Inicio / Seguridad / 60 por ciento de mujeres agredidas mienten a favor del agresor

60 por ciento de mujeres agredidas mienten a favor del agresor

Las víctimas lo hacen por temor a su pareja o porque tienen dependencia económica o sentimental.

KAREN RODRÍGUEZ Q

FOTO ILUSTRATIVA DE AGRESIÓN HACIA UNA MUJER. /FIDES

Lucero (nombre ficticio) fue agredida la anterior semana por su pareja. El hombre de nacionalidad peruana la golpeó con un palo de escoba hasta abrirle una herida en la cabeza y afectarle un ojo. La mujer que fue encerrada en una habitación, en su desesperación, lanzó papeles a la calle pidiendo ayuda. Los transeúntes del lugar llamaron a la Policía y arrestaron al agresor.
Sin embargo, un día después del episodio, Lucero aseguró que su pareja no fue el agresor y que no seguiría con la denuncia.
La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) que seguía el caso de oficio, se vio “atada de manos” ya que no tenía cómo demostrar que Lucero mentía. Tras ocho horas en celdas policiales, el agresor fue liberado y volvió con su pareja.
Al igual que Lucero, el 60 por ciento de mujeres víctimas de violencia familiar, mienten para liberar a su agresor y así “seguir con sus vidas”, refirió la representante del colectivo Mujeres de Fuego, Ángela Nogales.
La directora interina de la FELCV, Nidia Gutiérrez, coincidió con la cifra, ya que de 10 denuncias realizadas ante la dependencia policial, alrededor de seis son desestimadas por la propia mujer.  “Las víctimas se inventan de todo, desde que se cayó o que tuvo un accidente hasta que mintió en la denuncia para perjudicar a su pareja. Muchas de las historias que escuchamos son acordadas con los abogados del propio agresor, quien se encarga de no dejar “cabos sueltos” y para nosotros es muy difícil demostrar que esa persona miente y que si fue agredida”, precisó la Directora de la FELCV

DE OFICIO
La Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, en su artículo 59 establece que  una denuncia debe ser investigada de oficio, independientemente del impulso de la denunciante.
“Toda denuncia deberá ser obligatoriamente remitida al Ministerio Público y reportada al Sistema Integral Plurinacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia en razón de Género (Sippase), indicando el curso que ha seguido”, sin embargo, la Directora de la FELCV mencionó que ante las historias inventadas por las denunciantes, la investigación queda desestimada .
MOTIVOS
En opinión de la representante de colectivo Mujeres de Fuego, los motivos por los que las mujeres mienten para defender a su pareja son varios, desde temor, hasta dependencia económica y emocional.
“En el caso de Lucero (nombre ficticio) yo misma hable con ella y me dijo que su pareja la golpeó, pero que no seguirá con la denuncia porque le tiene miedo. El hombre consume drogas y ella está atemorizada. Otro motivo es que ella no trabaja, estudia y depende de él”, relató.
Nogales relató que el jueves, otra mujer, de 60 años, llegó al hospital Viedma con fracturas en los huesos tras la agresión de su marido. En este caso, la víctima alegó que era una persona  mayor y no quería enfrentarse “a lo que dirán sus hijos”, por ello, relató  a las autoridades que tuvo una caída que le provocó las lesiones.
EXÁMEN FORENSE
La Ley  348 establece en el artículo 64 la revisión de la víctima por parte de un médico forense, quien será el profesional que determine los días de impedimento de la agredida.
Este exámen sirve para corroborar la agresión sufrida.  Gutiérrez, aclaró en algunos casos, los  abogados de los agresores que buscan que su cliente salga “limpio”, recurren al vacío que existe en este documento para desestimar la denuncia

“Algunos certificados emitidos por los forenses refieren que si bien las lesiones que presenta la víctima concuerdan en  tiempo con la agresión, no especifica si estas  fueron recibidas o auto realizadas, por lo que utilizan este  elemento para decir que la misma víctima se lesionó por si sola”, mencionó.
Las entrevistadas coincidieron por separado, que otro de los factores para desistir de una denuncia de agresión, son los plazos procesales y el tiempo que requiere la víctima para continuar con el proceso.
Para Nogales, el solo hecho de ir al médico forense para obtener un certificado médico, puede llevar todo un día. “Algunas mujeres van a estos trámites sin conocimiento del agresor y no pueden tardar tantas horas porque su pareja se daría cuenta”

Gutiérrez dijo que las mujeres que están a cargo de sus hijos se ven impedidas de aguardar este lapso de tiempo ya que deben proseguir con sus labores diarias.
A ello se suma, los plazos que dura la investigación en el que la víctima debe “peregrinar” por acelerar su proceso, el mismo que puede durar hasta seis meses, dijo Nogales.
Finalmente, el factor económico es preponderante. En varios casos, las víctimas dependen económicamente de su agresor y al no ser correctamente asesoradas, tienen la seguridad de que ya no contarán con el apoyo monetario de su pareja y no podrán valerse por si mismas ni para sus hijos.
El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, manifestó su preocupación por el incremento en los casos de feminicidios y  agresiones a las mujeres en Bolivia y refirió que las víctimas no están denunciando a las instancias pertinentes, pero tampoco los familiares y la misma sociedad.
“El ciudadano, el vecino debe denunciar cualquier hecho de violencia hacia las mujeres, no se debe encubrir el mismo, este problema está intrínseco en la base de la sociedad y nos apena como autoridades ver que todo el esfuerzo que empleamos porque estos delitos paren, sigan en el país”, precisó.
Asimismo, ponderó la instauración Sistema de Registro y Alerta Temprana Adela Zamudio y recordó que se lleva adelante un curso de formación para personal policial y militar sobre violencia hacia las mujeres y que hasta fin de año todo los servidores deben tener conocimiento del tema y su tratamiento.
DENUNCIA
Finalmente, la Directora interina de la FELCV, pidió a la familia, vecinos y amigos denunciar cualquier caso de agresión que pueda sufrir una mujer ya que callarlo lo convierte en un cómplice. “Cuando ocurre un feminicidio los parientes salen a decir que el hombre la pegaba, pero nunca hicieron nada para frenar al agresor y dejaron que sea la víctima la que tome su decisión sola”, concluyó.
Datos-Denuncia
Existen, al menos, cinco instancias donde las víctimas de violencia física, psicológica o sexual pueden acudir para denunciar a su agresor, según especifica el artículo 42 de la Ley Integral 348.
– La Policía Boliviana.
– El Ministerio Público.
– Servicios Legales Integrales Municipales (Slim´s).
– Defensoría de la Niñez y Adolescencia (esto en caso de que la víctima sea menor de 18 años de edad).
– Las autoridades indígenas originarias campesinas (si corresponde)

Fuente: Opinion.

Vea También

Ansu Fati ya es español

El Consejo de Ministros concede al atacante del Barça, nacido en Guinea-Bissau, la nacionalidad por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *