Inicio / Slider / Hallan gérmenes que se propagan y son resistentes a medicamentos

Hallan gérmenes que se propagan y son resistentes a medicamentos

El hongo llamado Cándida auris se ha rebelado contra los antibióticos. Se alimenta de personas con sistemas inmunitarios debilitados. Cobra vida en todo lugar.


Un portaobjetos de microscopio con Cándida auris inactiva. Foto: The New York Times

Las bacterias se están rebelando. Están cambiando la tendencia contra los antibióticos al ser más astutos que los maravillosos medicamentos. Son gérmenes resistentes a los fármacos y se propagan silenciosamente por todo el mundo.

El germen mortal, un hongo llamado Cándida auris, se alimenta de personas con sistemas inmunitarios debilitados. En los últimos cinco años, ha golpeado una unidad neonatal en Venezuela, ha pasado por un hospital en España, ha obligado a un prestigioso centro médico británico a cerrar su unidad de cuidados intensivos y ha echado raíces en India, Pakistán y Sudáfrica, según reporte del diario estadounidense The New York Times.

Recientemente, el hongo llegó a Nueva York, Nueva Jersey e Illinois, y los centros federales para el Control y la Prevención de Enfermedades lo agregaron a una lista de gérmenes considerados como “amenazas urgentes”.

El reportaje cuenta que en mayo de  2018, un anciano fue ingresado en la sucursal de Brooklyn del Hospital Mount Sinai (EEUU) para una cirugía abdominal. Un análisis de sangre reveló que estaba infectado con un germen recién descubierto tan mortal como misterioso. Los médicos lo aislaron  en la unidad de cuidados intensivos. 

El hombre murió después de 90 días en el hospital, pero Cándida auris no lo hizo. Las pruebas demostraron que estaba en todas partes de su habitación, tan invasiva que el hospital necesitaba un equipo especial de limpieza y tuvo que arrancar algunas de las baldosas del techo y del piso para erradicarlo.

“Todo fue positivo: las paredes, la cama, las puertas, las cortinas, los teléfonos, el fregadero, la pizarra, los postes, la bomba”, dijo Scott Lorin, presidente del hospital. “El colchón, los rieles de la cama, los orificios de los recipientes, las persianas, el techo, todo en la habitación fue positivo”.

El reporte señala que Cándida auris es tan tenaz, en parte, porque es impermeable a los principales medicamentos antimicóticos, por lo que es un nuevo ejemplo de una de las amenazas para la salud más difíciles del mundo: el aumento de las infecciones resistentes a los medicamentos.

Durante décadas, continúa, los expertos en salud pública advirtieron que el uso excesivo de antibióticos estaba reduciendo la efectividad de los medicamentos que  prolongaron  la vida útil al curar infecciones bacterianas que alguna vez suelen ser fatales. Últimamente hubo una explosión de hongos resistentes, agregando una dimensión nueva y aterradora a un fenómeno que  socava un pilar de la medicina moderna.

“Es un problema enorme”, dijo Matthew Fisher, profesor de epidemiología de hongos en el Imperial College de Londres, quien fue coautor de una reciente revisión científica sobre el aumento de hongos resistentes. “Dependemos de ser capaces de tratar a esos pacientes con antifúngicos”. En los hechos, los hongos, al igual que las bacterias, están desarrollando defensas para sobrevivir a las medicinas modernas. Incluso líderes mundiales de la salud pidieron más moderación en la prescripción de medicamentos antimicrobianos para combatir las bacterias y los hongos, pero el uso excesivo de ellos en hospitales, clínicas y la agricultura  continúa.

Los gérmenes resistentes se llaman “superbacterias”, pero esto es simplista porque no suelen matar a todos. En cambio, son más letales para las personas con sistemas inmunitarios inmaduros o comprometidos, incluidos los recién nacidos y los ancianos, los fumadores, los diabéticos y las personas con trastornos autoinmunes que toman esteroides que suprimen las defensas del cuerpo.

Los científicos dicen que a menos que se desarrollen nuevos medicamentos más efectivos y que se reduzca drásticamente el uso innecesario de medicamentos antimicrobianos, el riesgo se extenderá a poblaciones más sanas. Un estudio del Gobierno británico alerta que si no se implementan políticas para frenar el aumento de la resistencia a los medicamentos, 10 millones de personas podrían morir en el mundo por todas estas infecciones en 2050.

Los antibióticos y los antifúngicos son esenciales para combatir las infecciones en las personas, pero los antibióticos  se usan  para prevenir enfermedades en los animales de granja, y los antimicóticos también se aplican para evitar que las plantas agrícolas se pudran. Algunos científicos citan evidencia de que el uso rampante de fungicidas en cultivos está contribuyendo al aumento de hongos resistentes a los medicamentos que infectan a los humanos.

Cándida auris, la amenaza principal

 Lynn Sosa, epidemióloga estatal adjunta de Connecticut, sostuvo que ahora ve a Cándida auris como la amenaza “principal” entre las infecciones resistentes. “Es bastante imbatible y difícil de identificar”, dijo.

Según la CDC (agencia de salud de EEUU), casi la mitad de los pacientes que contraen C. auris mueren en 90 días. Pero, los expertos no han determinado de dónde procedía en primer lugar, según  reporte del The New York Times. 

“Es una criatura de la laguna negra”, dijo Tom Chiller, quien encabeza la rama de hongos en el CDC, que lidera un esfuerzo de detección global para encontrar tratamientos y detener la propagación. “Se hizo burbujas y ahora está en todas partes”, añadió.

Los investigadores de los CDC teorizaron que C. auris comenzó en Asia y se extendió por  el mundo. Pero cuando la agencia comparó el genoma completo de muestras de auris de India y Pakistán, Venezuela, Sudáfrica y Japón, descubrió que su origen no era un solo ni  una sola cepa de auris.

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Arias pide dejar de ‘mirar atrás’ y recuerda que la OEA avaló la victoria de Arce.

Tras las críticas del Gobierno a la Organización de Estados Americanos (OEA), el candidato a …