Inicio / Política / De rodillas y con llanto, una niña pide a Evo una escuela

De rodillas y con llanto, una niña pide a Evo una escuela

“Qué denigrante usar a una niña de esa manera, ¿dónde está la Defensoría de la Niñez y Adolescencia?”, son algunos de los cuestionamientos en RRSS.


La niña, de rodillas, pide la construcción de una escuela, ayer. Foto: ABI

Ericka Segales / La Paz

La niña María Esther, de la comunidad  Chapimayu, Chuquisaca, se arrodilló ayer ante el presidente Evo Morales para pedirle entre lágrimas la construcción de una escuela. El gesto causó  indignación entre varios internautas que pidieron la intervención de la Defensoría de la Niñez.

La escolar participó ayer en la inauguración de la construcción de la  línea de transmisión eléctrica Padilla–Monteagudo–Camiri.  En el acto declamó el poema  Mi escuelita. 

“Mi escuelita querida, olvidada, la más viejita de todas, pero siempre será recordada. Con más de 50 años de vida, pero no perderemos la esperanza de que los sueños sí existen y que algún día nos la construirán con confianza”, recitó la niña. Después se puso de rodillas ante el mandatario y le dijo: “Señor presidente Evo Morales Ayma, te pido con mucha tristeza… reclamo mi escuelita”, y rompió en llanto.

El Presidente, al verla de rodillas, la tomó de la mano izquierda e intentó levantarla mientras continuaba sentado. Cuando  María Esther se puso de pie,  entregó el fólder del proyecto de construcción de la escuela y aún con lágrimas abrazó a Morales. 

Antes de que la niña empezara con la recitación, se oyó decir a una mujer, mediante un altavoz: “Bienvenido señor Presidente a Monteagudo, la gente de Chapimayu te pide la construcción de un aula educativa”. 

Respecto a la petición de la niña, el Jefe de Estado señaló que la situación económica del país mejoró en los últimos años y destacó que durante su gestión se construyeron varias escuelas en la región.

“Seguramente faltan atenciones pequeñas, medianas, como hace un momento pedían una escuela en Chapimayu. Seguramente faltan, pero también estamos con grandes inversiones, no sé cuantas unidades educativas hemos construido en Monteagudo, muchas vamos a seguir construyendo”, expresó.

“Esperamos hermano alcalde terminar el estadio. Voy a venir a jugar. Si pierden, ni una obra más; si ganan, primero empezamos con la escuelita en Chapimayu, vamos a priorizar esa escuelita, eso es importante”, dijo  antes de finalizar su discurso.

La reacción en RRSS

El gesto de la niña de rodillas para pedir una escuela desató una ola de críticas contra el Presidente y el  Gobierno a través de las redes sociales. 

Los internautas lamentaron que nuevamente se haya usado a una escolar para gestionar la construcción de la unidad educativa y  pidieron la intervención de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

“¡Indignante! La niñez boliviana debe rogar por infraestructura educativa a un gobierno que estuvo 13 años en gestión”, se lee en un comentario en Twitter.

“En cuanta miseria e ignorancia debe vivir que ve necesario arrodillarse para pedir una escuela donde estudiar”, se pronuncia otra persona por la misma red social.

“Que denigrante usar a una niña de esa manera, ¿dónde está la Defensoría de la Niñez y Adolescencia?”, cuestionó uno de los usuarios en Facebook.

“Ella debería exigir lo que por derecho universal le corresponde. Eduquemos a nuestras hijas con conocimiento y no con servilismo, pero sobre todo con amor para hacerlas seguras e independientes”, expresó otra persona. 

“Si no detenemos esto muy pronto, las demás personas pensarán que de esa forma se pide un proyecto”, dijo otro internauta.

“Es humillante que a una niña inocente le hayan instruido arrodillarse ante una persona que tiene por obligación construir una escuela”, lamentó otro,  en medio del rechazo general. 

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Subsidios a combustibles fósiles rezagan a energías renovables

La iniciativa pública es diferente en los países del mundo, mientras unos implementaron normativas para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *