Inicio / Política / Periodistas piden frenar refugio a Ochoa por asediar a la prensa

Periodistas piden frenar refugio a Ochoa por asediar a la prensa

Hay comunicadores que temen que si se le da acogida a la exautoridad ecuatoriana se reproducirán en el país las prácticas que implementó contra la libertad de expresión.

Carlos Ochoa, exfuncionario del expresidente Rafael Correa. Foto:El Telégrafo
Periodistas creen que el Gobierno no debe otorgar refugio al exsuperintendente de Comunicación de Ecuador, Carlos Ochoa, debido a sus antecedentes contra la libertad de expresión y de prensa. Hay quienes temen que si se consolida su acogida, se replicarán en el país las prácticas que implementó en su país.

“Los periodistas condenamos su actitud, por su forma de actuar cuando era parte del anterior gobierno de Ecuador, caracterizado por violar la libertad de expresión y perseguir duramente a los periodistas ecuatorianos; y el Gobierno no debería darle el asilo que solicita”, afirmó Pedro Glasinovic, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB).

El lunes, el Ejecutivo confirmó que los ecuatorianos Carlos Ochoa y Sofía Espín, excolaboradores cercanos del expresidente Rafael Correa, solicitan refugio. Ochoa fue Superintendente de Comunicación entre 2013 y 2018. Fue destituido por la Asamblea en marzo del año pasado. Es acusado de utilizar la Ley de Comunicación para presionar, investigar y censurar a medios críticos.

El martes, Ecuador envió a la Cancillería la documentación que certifica que Ochoa y Espín “deben responder por infracciones penales comunes”.

La periodista Zulema Alanes sostuvo que Ochoa fue operador de la censura en Ecuador y que “no es víctima” de ninguna injusticia en su país; al contrario –a su juicio– es autor de varios hechos que vulneraron la libertad de prensa y expresión, y que debe responder sobre sus actos ante las autoridades judiciales ecuatorianas.

“La justicia de su país lo está procesando y sería lamentable que el Gobierno lo proteja otorgándole asilo como refugiado. Bolivia no debe convertirse en refugio de quienes hicieron de sus cargos públicos un espacio para vulnerar los derechos y las leyes de sus países”, afirmó.

La comunicadora agregó que los antecedentes de Ochoa “hacen temer que venga a Bolivia a reproducir las mismas prácticas que implementó en su país”.

El periodista Raúl Peñaranda indicó que Ochoa es contrario a la libertad de expresión y de prensa y a la autonomía de los medios. “Es una persona que encontró mucha satisfacción en presionar a los medios de comunicación de su país”, dijo el comunicador.

“Si puede tener un juicio justo, un debido proceso, no tendría derecho a asilo en Bolivia, debería volver a su país; pero si él logra demostrar que en su país no va a tener un debido proceso y que realmente su caso es político, obviamente en ese caso tendríamos que aceptar darle refugio”, mencionó Peñaranda.

El periodista Mario Espinoza al respecto afirmó: “Ochoa se equivocó en dos temas. El primero en la sanción a medios de comunicación falsificando una ley, siendo él periodista y eso es insólito; y el segundo: venir a Bolivia, donde el Gobierno entrega a refugiados sin remordimiento. Claro, la suerte de Ochoa es que es ecuatoriano, si fuese el Brasil, estaría en problemas. No creo que lo entreguen”.

Ochoa, “hombre fuerte” de Correa

Carlos Ochoa es periodista y exsuperintendente de Información y Comunicación de Ecuador.

En marzo de 2018, Ochoa, considerado uno de los “hombres fuertes” del expresidente Rafael Correa, fue censurado y destituido del cargo por la Asamblea Nacional de Ecuador.

Es acusado de una presunta falsificación de la Ley de Comunicación para sancionar a medios, según versiones de prensa de Ecuador.

Durante su gestión, Ochoa impulsó 429 multas contra medios de comunicación; además de centenares de pedidos de rectificaciones y aclaraciones.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Hallan en Agetic información del TREP, actas y software electoral

La información encontrada fue derivada a la Fiscalía para que los peritos indaguen el contenido …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *