Inicio / Mascotas / Los países más amigables con las mascotas viajeras

Los países más amigables con las mascotas viajeras

Viajar con nuestros amigos peludos es una tendencia global que crece rápidamente.


Cada vez más viajeros incluyen en sus planes a su mascota. Los servicios de turismo buscan ser amigables con los peludos. Istock
Foto: iStock

Por: Cecilia Montoya

En un mundo donde la industria de los viajes crece a pasos acelerados, con 1.400 millones de turistas que se movieron por el planeta el año pasado (6 por ciento más que en el 2017), y, a la par, sube el mercado de las mascotas (que en solo Colombia mueven casi un billón de pesos al año), no es de extrañar que se desarrolle cada vez con más fuerza el sector de las mascotas viajeras.

Esa razón llevó a Trabber.com (portal dedicado a servicios turísticos) a la tarea de analizar cuáles son los países más amigables con estos compañeros especiales y hacer un ranquin (ver gráfico).

Óscar Frías, cofundador y CEO de Trabber.com, asegura que esta tendencia, “que parecía extravagante hace un par de décadas, más propia de millonarios del norte de Europa, se ha convertido en una práctica habitual”.

Esta es la razón por la cual cada vez más hoteles, aerolíneas y destinos se desviven por prestar más y mejores servicios para las mascotas. Hoy no es raro encontrar suites con espacios diseñados especialmente para ellas, paseadores, peluquerías y spas, tiendas de ropa, pensados para que los animales disfruten mientras sus amos realizan otras actividades.

Por ejemplo, el tradicional Milestone Hotel, en Londres, tiene un programa llamado Very Important Pet (VIP). Cuando llegan, los huéspedes reciben una canasta de bienvenida con un juguete para la mascota, un dulce y toda la información necesaria sobre los servicios adicionales.

En Buenos Aires (Argentina), destino que se ha interesado en ser pet friendly, el Vitrum Hotel incluye entre sus servicios paseador, peluquería canina, consultas con veterinarios, comida balanceada para cachorros y adultos, cajas especiales para trasladarlos, y son recibidos con un pet kit de juguetes especiales.

Todo esto hace que cada vez más viajeros incluyan en sus planes de viaje a sus amigos peludos. La española Inmaculada Pérez Garcés nos cuenta: “Poko era un perrito viajero (murió hace un año); con él visitamos muchas regiones de España, Portugal, Francia, Alemania y Suiza, sin ningún problema, eso sí, cuidando de llevar siempre su pasaporte, en el que, además de su identificación, aparece la relación de vacunas”.

“Indudablemente, Francia y Alemania son los países en los que fue aceptado en mayor número de lugares: transportes públicos como trenes, metros, autobuses y barcos; bares, restaurantes, hoteles, librerías y comercios”, asegura esta viajera incansable. 

Y al elegir el alojamiento recomienda mirar si entre las condiciones figura que aceptan mascotas. “Algunos aplican un suplemento –dice–. Por ejemplo, en Lisboa fue el más caro. La habitación valía 60 euros la noche, y el adicional por Poko fue de 30 más”.

Pérez, con su experiencia, recomienda “estar atentos para cumplir con las reglamentaciones de cada ciudad. En Madrid, por ejemplo, solo pueden ir en el último vagón del metro y deben usar bozal, además de la correa, aunque sean pequeños”, dice.Recomendaciones

El veterinario Jorge Gallego, docente de Urgencias y Medicina Interna de la Universidad de Antioquia, asegura que es clave “tener claro qué tipo de viaje se hará, la ciudad, el clima y los riesgos que puede tener la mascota”.

Gallego recomienda que para que el peludo no tenga ningún inconveniente es importante que esté hidratado y no exponerlo prolongadamente al sol con el fin de evitar un golpe de calor.

Así mismo, es muy importante no hacer cambios bruscos de comida y fijarse en que el agua que consuman sea potable.

CECILIA MONTOYA U. 
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
mascotas@eltiempo.com

Fuente: El Tiempo.

Vea También

Estas son las enfermedades que más afectan a perros y gatos en época de lluvia

Los charcos que se forman con la lluvia, la humedad, y el aumento del calor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *