Inicio / Deportes / Insustituible Rakitic

Insustituible Rakitic

El croata, tentado este verano por el PSG, sigue un programa físico fuera del Barça y acumula más partidos que Messi
JORDI QUIXANO

Rakitic protege el balón ante Postigo. JOSE JORDAN AFP
Tras un tiempo en Barcelona, Rakitic decidió comprarse una casa en Gavà para poder disfrutar de la calma y de los paseos en la playa con sus hijas y mujer, también con sus perros. Pero no se dio por satisfecho hasta seis meses más tarde, cuando acabó de construir un pequeño gimnasio en una de las salas de la casa, contigua a la habitación en la que guarda los trofeos y las camisetas de su carrera y de tantos rivales como ha podido. “Además de lo que hace con el Barça, sigue un programa físico individualizado que revisa cada tres meses para corregir o potenciar lo que necesite en ese momento”, explican sus allegados; “y es muy metódico, por lo que no se salta una sola sesión”. Una rutina que le va de maravilla porque nunca se ha lesionado de gravedad al tiempo que, una vez entendió que debía adelgazar un par de quilos para poder correr más —“sobre todo con Luis Enrique, que quería medios de ida y vuelta”, cuentan desde su entorno—, y descubrió que era celíaco, se mantiene en su peso y aguanta todo lo que le echen, camaleónico como es. Ahora (18.30, beIN) le toca el Celta.

Rakitic pasó de ser el rey del Sevilla a un siervo en el Barça, sobre todo de Messi porque en sus primeros años era el encargado de corregir sus lagunas defensivas y también echaba un ojo a Alves cuando no atendía al retrovisor. “Corro por Leo porque se lo ha ganado”, resumía Rakitic. “No sé cómo lo hace, pero en el campo siempre está corriendo… Una máquina”, le define Piqué. Aunque no es el único que piensa así porque desde que llegara al Barça es insustituible, por más que al inicio se pensara que sería suplente de Xavi e Iniesta, luego se sugiriera que perdería protagonismo con la llegada de André Gomes o Denis, y después se señalara que quedaría en apuntador con la incorporación de Coutinho; nada de eso porque tanto con Luis Enrique como con Valverde es una pieza capital.

Eso explican los números porque en estas cinco temporadas solo se ha perdido 28 encuentros (18 de Liga; 2 de Champions; y 8 de Copa) —o, lo que es lo mismo, ha participado en el 89,4% de los partidos— para sumar 237 duelos, seis más que Messi y 12 más que Busquets, seguidos por Suárez (218), Piqué (202) y Alba (198). Algo que se traduce también en minutos, aunque se sabe que los medios, de los que más kilómetros recorren, también son las primeras piezas en cambiar. Así, es el quinto que más minutos ha acumulado (17.034), solo por detrás de Messi (19.737), Luis Suárez (18.766), Busquets (18.025) y Piqué (17.580). Tonadilla que se repite en esta temporada porque el croata suma 1.835, con Ter Stegen y Piqué (1.980), y Busquets (1.919) por delante.

El gol de la Champions

Rakitic no solo corre, como demuestra que este viernes escogieran su gol de volea al Tottenham como el mejor de la fase de grupos de la Champions. “Es el equilibrio”, le definió Luis Enrique. Más contundente fue Valverde cuando le cuestionaron por su posible traspaso este verano al PSG, club que le tentó con una oferta mareante. “No estamos aquí para hacer negocios sino para ganar”, resolvió el entrenador; “es fundamental en nuestro equipo y espero que siga”.

Un discurso que también recitó al jugador cuando le presentó sus dudas sobre su continuidad en el equipo con la llegada de Arthur, Arturo Vidal y Coutinho. Lo que no cierra, sin embargo, el interés de los clubes más potentes de Europa porque la Juve y el Bayern, entre otros —siempre está el PSG—, han preguntado por él persistentemente, lo que hace que en el Barça se valore la opción de traspasarlo a final de curso, toda vez que es un jugador que, con 30 años (31 en marzo), aportaría una cantidad importante de dinero.

Mientras tanto, Rakitic lo juega todo —incuso el partido de Copa ante la Cultural Leonesa, en un ejercicio de profesionalidad absoluto porque estaba en combustión como siempre— y, polivalente como es, hasta actuó de central durante la segunda parte del último encuentro ante el Levante. “Es un jugador muy inteligente y aplicado, por lo que puede desempeñarse casi en cualquier posición”, señalan desde las oficinas de la ciudad deportiva; “es de los pocos futbolistas que conocemos que están cómodos con el fútbol de posición y con el de transiciones”. Por lo que de momento, hay Rakitic para rato.
Fuente: El Pais.

Vea También

Beckham cumple un sueño: ya tiene su propio equipo de fútbol

El exjugador, convertido en todopoderoso empresario, echa a rodar el Inter Miami, el club con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *