Inicio / Seguridad / Hijo de fiscal pide cesación de detención y jueces rechazan

Hijo de fiscal pide cesación de detención y jueces rechazan

Sergio O.A. trató de descartar los justificativos de su encierro, pero la Fiscalía se opuso a su liberación aduciendo que existen riesgos de obstaculización de las investigaciones.
DARYNKA SÁNCHEZ A

SERGIO O.A. EL DÍA DE SU AUDIENCIA CAUTELAR, EL 17 DE ENERO.
Sergio Mauricio O.A., el hijo de un fiscal del Ministerio Público de Cochabamba, detenido preventivamente por integrar la organización criminal del abogado Jhasmany T.L. (quien torturó y despojó de sus bienes a su padrastro, Julián T.), se sometió ayer a una audiencia en la que su defensa pidió la cesación de su detención. Sin embargo, el juzgado cautelar que se encarga del control jurisdiccional del caso rechazó su petición y el joven volvió a la cárcel.

Sergio O.A. está detenido desde el 16 de enero, cuando él se presentó a la Fiscalía para prestar sus declaraciones en el caso abierto contra Jhasmany T.L. por los delitos de secuestro, extorsión, torturas, lesiones, vejámenes y otros. Según la página de Facebook de la consultora jurídica Leclere y Asociados, Sergio O.A. era un abogado graduado de la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Simón, y era “responsable de la división jurídica de delitos de orden patrimonial y de recuperación de dinero”.

De acuerdo a la investigación lograda hasta la fecha, Sergio Mauricio O.A. fue el 4 de febrero de 2017 a la casa del padrastro de Jhasmany, junto a varias personas que fingieron ser policías, un notario y un fiscal, para obligar a Julián T.L. a reconocer una deuda inexistente de 100.000 dólares y arrebatarle su casa, sus equipos de costura y su camioneta.

Lurwyn Ledezma, el abogado de Sergio O.A., dijo que su defendido no participó de las torturas y abusos cometidos contra el padrastro y que se quedó afuera de la casa, junto a otros dos exmiembros del bufete, de acuerdo a las mismas declaraciones de otros implicados. “Las víctimas no lo reconocen como autor de las golpizas y otros abusos”, apuntó.

En sus declaraciones ante el Ministerio Público, Sergio O.A. dijo que él no estaba de acuerdo con lo que pasó en esa vivienda y que se quedó afuera muy preocupado, junto a César M.C. y Pool Alejandro R. Fueron convocados por Jhasmany a gritos, pero aseguró que no participó de los delitos. Sin embargo, las investigaciones recién comenzaron y Sergio O.A. también fue sindicado también de participar del secuestro de un tramitador de visas en La Paz y de haberse quedado con su vehículo, un Jaguar negro, a cuenta de un dinero que el tramitador le estafó a su tío. Además, existen fotografías de un allanamiento ilegal a un edificio del que Sergio O.A. también participó.

Fuente: Opinion.

Vea También

Asesinan a un brasilero con más de nueve disparos en el trópico de Cochabamba.

Los antecedentes indican que la denuncia sobre el hallazgo de un cadáver en la avenida …