Inicio / Política / Tras 12 incidentes, DGAC veta media flota de BOA en El Alto

Tras 12 incidentes, DGAC veta media flota de BOA en El Alto

De acuerdo con los reportes de sucesos que tiene la DGAC, los 737 Classic que posee la línea aérea nacional presentaron problemas con el tren de aterrizaje.

Manuel Filomeno  /  La Paz

Luego de 12 incidentes registrados entre 2013 y lo que va de este año, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) decidió vetar las operaciones de la mitad de la flota de naves de Boliviana de Aviación (BOA), desde el 10 de octubre, en el Aeropuerto de El Alto.

De acuerdo con la Circular Informativa DGAC-0113/2019, del 2 de octubre de 2019, el ente regulador de la aviación civil dispuso la suspensión temporal de las operaciones de las naves Boeing 737 Classic que opera BOA, “hasta que se realicen las evaluaciones pertinentes que permitan establecer medidas de mitigación de riesgos a un nivel aceptable”.

Los registros de sucesos  de la DGAC dan cuenta que, desde 2013, hubo 12 incidentes relacionados con los aviones 737 Classic de BOA, ocho de los cuales sucedieron en el aeropuerto de El Alto, y siete de ellos estuvieron relacionados con el tren de aterrizaje de las naves, el justificativo técnico que la dirección expuso para proceder a la suspensión.

Sobre la base de los datos de la DGAC, se sabe que BOA cuenta en su flota con 10 aviones Boeing 737 Classic de un total de 20 aeronaves, por lo tanto, la disposición de la autoridad alcanza a la mitad de su flota, que no podrá volar desde y hacia La Paz.

En 2013, por ejemplo, dos de los 737 sufrieron el colapso de sus trenes de aterrizaje durante el despegue, mientras que en 2016 los pasajeros reportaron fuertes vibraciones al momento del aterrizaje (ver infografía).

El resto de los incidentes tuvieron que ver  con fallas en el sistema de presurización de las naves, fuertes vientos y el choque de los aviones con equipos en tierra.

Los  dos incidentes más recientes corresponden a marzo y agosto de este año y dieron lugar a una ola de críticas a la antigüedad de la flota que tiene BOA.

La decisión de la DGAC

La circular de la dirección de aeronáutica señala que esta suspensión ocurre en consideración a los incidentes registrados con el shimmy damper  de estas aeronaves y “sobre la base de las recomendaciones contenidas en los informes emitidos por las instancias correspondientes”.

Los manuales de aeronáutica explican que shimmy damper es una unidad hidráulica individual que resiste repentinas cargas de torsión aplicadas a la rueda frontal durante las operaciones en tierra, para permitir un giro suave del artefacto; es una especie de amortiguador.

Este año, dos unidades 737 Classic de BOA presentaron problemas, lo que propició la visita de una comisión de Boeing para colaborar con las investigaciones de los incidentes.

Página Siete envió un cuestionario a BOA para conocer el uso que se le dará a las naves vetadas y si su suspensión afectará las frecuencias disponibles para La Paz, entre otras preguntas. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no se recibió respuesta.

Con información de las matrículas de las aeronaves registradas por BOA, se pudo determinar que los 737 Classic tienen una edad promedio de 25 años. Aparte de estos aviones, la línea aérea estatal cuenta con seis 737 NG de mediano alcance; tiene cuatro 767-300ER, para vuelos largos  y también registra dos Bombardier CRJ-200 (regionales).

Como consecuencia de los incidentes de marzo y agosto, el Gobierno respondió con la promulgación de tres decretos destinados a mejorar las condiciones de trabajo de la aerolínea estatal, agilizar sus procesos internos y renovar su flota.

El primer decreto  tiene el objetivo de transformar el régimen legal de BOA para que se convierta en una empresa más competitiva y con sistemas informáticos modernos y administrativos.

El segundo decreto establece un pago variable para los pilotos, con un incremento salarial diferenciado, para resolver el problema de la falta de pilotos o que migren a empresas internacionales que ofrecen pagarles más.

Por medio del tercer Decreto Supremo, se otorgará a BOA un financiamiento de 17,5 millones de dólares para la renovación de su flota de aeronaves y para que incorpore otras naves con menos de cinco años de uso.

La administración de la aerolínea anunció que recurrirá al leasing para incorporar aviones menos antiguos a su flota.

Hubo 40 incidentes en 250 mil vuelos

En agosto pasado, el gerente general de Boliviana de Aviación (BOA), Ronald Casso, aseguró que la aerolínea, desde el inicio de sus operaciones, no sufrió ni un accidente y sólo registró 40 incidentes, que significan el 0,016% del total de sus  más de 250 mil vuelos cubiertos.

“Al día de hoy ya hemos superado los 250 mil vuelos y hemos tenido incidentes. Esos incidentes han representado el 0,016% de nuestras operaciones (…), además, en estos 250 mil vuelos realizados, 300 mil horas voladas, BOA no tiene ningún accidente”, informó.

Casso explicó que entre los incidentes no se contabilizan las demoras de las salidas, los desvíos o los aterrizajes preventivos en aeropuertos alternos, hechos que fueron alertados con frecuencia por los usuarios de la aerolínea.

Asimismo, explicó que, dentro de los 40 incidentes, algunos fueron ocasionados por “causas externas”.

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Rafa Nadal recupera el número uno

La derrota de Djokovic en los cuartos de Shanghái concederá el trono al español de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *