Inicio / Mascotas / Alimentos prohibidos para los perros

Alimentos prohibidos para los perros

Qué alimentación es la más apropiada para tu perro

Los perros necesitan una dieta completa y equilibrada para que su alimentación sea óptima, y los piensos cumplen esa función perfectamente. Por eso, hay que evitar recompensarles o hacer excepciones en su ingesta diaria con alimentos propios de una comida casera —alta en grasas para ellos—, por ejemplo, o con dulces —cuya toxicidad puede incluso causarles la muerte—. Asimismo, es necesario aclarar algunas creencias con respecto a los supuestos beneficios de que coman ciertos productos, como pienso para gatos o hierba, ya que lo que ocasionan principalmente son molestias estomacales. Si se sospecha de una intoxicación, hay que acudir lo antes posible al veterinario; la rapidez puede evitar complicaciones graves de salud.

Muchos de los alimentos que consumimos los seres humanos no son adecuados para los perros. En ocasiones no es que no sean sanos en sí mismos, sino que los introducimos en su dieta de una manera desequilibrada. Otras veces no podemos evitar la tentación de ofrecerles premios que no son apropiados para ellos, como los huesos, o que incluso pueden llegar a ser letalmente tóxicos, como el chocolate o las gominolas.

¿Qué alimentación es la más apropiada para mi perro?

La mejor forma de alimentar a nuestros perros es darles pienso. En el mercado hay una gran variedad de marcas que se ajustan perfectamente a las necesidades del animal en función de su edad, raza y peso.

Es aconsejable usar piensos de cachorro hasta que el perro cumple su primer año, y después pasar a uno de mantenimiento. La mayoría de las marcas comerciales tienen piensos diseñados para las etapas senior y preparados especiales, de prescripción veterinaria, para canes con alguna enfermedad concreta, como hepáticas, renales o cardiopatías. También hay piensos para perros con necesidades energéticas especiales, como los cazadores, los de competición, o los que realizan agility.

La cantidad de pienso a administrar es la que recomienda el fabricante, y siempre viene explicado en el envase en función del peso o edad del animal. La dosis diaria debe repartirse en varias tomas al día para facilitar el reparto de la energía y evitar digestiones excesivamente pesadas.

La comida casera y las golosinas deben evitarse para que el perro no desprecie el pienso. Además, la comida casera es demasiado salada, condimentada y grasienta, mientras que cuando se recurre a monodietas, como el arroz y el pollo, se le proporciona una dieta mal balanceada y deficiente en muchos nutrientes básicos.

Fuente: WebConsultas.

Vea También

Mercado mundial en crecimiento. Fabricación de baterías de litio enfrenta retos

El triángulo del litio, Bolivia, Chile y Argentina, con las mayores reservas, avanzan a ritmos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *