Inicio / Salud / ¿Cómo minimizar la caída del pelo después del parto?

¿Cómo minimizar la caída del pelo después del parto?

Natalia Roldán Rueda

Entre el 30 y el 60% de las mujeres experimentan una caída excesiva del pelo después del nacimiento de sus bebés. Para muchas es una situación preocupante, sin embargo, es un fenómeno pasajero y hay acciones que se pueden tomar para que sea menos angustiosa.

El estrógeno tiene un poderoso efecto en el cuerpo: influye en la piel, las glándulas sebáceas y el crecimiento del pelo.Getty

A mí me pasó. Tres meses después de que nació mi hijo, mi pelo empezó a desprenderse sin piedad. Pensé que me quedaría calva. Encontraba pelos en los sofás, en la cocina, en los cuartos y ni hablar del baño. En la ducha, al enjuagar el champú, mis manos quedaban repletas de hebras negras.

Nadie suele advertirnos que esto va a pasar. Y si oímos a alguna amiga pasar por esta situación, por lo general no nos enteramos de que es un asunto pasajero. Pero lo es. Hoy, un año después del nacimiento de Lucas, se me dificulta peinarme por la cantidad de pelitos que han empezado a crecer. No obstante, esos días en los que empezamos a ver parches blancos en nuestra cabeza son angustiosos, por eso hemos reunidos algunos consejos de expertos para minimizar la caída.

¿Por qué ocurre?

Durante el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona aumentan, especialmente desde el segundo trimestre. El estrógeno en particular tiene un poderoso efecto en el cuerpo: influye en la piel, las glándulas sebáceas y el crecimiento del pelo. Por esta razón, a medida que la barriga crece, muchas mujeres ven que su pelo y su piel están más brillantes que nunca.  

Los folículos que se encargan de producir nuestro pelo, trabajan con base en ciertos patrones: a veces hacen que crezca, a veces hacen que se caiga. Es un ciclo. Por esta razón, es normal que perdamos entre 50 y 100 pelos al día. Durante el embarazo, el estrógeno motiva a los folículos a que se queden en la fase de crecimiento. Además, los estimulan para que hagan que crezca más rápido.

Después del parto, los niveles de estrógeno caen rápidamente, los de cortisol se mantienen altos y, en algunos casos, las hormonas de la tiroides pierden su balance. Esto lleva a que los folículos salgan de la fase de crecimiento para pasar a la de descanso. Esta montaña rusa hormonal -unida a múltiples noches sin dormir, a una nutrición regular y a las demandas de un recién nacido- crea la tormenta perfecta.

Aunque en principio el asunto resulta preocupante, hay que entender que, por lo general, la caída la precipitan nuevos pelos, que se han regenerado en el cuero cabelludo y quieren salir. Además, el pelo se empieza a caer entre tres y cuatro meses después del parto, así que hay estrategias que se pueden implementar a tiempo para reducir la gravedad del problema.  

1. Consiente tu pelo

Cuando los folículos están en la fase de descanso, se encuentran en su momento más frágil. Por lo tanto, para prevenir la caída prematura, vale la pena que seamos gentiles con nuestro pelo a la hora de cepillarlo, lavarlo y secarlo. Además, se recomienda evitar peinados que lo tensionen demasiado. Y tener una funda de seda en la almohada, también ayuda a perder menos pelo en las noches.

2. Mantén una dieta sana

Con un recién nacido en casa es difícil encontrar tiempo para tender la cama, bañarse e incluso comer; no obstante, vale la pena buscar soluciones para tener una dieta más saludable en estos días. Cuando el cuerpo no está balanceado nutricionalmente, solo les manda energía a los órganos esenciales para la supervivencia, como los pulmones, el corazón o el cerebro. Funciones como el crecimiento del pelo pasan a un segundo plano. Para evitar que esto ocurra, incluye suficientes proteínas, vegetales y frutas.  

3. Busca un suplemento nutricional

Como habrá poco tiempo para cocinar, consulta con tu médico si vale la pena tomar suplementos posnatales que te den las vitaminas y los minerales que te hacen falta.

4. Trata de disminuir el estrés

Las hormonas del estrés, como el cortisol, pueden tener un efecto negativo en el ciclo de tu pelo. Es difícil encontrar espacios para relajarse y descansar con un bebé en casa, pero sirve pedir apoyo de la familia para sacar unas horas para hacer yoga, recibir un masaje o ir a un spa.

5. Cambia tu estilo

Muchas mamás optan por un corte de pelo más corto, que sea más fácil de manejar. En la medida en la que el pelo se recoge menos, se genera menos tensión en los folículos.

6. Busca productos amables con tu pelo que le den volumen y lo fortalezcan

Compra champús y acondicionadores diseñados para fortalecer y dar volumen, que sean  naturales y que, en la medida de lo posible, tengan keratina.

Fuente: El Espectador.

Vea También

Exfical revela los entretelones de la audiencia cautelar de Achacollo, en 2016, y el caso TAM

Nemesia Achacollo. Foto: Archivo Carlos Quisbert / Página Siete Luego de tres años de mantenerse en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *