Inicio / Seguridad / EL HECHO OCURRIÓ EN SANTA CRUZ EN 2015 Niña violada en colegio no halla Justicia después de cuatro años

EL HECHO OCURRIÓ EN SANTA CRUZ EN 2015 Niña violada en colegio no halla Justicia después de cuatro años

Los agresores por lo general, son profesores que comienzan con toques y avanzan hasta una violación.| Karen Rodríguez

Los tres acusados por el crimen en contra de la menor en Santa Cruz. – REDES SOCIALES

Inés (nombre cambiado) vive en la ciudad de Santa Cruz. Hace algunos años fue diagnosticada con cáncer y luego de una larga recuperación logró cumplir su mayor sueño, convertirse en madre.

Inés y su esposo sabían que su hija era un milagro por lo que se comprometieron a darle, entre otras cosas, la mejor educación posible.

Por ello, a la edad de tres años la inscribieron en un colegio cristiano bilingüe, ubicado en el sector de La Guardia. 

Este colegio dirigido por misioneros americanos es uno de los más caros del país: Los estudiantes que desean estar en sus aulas deben tener dominio del idioma inglés y su currícula es basada en el calendario norteamericano. 

Las clases se imparten en el idioma extranjero y fue fundado en Bolivia en 1977. 

“Mi marido y yo somos pudientes, nuestra intención era que nuestra pequeña vaya a los Estados Unidos a educarse, por eso buscamos el mejor colegio, pero no sabíamos que todo iba a ser una pesadilla”, relató.

JUEGOS

Todo pasó en un cuarto de oración en 2015. Los misioneros le dijeron a la madre que para reforzar el idioma ingles de su hija impartían clases de reforzamiento en la capilla y que la menor debía ir junto a los otros menores.

 Los niños y niñas de prekínder eran sacados de las filas para ser conducidos hasta una habitación especial por los misioneros que dictaban clases.

 Allí les daban muñecos y muñecas con los que ejercían juegos eróticos y actos sexuales. En lugar de abrir y cerrar las manos, lo hacían con las piernas. 

Les impulsaban a darse golpes entre ellos. 

2018

El año pasado, la Dirección Departamental de Educación (DDE) impulsó 43 procesos legales contra agresores sexuales.

Inés  descubrió cómo su niña, de apenas cuatro años, era abusada por  este grupo de pedófilos.

“Yo no me había dado cuenta de que mi niña era abusada, solo después lo descubrí, jamás pensaría que en un colegio de prestigio como este podrían pasar estas cosas”, precisó.

Dos de los misioneros acusados de haber abusado a la menor escaparon a Estado Unidos, sin embargo, la directora de la unidad educativa Misty L. quien sería la encargada de seleccionar a los niños, enfrenta la Justicia por el delito de corrupción de menores.

El martes, luego de cuatro años de que se conoció el caso,  comenzó el juicio oral y se espera que la sentencia sea dictada el 30 de octubre.

Según la madre de la víctima, otros cinco compañeros del curso de su hija corrieron con la misma suerte, pero sus padres no denunciaron por temor a represalias, porque permanecen en el colegio.

“Durante estos años vivimos un calvario, varias veces intenté abandonar el caso por el cansancio que tenía porque en la Justicia todo se maneja de mala manera. Recibí constantes amenazas pero me propuse a seguir adelante porque lo único que quiero es justicia para mi hija y que los responsables paguen como corresponde”, mencionó.

Según Inés, fue citada en varias oportunidades por el Juez quien le quiso convencer de ir a un juicio abreviado, en el que la directora admitiría la culpa y la sentenciarían a tres años de prisión.

Incluso, relató la madre, que los abogados de la acusada le ofrecieron pagar los estudios de la víctima, costear la mejor universidad en los Estados Unidos y una serie de propuestas que fueron rechazadas por la familia.

Si bien pasaron cuatro años desde que se conoció el abuso al que fue sometida la menor, la recuperación no es plena, dijo Inés.

Los padres la ayudaron con los mejores psicólogos, terapeutas y otros especialistas. Recibe todo el amor de la familia que la rodea y de los compañeros y profesores de su nuevo colegio, sin embargo, la chispa que tenía y su inocencia se esfumó porque siempre recuerda lo que pasó, acotó la madre.

COCHABAMBA

La historia de la hija de Inés no es un caso aislado. En Cochabamba, en el primer semestre de este año, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la Alcaldía de Cochabamba recibió ocho denuncias de abuso sexual a estudiantes al interior de sus unidades educativas.

La Jefa del departamento, Raquel Nogales, precisó que la última denuncia se formalizó el pasado lunes.

Se trata de tres estudiantes de nueve años de una unidad educativa de convenio ubicada en la zona sur de la ciudad.

Un profesor, de 40 años, quien es casado y tiene hijos, comenzó a realizarles toques impúdicos a las menores. Inició con pequeños golpes en las partes íntimas, agarrarles las manos, hasta levantarles la falda para acariciarlas en reiteradas ocasiones. 

