Inicio / Slider / En siete años Movimiento económico del Gran Poder creció en 130 %

En siete años Movimiento económico del Gran Poder creció en 130 %


La fiesta mayor de los andes congrega a danzarines nacionales y extranjeros.

Un estudio del impacto económico de la festividad del Señor Jesús del Gran Poder sostiene que para este año se proyecta consolidar un crecimiento económico de 130 % en siete gestiones. En 2012, la fiesta religiosa generó $us 52 millones y para 2019 se prevé llegar a $us 120 millones.

“En siete años, el movimiento económico que genera el Gran Poder con sus diferentes actividades fue ascendiendo hasta duplicarse para este 2019. En comparación con la gestión 2018, este año se generó 5 millones más (…)”, explicó el secretario municipal de Desarrollo Económico, Sergio Siles.

Este estudio económico de la festividad –dijo– básicamente contempla un análisis de diferentes rubros y categorías de gastos que se realizan en el Gran Poder, entre los cuales resaltan el comercio de bebidas, vestimentas, orfebrería, música y producción y el rubro de fiestas.

De los cinco rubros identificados, Siles destaca a las bebidas (con y sin alcohol) con relevancia en la cerveza; las bebidas ocupan el 43 % del movimiento económico con 52 millones de dólares, no solamente en la entrada folklórica, sino en las diferentes actividades previas y que son parte de la festividad.

En segundo lugar está el comercio y alquiler de trajes y distintivos, con un 24 %, que en términos monetarios asciende a 29 millones de dólares. Este rubro refiere a trajes de danzas folklóricas, en muchos casos personalizados, además de compra de trajes para varón, trajes de chola, sombreros, zapatos, accesorios, entre otros.

Un tercer rubro que, también ocupa un 24 %, es el de la orfebrería, con 28 millones de dólares y en el cual encontramos todo tipo de joyas que usan las bailarinas de las fraternidades. Por debajo se encuentra el rubro de música y bandas, que ocupa un 6 % con un poco más 6 millones de dólares. Se considera la contratación de grupos musicales nacionales e internacionales, de equipos de sonido y la participación de productoras, entre otras.

Finalmente se encuentra el rubro de fiestas, con un 2 %, donde se incluye a los alimentos, alquileres de salones, publicidad, todo esto con un monto que asciende a los 2 millones de dólares.

Uno de los rubros que tuvo más crecimiento en los últimos años es de música y banda. Siles explicó que en esta gestión se optó por promover la contratación de grupos nacionales y dejar de lado a los conjuntos y artistas internacionales.

En cuanto a la orfebrería, hubo un descenso desde 2016. Aunque se mantiene el uso de joyas hechas en Bolivia, con diseños exclusivos y otras características, también se encuentra el uso de oro chino, que incide negativamente en la reducción de este rubro, por ser un oro de más baja calidad al que se produce en Bolivia, bajo un costo mucho menor.

Fuente: El Diario.

Vea También

Subsidios a combustibles fósiles rezagan a energías renovables

La iniciativa pública es diferente en los países del mundo, mientras unos implementaron normativas para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *