Inicio / Sociedad / El único radiooncólogo de Pando trabaja como internista

El único radiooncólogo de Pando trabaja como internista

El galeno no ejerce su especialidad porque los equipos obsoletos representan un riesgo para el paciente. Trabaja en este departamento desde hace 11 años.

Kevin Tapia, el único radiooncólogo de Pando. Foto: Marco Aguilar / Página Siete
Wara Arteaga / Pando
De piloto de coches de carrera a maniobrista de carretilla es el ejemplo que usa Kevin Tapia para describir la transición que vivió al retornar a Bolivia para trabajar en un hospital de Pando, después de conseguir una especialidad en radioterapia y haber dirigido una clínica oncológica en República Dominicana.

Es un ejemplo para comparar la diferencia en cuanto a equipos médicos entre Bolivia y otros países de la región. Desde 2011, Tapia es el único radiooncólogo en el departamento de Pando, pero por falta de equipos trabaja como médico internista.

“Fui el primer boliviano en ingresar a un hospital de cuarto nivel, que es el Instituto Nacional del Tumor en Italia. Regresé a Bolivia en 2004, al llegar encontré las mismas condiciones con las que se inició el conflicto hace unos pocos meses”, dice Tapia. Cambió su cargo en la dirección del Centro de Radioterapia Integral (Radonic), en República Dominicana, por los hospitales públicos en Bolivia, dejó los aceleradores lineales de última generación por equipos de cobaltoterapia de los años 50.

Aunque llegó con el objetivo de practicar en Bolivia todo lo aprendido en Argentina e Italia, el equipo médico que encontró era un riesgo para los pacientes. “Regresar a casa y ver cobaltos, equipos viejos, hubiese sido una irresponsabilidad trabajar de esa manera, con equipos obsoletos. Sin planificadores, ni simuladores, qué calidad de tratamiento podía hacer, haría más daño que bien”, explica.

Tapia es paceño. En 2004 retornó con su familia a Bolivia y dejó República Dominica por la inseguridad. En la sede de Gobierno se propuso trabajar como médico y esperar hasta que llegue el equipo adecuado a Bolivia para ejercer su especialidad.

“Mi decisión fue esperar el momento de que llegue la tecnología, no sabía en cuánto tiempo llegaría, de pronto, a través de un colega en Cobija me invitaron para conocer este departamento”, recuerda.

Los cerca de 40 grados que se viven en Cobija cada día y la lluvia tropical le recordaron su vida en República Dominicana, por lo que decidió quedarse con su familia en este departamento.

“En el servicio de medicina interna sólo existían dos médicos y ellos eran los encargados de hacer el trabajo de lunes a lunes, guardias nocturnas, fines de semana y feriados”, cuenta. Explica que en esas condiciones ingresó a trabajar al hospital de segundo nivel Roberto Galindo.

“Al llegar me lo pusieron claro, ‘llegas como apoyo al servicio. Si hay pacientes con cáncer tienes que atenderlos, pero debes apoyar al resto’, eso incluía pulmonías, pancreatitis, malarias, es decir, medicina general”, explica.

Así Tapia y su familia iniciaron una aventura de más de una década. “En estos 11 años me integré tan bien al servicio. Soy docente en la Universidad, me hice fuerte en todo lo que necesita Pando, es decir, atención en medicina interna. En este momento somos 12 médicos, se abrió residencia médica y estamos formando médicos que se están quedando en la región”, dice satisfecho.

La necesidad de un área de oncología para los pacientes con cáncer de Pando fue expuesta por Tapia en diferentes gestiones. “Un 80% de las personas con cáncer requieren de radioterapia”, explica. Pese a la preocupación que mostraban las autoridades, no se hizo mucho para solucionar esta demanda por falta de dinero.
“Imaginando que en Cobija se instale un acelerador, quedo yo solo. Por la carga de trabajo atenderé a 15 pacientes, más nada, eso se hace en cinco o 6 horas y no se usa el resto de la capacidad. Se necesitan equipos, pero también se requiere personal entrenado en este tipo de enfermedades”, dice.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

La inundación dejó las calles anegadas de barro a medida que baja el agua. / Foto: Marka Registrada

Defensa Civil reporta 2.500 familias afectadas y 78 casas colapsadas en Guanay.

El viceministro del área aseguró que La Paz es el departamento más afectado por las …