“En este, como en varios casos que tenemos, los profesores no cometen el abuso sexual de un día al otro, sino que comienzan  de a poco, con caricias, toques que se van naturalizando y van avanzando hasta incluso llegar a la violación”, mencionó.

“Por lo general, las víctimas de abusos sexuales en los colegios son niñas y adolescentes mujeres y los agresores son profesores varones que, en algunos casos, tienen antecedentes de otros casos similares”, dijo Nogales.

Varios de los casos se registran en unidades educativas de la zona sur de la ciudad. Los agresores, de acuerdo a la normativa, deben ser apartados de inmediato de clases para que la investigación siga su curso.

ALERTAS

La Jefa de la Defensoría precisó que uno de los errores de los padres, cuando existe una situación de abuso sexual en el interior de la unidad educativa, es que no creen en sus hijos.

Una de las alertas de que algo puede estar aconteciendo en el interior del colegio es que la víctima  se niega  a ir a clases, lo cual es incomprendido por los progenitores o apoderados que aseguran que solo se trata de un capricho del escolar.

“Los niños no se inventan historias de abusos sexuales, si dicen que están siendo abusados, es porque es cierto”, dijo.

La directora interina de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Nidia Gutiérrez, dijo que esta unidad recibió más de 100 denuncias de violaciones a menores de edad ocurridos en el departamento.

PREVENCIÓN

Nogales recordó que el abuso sexual en las unidades educativas también puede darse entre compañeros de clase.

Recordó que hace tres semanas, en una socialización realizada en una unidad educativa de la zona sur, una estudiante de primaria comunicó al personal de la Defensoría que un adolescente de secundaria la  abusaba en el baño de la misma institución. 

Por ello, sostuvo que una buena comunicación entre padres e hijos, además de la orientación sexual, acorde a su edad, puede ayudar a prevenir hechos de abuso sexual.

ALEJAMIENTO

En una anterior entrevista con este medio de comunicación, el titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Iván Villa Bernal, sostuvo que los profesores que sean denunciados por violación o abusos sexuales contra los estudiantes, y que tras un proceso administrativo sean hallados culpables, ya no podrán trabajar en el sistema educativo del país.

“El maestro que esté involucrado en la comisión de delitos sexuales en contra de estudiantes será sometido a un proceso administrativo y si, al concluir el mismo se determina que es culpable, será retirado definitivamente del sistema educativo nacional, previa información al Ministerio de Educación. Nunca más podrán trabajar, como profesores, en unidades educativas particulares ni en fiscales”, advirtió.

AUMENTO

La miembro del Tribunal Departamental de la dirección jurídica de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Soraya Aguilar, mencionó que en 2018 esta unidad atendió 79 denuncias de abuso físico, psicológico y sexual al interior de las unidades educativas.

De esta cifra, 43 casos están relacionados a abuso sexual. Para esta gestión la cifra aumentó considerablemente, dijo Aguilar, sin embargo, mañana se tendrá un informe final que será presentado a la dirección de la DDE.

“Solo la última semana hemos tenido cinco denuncias más que deben ser procesadas, las cifras en esta gestión han aumentado, pero recién las daremos a conocer”, precisó.

De los casos registrados en 2018, los 43 fueron derivados a la vía penal y la totalidad de los agresores fueron alejados de sus cargos, además de ser suspendidos del sistema educativo, precisó.

En cuanto a los abusos sexuales, Aguilar dijo que los agresores son profesores y profesoras, administrativos y hasta porteros de las unidades educativas.

En cuanto a la edad de las víctimas de los casos atendidos por la DDE, es diversa, siendo desde niños de corta edad de cursos iniciales  hasta adolescentes de los últimos cursos.

“En cuanto se conoce un caso de abuso, el agresor es apartado de inmediato del lugar de trabajo tal como lo determina el Decreto Supremo 320 de agosto de 2012”, recordó.

Los abusos también se registran en colegios de la zona rural, aunque en menor incidencia debido a la cantidad poblacional en comparación del Cercado, finalizó.

Apuntes

Cifras

El  Centro Una Brisa de Esperanza que atiende a víctimas de violencia sexual, a través de su representante, Verónica Roque, informó  que en Cochabamba una de cada tres niñas y uno de cada cuatro a cinco niños sufren agresiones sexuales antes de llegar a los 18 años.

Denuncias

La jefa de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la Alcaldía de Cochabamba, Raquel Nogales, precisó que si bien los padre de familia realizan las denuncias ante las instancias correspondientes, aún existen  progenitores que creen en la “superioridad” de los maestros y que su palabra y actos son ley, por lo que prefieren callar algunos actos de abuso y normalizarlos.

Presentación

Cualquier denuncia por abuso sexual a menores  en la unidad educativa puede ser formalizada en la Dirección Departamental de Educación, DDE; la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) , la Defensoría del Pueblo o en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de losdiversos municipios del departamento.

Renuncia

Si bien la normativa establece que cualquier agresor en una unidad educativa debe ser alejado de sus funciones, varios optan por la renuncia a su cargo.

Fuente: Los Tiempos.

Vea También

Rafa Nadal recupera el número uno

La derrota de Djokovic en los cuartos de Shanghái concederá el trono al español de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *