Inicio / Seguridad / Pese a video, Gobierno no da con autores de la emboscada

Pese a video, Gobierno no da con autores de la emboscada

La autoridad sostiene que lo que pasó en Chapare fue una “cobertura” al narcotráfico por parte de un grupo de comunarios; esperará lo que salte de la pesquisa.

Carlos Romero en conferencia de prensa, ayer, junto al comandante Rómulo Delgado. Foto: ABI
Después de cinco días de suscitarse una emboscada en el Chapare que dejó dos policías heridos de bala, el Gobierno no da con los responsables pese a que un video muestra claramente quiénes atacaron a los efectivos. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que son entre siete y 10 comunarios pero que la investigación esclarecerá el caso.

“Estamos, sin duda, ante un caso de posible cobertura a una operación de narcotráfico y lógicamente nuestra tarea es dar con los autores, con las personas que forman parte de esta asociación criminal, ponerlas a la justicia y vamos a ser absolutamente drásticos en el sentido de que se tiene que desarrollar esta investigación y esclarecer el caso”, dijo ayer en una conferencia de prensa.

Dos policías resultaron gravemente heridos por disparos de armas de fuego durante un operativo la mañana del sábado en el Chapare. Minutos antes, dos patrullas de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) llegaron a la comunidad de San Rafael; una de ellas se adelantó para verificar la presencia de una pista clandestina, cuando fue atacada con armas de fuego.

“Fueron emboscados por unas ocho a 10 personas, pero había otro grupo de personas que se encontraban bloqueando la salida del camino a nuestros efectivos”, precisó el Ministro.

Un video que se difundió en las redes sociales muestra cómo un policía de Umopar está malherido echado en plena selva, mientras sus camaradas tratan de dar explicaciones a un grupo de comunarios que los rodean bajo amenazas e insultos.

En las imágenes se logra ver los rostros de varios de los habitantes, la ropa que vestían, etc.; sin embargo, Romero señaló que el video “es un elemento importante para la investigación”, que se desarrollarán los operativos necesarios para esclarecer el hecho y “sentar un precedente muy claro de estas personas”.

“No solamente trabajaremos en la línea de investigación, sino que vamos a atacar a nivel de la presión judicial, esté involucrado quien esté involucrado, eso no nos interesa, si fuera de los Yungas, del Chapare, en Santa Cruz (…) Obviamente hemos pedido una investigación rigurosa, vamos a reunirnos con el equipo jurídico para que además podamos constituirnos como Ministerio de Gobierno en parte coadyuvante en este proceso por asociación delictuosa, tentativa de homicidio, portación ilícita de armas, robo, lesiones graves y leves”, manifestó.

Durante los días de Carnaval ninguna autoridad se pronunció sobre lo ocurrido en el Chapare, ni el presidente Evo Morales. Este silencio generó duras críticas en contra del Gobierno debido a que en otros ataques o enfrentamientos en los que cocaleros de los Yungas estaban implicados, la actuación del Ejecutivo fue inmediata. Dirigentes, como Franclin Gutiérrez, fueron detenidos y acusados de muertes.

Al ser consultado si se implicará a los dirigentes de los cocaleros del Chapare por la emboscada, como Leonardo Loza, por lo sucedido en San Rafael, el ministro Romero lo negó rotundamente. “Loza y (otros) no tienen denuncias, a diferencia del señor Gutiérrez. Él tiene una personalidad muy extraña, ha estado con nosotros reunido horas por la ley (de la coca), ha firmado el compromiso y después de salir de esta oficina ha ido a la plaza Villarroel a organizar grupos de choque. Tiene por lo menos 50 denuncias en su contra de personas. No conozco denuncias que involucren a Loza”.

El ataque a la patrulla de Umopar es para Romero “una cobertura en un operativo de droga. Esta gente estaba haciendo una cobertura a un operativo de droga”. Confirmó el hallazgo de una pista clandestina e improvisada y que ese grupo de gente intentaba proteger el despegue de una avioneta.

No obstante, negó que en el sector del trópico haya grupos irregulares permanentes. Todo lo contrario, Romero arremetió contra los cocaleros de los Yungas. “En los Yungas hay un grupo constituido que ha intervenido en diferentes hechos ilícitos, ha intervenido en la resistencia a la FTC (Fuerza de Tarea Conjunta), otra vez están queriendo hacer otra. Pero no es sólo esto, está involucrado en secuestros, torturas, presiones, sindicatos, alcaldes, particulares, pero también este grupo actuó para proteger avasallamientos de minas. Hay una organización criminal que ha sido funcional a diferentes actividades ilícitas”.

Miembros de la Policía Boliviana en servicio pasivo anunciaron para hoy un acto de desagravio por los policías heridos y atacados en el Chapare.

En las últimas horas se conoció que al menos 40 efectivos antidrogas ingresaron al sector donde ocurrió la balacera para comenzar con la investigación. Paralelamente, se indagará más sobre la pista clandestina hallada y los vínculos con el narcotráfico.

Loza asegura que en Chapare no existen pistas clandestinas

Después de la emboscada a una patrulla que dejó dos policías heridos en el Chapare cochabambino, el dirigente cocalero de esa región, Leonardo Loza, defendió a los afiliados de las seis federaciones. Aseguró que éstos no usan armas y negó la existencia de pistas clandestinas de narcotraficantes.

“De acuerdo con la información que recabamos, no existe pista clandestina, así como el informe de la FELCN habla de un intento de aterrizaje en una carretera. Por eso, de manera organizada no podemos permitir ninguna pista clandestina u otro tipo de actividades ilícitas”, afirmó Loza ayer.

Según un comunicado de la fuerza antidroga, una turba armada con pistolas, palos y machetes emboscó a los efectivos policiales de una patrulla con el objetivo de ayudar a una avioneta a despegar. La aeronave había aterrizado en una pista clandestina y desde allí se disparó a los efectivos.

El dirigente cocalero dijo que esperará a que todo se aclare con la investigación en curso y pidió evitar especulaciones. “Yo creo que esto debe someterse al 100% a la investigación. Mucho se especuló, se precipitó con decir que son cocaleros y que los comunarios manejan armas. Para mí, los que se dedican al narcotráfico y manejan armas no son productores de coca ni afiliados a nuestros sindicados. Van a ser gente de afuera, nuestros hermanos no manejan armas de grueso calibre”, aseguró en una entrevista a un canal de televisión.

Según el comunicado de la FELCN, la patrulla de Umopar fue rebasada por el otro extremo del camino por una turba de 50 comunarios de la población San Rafael, en apoyo al grupo de personas que se encontraban armadas, aparentemente en estado de ebriedad, portando pistolas, revólveres, palos y machetes, tiempo que fue aprovechado por la avioneta para realizar el despegue y fuga.

El líder cocalero del Chapare pidió que se indague el ataque. “Queremos lamentar este hecho. Pedimos una profunda investigación en este tema y la sanción correspondiente a todos los autores materiales e intelectuales de este hecho. Cualquier narcotráfico, cualquier cosa ilegal tiene que ser tan dura y fuertemente sancionada y con todo el peso de la ley”, dijo a ERBOL.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Cinco años de fricciones y cuatro intentos masistas de tomar Adepcoca.

El deterioro de las relaciones entre el gobierno del MAS y los cocaleros de los …