Inicio / Slider / Fiscalía investiga a hijos de ex jefes militares que trabajaron en Horizontal

Fiscalía investiga a hijos de ex jefes militares que trabajaron en Horizontal

La DGAC entrará en la investigación porque autorizó talleres de aviación a todas las empresas de Nilo Honor, lo que es considerado irregular. La Policía no encuentra los servidores donde se anotaban todos los trabajos de la empresa


El miércoles fue ordenada la detención de Pablo S.G., involucrado en la irregularidad. Foto: APG NOTICIAS

Marco Chuquimia / La Paz

Al menos tres familiares de ex jefes militares y exfuncionarios de la Unidad Estratégica de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn) son investigados por la Fiscalía por las presuntas irregularidades cometidas en las unidades de Diablos Negros y Diablos Rojos de la Fuerza Aérea Boliviana y, hasta ayer, dos de ellos prestaron su declaración, informaron en el Ministerio Público.

El miércoles declaró Brady T., sobrino de Carlena de la Torre, la asesora jurídica que vio varios contratos de adjudicación para el mantenimiento de las aeronaves y solicitó la ampliación de su declaración para acogerse a un proceso abreviado que aún no fue definido por el equipo de fiscales.

Ayer declaró Jessica L., hija del coronel Germán Lavado, que también está detenido, acusado de avalar los contratos de mantenimiento con la empresa Horizontal. Ambos exfuncionarios fueron convocados en calidad de testigos y, después de evaluar las declaraciones, los fiscales deben definir su situación.

La capitana Silvia Sandoval explicó que ambos eran funcionarios de Horizontal y ocupaban cargos de “digitadores”, que son los encargados de almacenar en los servidores todos los trabajos que realizaba la empresa, tanto en el mantenimiento como en el cambio de repuestos.

“El primer testigo manifestó que no tiene ningún dato ni archivo que pueda respaldar los trabajos porque todos los datos eran almacenados en un servidor que tenía la empresa en Santa Cruz. En la capital cruceña la digitadora era la señora que fue convocada hoy, y veremos qué nos puede manifestar”, explicó la oficial encargada de las investigaciones.

Más adelante informó que en los allanamientos que realizó la Fiscalía y la Policía en los hangares de la empresa Horizontal en las ciudades de Santa Cruz y La Paz, no fueron encontrados los servidores, incluso, solo había documentos que están en el cuaderno de investigaciones.

“Los servidores nos permitirán conocer qué trabajos ejecutó Horizontal, cuándo realizaron un cambio y qué repuestos cambiaron; no tenemos informes sobre eso y no se puede cotejar los documentos”, relató la investigadora.

Al menos una docena de contratos que firmaron los personeros de Uelicn con Horizontal están referidos a la compra de repuestos, pero no existe documentación que respalde los trabajos que realizaron los técnicos de la empresa.

La tercera

El tercer caso de un familiar trabajando en Horizontal es el de Scarleth B., hija de un excomandante de la FAB que se desempeñó en la parte administrativa. La Fiscalía emitió la citación, pero no lograron ubicarla y, por lo tanto, no se notificó oficialmente.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, citó en la última conferencia de prensa que deben ser investigados “los que acomodaron a sus hijos”, en alusión a la presencia de los familiares de los excomandantes en Horizontal.

Este caso es especial porque en el cuaderno de investigaciones aparece una carta de la empresa Centerline, también propiedad de Nilo Honor, en la que se invita al excomandante a un viaje a Estados Unidos.

La DGAC

También se investiga a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) porque esta entidad entregó a Nilo Honor permisos para el funcionamiento de la Organización de Mantenimiento Autorizado (OMA), que son los talleres aeronáuticos a las cinco empresas que poseía. Según los datos, la DGAC suspendió esos permisos justo cuando se hizo público el escándalo, en diciembre del pasado año.

Asimismo, la Fiscalía convocó a varias personas dependientes de esta entidad y todas vinieron acompañadas del asesor legal, hecho que fue observado por el Ministerio Público porque son citaciones personales y no institucionales, por tanto, explicaron, se arriesgan a ser procesados por uso indebido de bienes del Estado.

El peruano Honor envió a su hombre de confianza, Octavio Montero, a traer un helicóptero Bell 44 de práctica porque planificaba la apertura de una escuela de pilotaje de ala rotatoria, el primero en el país, y la autorización salió de la DGAC. Además, el helicóptero fue traído por un funcionario de esta entidad. Los ejecutivos de esta repartición pueden ser convocados más adelante.

Fuente: El Deber.

Vea También

Ansu Fati ya es español

El Consejo de Ministros concede al atacante del Barça, nacido en Guinea-Bissau, la nacionalidad por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *