Inicio / Sociedad / Injerencia política impide reestructuración policial

Injerencia política impide reestructuración policial

“Del 2006 a la fecha no todos los que deberían ser Comandante General fueron designados, otros que no debieron ser Comandante Departamental fueron destinados irregularmente”, refirió el coronel en retiro, René Calla


CORONEL RENÉ CALLA ASEGURA LA CONVENIENCIA DE MOSTRAR A LA POBLACIÓN CONDICIONES DE TRABAJO DE LA POLICÍA.

La injerencia política en la Policía Boliviana ha roto la cadena de mando del orden interno el 2006, mientras persista esta condición ninguna intervención logrará el saneamiento institucional que se requiere con urgencia ante los niveles de corrupción denunciados, declaró el coronel de Policía en retiro René Calla.

La intromisión política en la Policía llegó inclusive a los niveles de clases y policías disponiendo cargos con fines políticos, a la inversa también ocurre que por cumplir determinados destinos, como en el caso de las fuerzas antinarcóticos hasta la gestión 2006 fueron privados de otros destinos por ser rotulados como “hijos de los gringos”.

“Para hacer una reestructuración primero debe salir la injerencia política de la institución. Sólo en el caso Anapol (denuncia corrupción en la admisión de postulantes en la gestión 2019), quienes intervinieron inicialmente, a cargo del Comité de Máxima Instancia (CIM) no estaban policías, sino los políticos”, remarcó Calla.

En esta misma línea, señaló que inclusive se atisba la presencia de familiares de dirigentes de organizaciones sociales o personas con nexos por esa vía.

Calla señaló que los alcances de la corrupción en la Policía Boliviana pueden ser insospechados, porque el dinero obtenido ilícitamente no se queda con una sola persona, sino se extiende a una cadena de implicados.

A modo de ejemplo, señaló que en el caso del excomandante departamental de Oruro Rommel Raña, sindicado de cobros vinculados al contrabando y destinos. “Si Raña hizo tales cobros, ha tenido que darle a alguien y ese alguien a otra persona para mantenerse en el cargo”, refirió tras aclarar que existe un destinatario que debe ser descubierto en el marco de las investigaciones.

Con relación a la conformación de una comisión Legislativa que intervenga la Policía Boliviana para una “purga institucional”, señaló que ante la magnitud de la injerencia política no se lograrán los resultados que se exigen.

“La vía menos compleja es dotar a la Policía de posibilidades para actuar, entre estas el tema informático, redimensionar el trabajo de los Inspectores y resolver los bajos niveles salariales, son parte de la solución a un problema que deben ser resuelto de manera urgente”, apuntó el coronel Calla.

Ante la actual coyuntura, y con el objetivo de depurar la institución policial con acciones de fondo, la comisión fiscalizadora debería estar a cargo de una comisión multisectorial, no solo Legislativa, de modo que también sean otras instancias de la sociedad que conozcan las condiciones en las que se ha desenvuelto y actualmente trabaja la Policía, en criterio del coronel en retiro.

CORRUPCIÓN POR INTROMISIÓN

En este mismo contexto, el excomandante de la Policía Nacional Oscar Ciro Farfán, en afirmaciones a radio Fides, señaló que la  intromisión política en la institucionalidad de la Policía Boliviana se refleja en los reiterados hechos de corrupción, los recientemente denunciados evidencian tal situación.

Según las afirmaciones de Farfán, decisiones políticas hicieron que  Jorge Santiesteban haya accedido al grado de general y su posterior nombramiento como comandante general de la Policía, ruptura de la cadena de mando a la que Calla se refirió. (El DIARIO – FIDES)

Fuente: El Diario.

Vea También

Conade llama a “resistencia civil” frente al “fraude”

El Conade en conferencia hizo el llamado a la población. El Comité Nacional de Defensa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *