuenta de que los hallazgos  revelan “la parcialidad de la autoridad electoral”. En ese marco, la auditoría  concluye: “Los vocales del TSE (Tribunal Supremo Electoral), quienes debían velar por la legalidad e integridad del proceso, permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos, destruyendo toda confianza en el proceso electoral”.

Con todos los datos, el informe sentencia: “Es sobre la base de esta evidencia que se reitera la imposibilidad de validar los resultados de la elección de octubre”.

  Hallazgos de  la auditoría

  • El corte   La auditoría establece que hubo una paralización intencional y arbitraria, sin fundamentos técnicos, del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) al momento en que se llevaban 83,76% de las actas verificadas y divulgadas, de un 89,34% de actas que ya habían sido transmitidas y estaban en el sistema TREP. “El TSE ocultó a la ciudadanía, de manera deliberada, un 5,58% de actas que ya se encontraban en el sistema TREP pero que no fueron publicadas”, se indica. 
  • Dos servidores  Los auditores de la OEA detectaron que se introdujeron   servidores no previstos en la infraestructura tecnológica (servidores denominados BO1 y BO20), a los cuales se desvió de “manera intencional el flujo” de información del TREP.  Los servidores se emplearon para la transcripción y verificación de actas así como para el flujo de otros datos asociados provenientes del TREP. El servidor BO1 registró actividad inclusive durante el tiempo en que el sistema de resultados preliminares se encontraba “apagado”.
  •    Paralelismo   En el documento se establece que el esquema tecnológico paralelo y no controlado, que se creó de manera deliberada, “facilitó un entorno que permitía la manipulación de datos, suplantación de actas o cualquier maniobra, facilitado por la volatilidad de la evidencia digital”.
  • El  “asesor”  El informe de auditoría establece que a solicitud de los vocales y de un individuo presentado como “asesor” de los vocales se configuró un servidor en una red Amazon ajeno al TREP y Cómputo a través de una máquina Linux AMI virtual. “Cabe resaltar que dicho individuo no formaba parte de la planta laboral del TSE ni de las empresas auditora o proveedora. Se constató el acceso desde esta máquina con usuario ec2-user (y también elevando privilegios a root) en fecha 21 de octubre de 2019 y en plena ejecución del TREP en su segunda etapa (tras el corte)”, se lee en el informe. 
  • Acceso  En el informe se da cuenta de que se constató  que personal de Neotec accedió a los servidores y/o bases de datos a pesar de la solicitud expresa de los auditores de la OEA, que pidieron que a partir del inicio de la auditoría absolutamente nadie ingresara a los servidores.  
  • Actas Los auditores revisaron  una muestra de 4692 actas y e identificaron 226 actas en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, “denotando una acción intencional y sistemática para manipular los resultados electorales y transgrediendo las atribuciones de los jurados de mesa determinadas por ley”.
  • El 5% final  El análisis estadístico de la auditoría revela que “la victoria en primera vuelta de Evo Morales fue estadísticamente improbable, y que su proclamación se dio por un aumento masivo e inexplicable de los votos del MAS en el 5% final del cómputo”.
  •   Inhabilitados  El informe de la auditoría constató la inclusión de inhabilitados en la lista de electores para consulta de actas de mesas. “Es decir, la base de datos del Cómputo Oficial contenía tanto la lista de habilitados como inhabilitados”, se lee en el documento.
  •  Datos de prueba  El informe indica que en los computadores del TED de La Paz se pudo observar la existencia de datos de prueba (por ejemplo, actas) mezcladas con actas del día de la elección. “Al no quitar los datos de prueba, se contamina el ambiente de producción”, se concluye en el documento. 
  • Quema  El reporte de la auditoría indica que a pesar de ser material sensible, se quemaron actas   y más de 13.100 listas de electores habilitados (o listas índice), “lo cual no permite contrastar la información consignada en las actas de escrutinio y cómputo”.
  • Seguridad  También se  identificó escasa o nula coordinación entre los TED y la fuerza pública para el resguardo del material sensible.
  • Más votos     La auditoría identificó que se registraron al menos 37 actas del voto en el exterior que presentaban inconsistencias con el número de ciudadanos que sufragaron. “Es decir, las actas reflejaban un número distinto de votos que el total de votantes en las listas índice”, concluye el reporte.
  • Fuente: Pagina Siete.

Vea También

El MAS define ir a las elecciones con Choquehuanca y Andrónico

El Pacto de Unidad descartó otros nombres, como los de los exministros Luis Arce y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *