Inicio / Seguridad / Funcionario de Aduana extorsionaba a choferes que tenían carros chutos

Funcionario de Aduana extorsionaba a choferes que tenían carros chutos

EL APREHENDIDO Y EL VEHÍCULO EN EL QUE “OPERABA”. POLICÍA
Dos hombres que se identificaban como funcionarios de la Unidad de Control Aduanero (UCA) de Bolivia se dedicaban a interceptar a conductores de vehículos indocumentados para extorsionarles con diferentes sumas de dinero a cambio de no decomisarles los carros. Entre las víctimas existen policías, según una fuente confiable.

Los dos sindicados delinquían a bordo de una vagoneta plateada marca Subaru con placa de circulación 1451 LHB. Montaban operativos en distintos puntos de la ciudad, pero, con más frecuencia, en kilómetro 11 de la avenida Capitán Víctor Ustariz.

Una víctima denunció que conducía un carro que no era de su propiedad, pero que había sacado sin permiso, cuando los extorsionadores le interceptaron hace unos días y le pidieron 500 dólares para no comisarle el auto. Para no tener problemas con el dueño del vehículo, el denunciante accedió al pago. Sin embargo, se fijó en que el vehículo Subaru de los delincuentes tenía características especiales en la pintura, además de la placa.

Tras presentar una denuncia, personal del Centro Especial de Inteligencia Policial (CEIP) detectó al Subaru en las calles Julio Rodríguez y Potosí, mientras era conducido por una mujer, Elvia, quien dijo que el carro era de su esposo Leonardo Q. Z., que trabaja en la Aduana. En el auto existían documentos de esa institución. Ayer, al mediodía, se arrestó con fines investigativos a Leonardo Q.Z., y se le condujo a la FELCC de Quillacollo.

Este diario conoce que el aprehendido es funcionario de la Aduana, aunque no trabaja en la UCA, sino en otra sección administrativa. La Policía busca a su cómplice.
Fuente: Opinion.

Vea También

Cliza: Detención domiciliaria para mujer que publicó noticia falsa de COVID-19

difundió a través de sus redes sociales una información errónea respecto a un supuesto caso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *