Inicio / Seguridad / Acusado atribuye a dos niñas crimen de hermanas Caballero

Acusado atribuye a dos niñas crimen de hermanas Caballero

Shirley del Carmen y Patricia Roxana fueron asesinadas por la hija adoptiva de Shirley y Alfonso para quedarse con la herencia, según investigaciones periciales.

Betty Condori Rojas.


EL JUICIO ORAL SE DESARROLLA EN EL PALACIO DE JUSTICIA.

La defensa de los acusados de cometer el doble crimen de las hermanas Caballero atribuyó la comisión del delito a dos menores de edad que, en esa ocasión, apenas tenían 10 y 11 años de edad, en Cochabamba.

El juicio oral, que inició el 26 de abril de este año, ingresó a la parte final. Ayer se llevó a cabo la audiencia denominada alegato y debate. En esta fase, la acusación debe acreditar qué y cómo han demostrado la culpabilidad de los acusados.

Los acusados también hacen uso del alegato y pueden plantear cómo no se ha probado su participación en el crimen cometido el 27 de julio de 2017, cuando aparecieron muertas a puñaladas las hermanas Shirley del Carmen Caballero Ovando, de 59 años, y su hermana Patricia Roxana Caballero Ovando, de 54. 

La abogada de la acusación, Andrea Severich, explicó que ayer, el abogado de Alfonso P.A., uno de los tres acusados por el doble crimen, atribuyó la comisión del ilícito a las dos menores de edad que ese día fueron testigos de horrendas muertes.

“Alfonso P, a través de su abogado, ha planteado una teoría extraña. Dijo que las menores que han sido testigos y han sufrido el dañados para toda su vida, fueron partícipes activas del asesinato. Ellos (los acusados) saben perfectamente que no podían tener participación alguna, porque no tenían ni la fuerza para someter a una mujer hasta cortarle el músculo esternocleidomastoideo, que es como murió Patricia”.

“Esa hipótesis en ninguna cabeza cabe. Estamos hablando de niñas que tenían 10 y 11 años en la época. En la escena del crimen no se ha encontrado ningún rastro genético de las niñas. La prueba genética arroja perfil de mujer, que es de Isabel, la hija adoptiva de Shirley; y el de un perfil no identificado, además de rastros de las hermanas Caballero y el de José Carlos C., el enamorado de Isabel”.

De acuerdo a las investigaciones, son autores materiales Isabel y Alfonso P. En tanto que José Carlos es cómplice. 

Severich explicó que pese a la exposición de pruebas, ayer Alfonso se mantuvo frío y calculador. “No tiene el mínimo sentimiento de culpa o remordimiento. En cambio Isabel lloró y mostró arrepentimiento”.

El jueves a las 16:00 se leerá sentencia. 

Isabel tramó el asesinato de su madre adoptiva y su tía para quedarse con la herencia familiar. No lo hizo sola. Alfonso P.A., un amigo de colegio que tiene un perfil psicopático, según una pericia del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la ayudó a delinear los detalles y quiso participar de la ejecución. José Carlos C.T., el enamorado de Isabel, se convirtió en cómplice.

Las dos niñas son primas de Isabel y se vieron obligadas a ser testigos de ese crimen.

Fuente: Opinion.

Vea También

Gobierno autoriza a laboratorios de los sistemas de salud realizar pruebas de Covid-19

En un laboratorio de Francia, colectan material para realizar una prueba para el Covid 19 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *