Inicio / Internacional / Matteo Renzi abandona el PD y crea un nuevo partido de centro en Italia

Matteo Renzi abandona el PD y crea un nuevo partido de centro en Italia

El ex primer ministro se llevará a unos 30 parlamentarios esta misma semana, pero garantiza el apoyo al nuevo Ejecutivo

DANIEL VERDÚ

Matteo Renzi, en el Senado italiano. YARA NARDI REUTERS

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi no es un político a quien le guste aceptar órdenes. O manda él, o rompe con todo. Y ahora, tras meses de amenazas y rumores, después de un largo periodo tejiendo un nuevo proyecto en silencio, ha decidido marcharse del Partido Democrático (PD), la formación que guio durante tres años y llevó hasta su máximo histórico de consenso. Renzi, que este verano impulsó la alianza con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) para formar un Gobierno de coalición en contra del criterio de su secretario general, Nicola Zingaretti, se llevará con él a una treintena de parlamentarios (el PD tiene 111 diputados y 52 senadores) y fundará un nuevo partido que seguirá sosteniendo al recién nacido Ejecutivo. La última pirueta política añade complejidad al volátil equilibrio parlamentario de Italia.

La estrategia política de Renzi, uno de los políticos más brillantes de la escena italiana pese a los odios que despierta a su alrededor, está muy clara. En un momento de polarización ideológica y de una fuerte pérdida de identidad de los partidos de centro como el PD o Forza Italia, el ex primer ministro florentino construirá un nuevo artefacto a su medida, pero que sea capaz de absorber el área política abandonada.

El partido de Silvio Berlusconi, devorado por la Liga, se encuentra en un estado de avanzada descomposición y ha comenzado a ver movimientos de escisión. El PD, tras la alianza con el M5S, deberá explicar muy bien a sus militantes los últimos pasos para no perder fuelle en las siguientes elecciones. El objetivo es evidente y la referencia se encuentra en proyectos como el que lidera el presidente francés, Emmanuel Macron. “La victoria que obtuvimos en el Parlamento contra el populismo y Salvini fue importante para salvar a Italia, pero no lo suficiente. Ahora se trata de construir una casa joven, innovadora y feminista, donde se lancen ideas y propuestas para Italia y para nuestra Europa”, explica.

La noticia de la escisión, que sonaba recurrentemente desde el día en que Renzi fue derrotado en las últimas elecciones, se confirmó este martes en una entrevista en el diario La Repubblica en la que el ex secretario general anuncia oficialmente la separación y la define como un “bien para todos”. Lo primero que ha hecho el florentino fue llamar al primer ministro, Giuseppe Conte, para garantizarle el apoyo. El problema, sin embargo, se traslada a un PD muy debilitado a la hora de negociar el equilibrio de fuerzas con su nuevo socio. “Zingaretti (secretario general del PD) ya no tendrá la excusa de decir que no controla a los grupos de PD porque ahora estarán libres de Renzi”, señala en la entrevista.

Renzi, un ciclón político que cayó en desgracia tras el referéndum constitucional que convocó y perdió en diciembre de 2016, hacía tiempo que no se encontraba a gusto en el partido. Su fuerte personalidad y un carácter algo arrogante provocó el año pasado la escisión de una corriente de izquierda tradicional a la que él mismo había denostado durante sus años como secretario general del PD (había amenazado con desguazarles). Hoy ya no esconde las limitaciones de su expartido y asegura que el PD es un conjunto de corrientes “sin visión de futuro”. “He decidido dejar el PD y construir juntos una nueva casa para hacer política de modo distinto. Tras siete años de fuego amigo, creo que hay que darse cuenta de nuestros valores, nuestras ideas, nuestros sueños no pueden ser todos los días objeto de luchas internas”, ha explicado en la entrevista. 

La sangría que provocará en la bancada del PD será importante. Pero también se lleva a dos piezas del nuevo Ejecutivo como las ministras de Agricultura Teresa Bellanova y de Igualdad, Elena Bonetti. Muchos de sus fieles se quedarán, de momento, en el PD. Pero no se descarta que a medida que el proyecto tome cuerpo el trasvase pueda ser mayor, una idea que aterra a la formación socialdemócrata, cuyo secretario general ya ha calificado la decisión como “un error”.

La nueva criatura política echará a andar inmediatamente para poder crecer suficientemente en caso de una caída del actual Ejecutivo (hoy algunos sondeos le otorgan un escaso 5% en la intención de voto). De momento, ha prometido, no se presentará a ningún proceso electoral local o regional. Al menos durante el próximo año. No quiso adelantar el nombre de la nueva formación política —se habla de La Italia del Sí o Juntos—, pero explicó que en una próxima reunión en octubre se presentará el símbolo y las ideas del partido. Será ahí donde se diseñará el carácter de esta iniciativa que, sin ninguna duda, tendrá el de su creador.

Fuente: El Pais.

Vea También

Pese a falta de pago, proveedores deben dar WhatsApp y un mega de internet fijo

La telefonía otorgará 10 minutos de llamadas al mes y el cable, la grilla local. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *