Inicio / Economía / La minería se acerca al récord de exportaciones, pero el Estado es el menos beneficiado

La minería se acerca al récord de exportaciones, pero el Estado es el menos beneficiado

La extracción manual de oro en la zona altiplánica del país. | LA PRENSA
La explotación de recursos minerales en Bolivia. | AFP
La venta de 1.664 millones de kilos de diferentes minerales al exterior alcanzó los 3.693 millones de dólares a noviembre de 2018, una de las más elevadas en cinco años, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Sin embargo, el especialista en minería y expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) Héctor Córdova afirma que el valor exportado beneficia más a las empresas y mineros porque el Estado sólo recibe el 9 por ciento de la cifra por concepto de regalías e impuestos.

Córdoba asegura que el valor exportado de este rubro batirá récord en 2018 y cerrará con 4.181 millones de dólares, la más alta de la historia.

El expresidente de Corporación Minera de Bolivia (Comibol) José Pimentel explicó que ser un país exportador de materias primas significa que los ingresos para Bolivia no son los mejores. “La gran frustración de la economía es que no se funde y no se industrializa. La mayor parte de fundición y comercialización se realiza en el exterior”, dijo.

Pimentel añadió que el país podrá generar ingresos con la constitución de una empresa minera estatal con capacidad de decisión y autonomía. “Esta ausencia no le permite encarar proyectos autonómicamente, sino está sujeto a la voluntad política de los actores mineros o los sectores sociales que finalmente no han posibilitado la industrialización de los minerales”, explicó.

El principal comprador de Bolivia es Japón, que sólo hasta noviembre de 2018 adquirió 407 millones de kilos de minerales por un valor de 624 millones de dólares; le sigue Corea del Sur, con 285 millones de kilogramos de minerales por un valor de 515 millones de dólares; China compró 322 millones de kilogramos por los que pagó 404 millones de dólares; en cambio, India adquirió 9 millones de kilos de mineral por 657 millones de dólares, según datos del IBCE.

Córdova detalló, según sus datos preliminares, que en la gestión pasada se vendieron 30,6 toneladas de oro, pero se presume que otras 15 salieron del país de forma irregular. En cambio, las cifras del IBCE indican que otras 653.800 toneladas de cinc salieron del país, así como 18.268 toneladas de estaño, 1.559 toneladas de plata y 142. 014 toneladas de plomo. En menor cantidad salieron cobre, wolframio, antimonio y bario.

“El año pasado fue récord para exportación de minerales, pero no porque subió de precio, sino porque se exportó más cantidad de cinc, plomo y plata”, aclaró a tiempo de afirmar que esto es bueno para las operadoras, pero no tanto para el país, que solo se queda con el 9 por ciento entre impuestos y regalías.

El analista indicó que al exportar el mineral “transferimos nuestra riqueza al extranjero”, porque las fuentes de empleo se van a los países que los industrializan.

“Cuando se vende como concentrado, el descuento que sufre el Estado es muy grande, llega hasta el 50 por ciento del mineral que nos descuentan; si se industrializaría en cinc, recibiríamos el 100 por ciento del valor”, dijo.

Por su parte, Pimentel explicó que la industrialización de minerales no surgirá del sector privado por su relación con las transnacionales, por lo que cree que la única posibilidad está en el Estado. Asegura que Comibol no se ha constituido como una empresa productiva y sigue siendo la empresa que vive a riesgo y los contratos que tiene con las cooperativas.

A ello se suman problemas en la producción de empresas mineras como Huanuni. El ingenio Lucianita, que se ejecutó con el propósito de triplicar producción, colapsó por fallas en su sistema eléctrico.

En una entrevista anterior, el ministro de Minería, César Navarro, indicó que estos problemas “pueden haber” y necesariamente deben ser ajustados por la empresa china Vicstar.

Para Córdova, otro problema que afronta el país es la falta de exploración. Indicó que los yacimientos de minerales tienen una vida de 15 a 20 años y no se ha realizado trabajos de exploración para encontrar nuevos yacimientos.

INGENIO LUCIANITA AFECTA A MINEROS

El ingenio Lucianita ha tardado cuatro años en ponerse en marcha por varios factores, pero también debido la obstaculización de parte de los trabajadores, porque la planta perjudicaría sus intereses indicó el especialista en minería y expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) Héctor Córdova.

“Ya han empezado a hacer sus pruebas y probablemente en los próximos días se entregue la planta funcionando a la Corporación minera de Bolivia. El dique ya se ha terminado, la producción de agua está y será entregado, esperemos que antes de febrero ya se entregue la misma”, sostuvo.

OPINIONES

“Somos un país exportador de materias primas, lo que quiere decir que los ingresos para Bolivia no son los mejores. El problema de Oruro y Potosí desde 2018 es que están exigiendo la instalación de las plantas fundidoras de cinc, solicitud que no se atiende”. José Pimentel. Expresidente de Comibol

“Cuando se vende como concentrado, el descuento que sufre el Estado es muy grande, llega hasta el 50 por ciento del mineral; si se industrializaría en cinc, recibiríamos el 100 por ciento del valor. Se debe recuperar todo el valor del mineral, es quizá la mejor alternativa”. Héctor Córdova. Especialista en minería

“Hemos hablado de las plantas refinadoras de cinc, vamos a impulsar este tema, porque con el tema del cinc estamos perdiendo mucho y es hora de industrializar. En el extranjero lo procesan lo tratan y sacan otros elementos mineralógicos, estamos perdiendo”. Orlando Gutiérrez. Ejecutivo de la Fstmb

EL CINC ES EL MINERAL MÁS EXPORTADO POR BOLIVIA

REDACCIÓN CENTRAL

El cinc es el principal mineral que produce y exporta Bolivia. Hasta noviembre de 2018, salieron del país 1.071 millones de kilos del mineral por un valor de 1.405 millones de dólares. Le sigue el oro, que ha generado 1.071.848.622 dólares por la exportación de 33.470 kilos, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En 2017 se exportaron 1.114 millones de kilos de cinc por un valor de 1.433 millones de dólares.

El mineral es el más exportado y llegó a ser el 52 por ciento de toda la producción en 2016. En esa gestión se produjeron 486,9 millones de kilos y su valor exportado fue de 1.010 millones de dólares de los 2.870 millones de dólares del valor total de los principales minerales exportados.

Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí son los departamentos productores del mineral, pero en Potosí existe mayor concentración, con 409,5 millones de kilos producidos en 2016, por un valor de 842 millones de dólares. Le sigue Oruro, con 34 millones de kilos, por un valor de 69 millones de dólares, en esa misma gestión.

En 2016 se vendieron 85 toneladas a China por un valor de 171 millones de dólares. Lo mismo pasó con Corea del Sur en 2016, que adquirió 81,3 toneladas y pagó 171,5 millones de dólares.

El especialista en minería y expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) Héctor Córdova añadió que el oro es otro de los principales minerales exportados.

La Paz es el primer departamento productor de este mineral. De ese departamento se extrae el 95 por ciento del oro que sale del país. Beni es el segundo productor.

Córdova explicó que el oro tiene bajo costo de extracción y un costo más alto para su venta.
Fuente: Los Tiempos.

Vea También

Deuda externa, la más alta en 13 años; apuntan al gasto corriente

En 2005, el país tenía una deuda de $us 4.941,7 millones, luego, desde 2015, subió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *