Inicio / Economía / Subcontratadas de Corsán ganan juicio por Bs 17 millones a la ABC

Subcontratadas de Corsán ganan juicio por Bs 17 millones a la ABC

Las protestas de las empresas subcontratadas por Corsán, en La Paz, el 2017. | APG
Josué Hinojosa
Luego de 14 meses de juicio, las 70 microempresas que prestaron servicios a la española Isolux Corsán, cuando ésta construía la carretera Ixiamas-San Buenaventura, consiguieron que la justicia ordenara a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) el pago de 17 millones de bolivianos.

Corsán Corviam también se adjudicó la construcción del proyecto hidroeléctrico Miguillas, pero, de igual manera, lo abandonó. Esta firma es una de las involucradas en una presunta red de sobornos, denominada Lava Jato argentino, durante los Gobiernos de Néstor Kirchner y su esposa, Cristina Fernández.

Según Eduardo Barra, representante de las microempresas, la ABC cuenta con boletas de avance en favor de Corsán Corvian, es decir, recursos económicos que debió dar a la firma española por el avance en la construcción de la obra, pero por el abandono, el pago no se efectuó.

Es por ello que las microempresas exigieron, durante el proceso, que este dinero sea utilizado para pagar por los servicios prestados a Corsán Corviam, y el juez les dio la razón hace dos semanas en el municipio de Palos Blancos (La Paz).

Barra explicó que las microempresas, al tomar conocimiento que Corsán Corvian dejó el país el 1 de abril de 2017 sin cumplir con el pago a sus proveedores, le iniciaron un proceso, pero, ante la ausencia de ésta, determinaron continuar con la demanda para que la justicia ordene a la ABC utilizar el dinero que debió pagar a Corsán Corvian para saldar cuentas con las microempresas.

Sin embargo, Barra lamentó que hasta la fecha no se cumplieron los acuerdos alcanzados con la ABC respecto al pago a las microempresas. “Estamos peregrinando porque no nos salen con algo claro, nos van evadiendo como que no quisieran pagarnos, pero nosotros seguimos en la pelea”, dijo.

Agregó que los montos impagos a cada microempresa por servicios prestados a Corsán Corvian oscilan entre los 5.000 y 400.000 bolivianos, haciendo un total de 17 millones.

La organización de acreedores está conformada por emprendedores que proveían alimentos como mandarinas, bananos, carne y otros productos básicos, además de servicio de catering. Sin embargo, Barra mencionó que hay otro grupo de empresas más grandes que exigen a la firma española la cancelación de montos mayores, pero que llevan el proceso por separado.

El senador de Unidad Demócrata (UD), Yerko Núñez, aseguró que accedió a una carta enviada por Corsán Corvian, en la que pide a la ABC pagar a las microempresas con el dinero que no cobró por el avance de la carretera.

El avance de la obra cuando estuvo en manos de Corsán Corvian solamente llegó al 19 por ciento y la ABC pagó el 50 por ciento correspondiente al avance. Sin embargo, Núñez informó que el tramo construido por la firma española a la fecha -dos años después- se encuentra deteriorado. Esa situación, según el senador, evidencia un daño económico al Estado.

El 7 de julio de 2017. La ABC presentó una demanda penal en contra de la empresa española Corsán Corviam por abandonar la construcción.

DOS PROYECTOS ESTABAN A CARGO DE LA EMPRESA

La firma española estaba a cargo de la construcción de la carretera Ixiamas-San Buenaventura, que contaba con una inversión de 136,9 millones de dólares. También se había adjudicado la construcción del proyecto hidroeléctrico Miguillas con una inversión de 397,5 millones de dólares.

DATOS

Corsán dejó toda una cadena afectada. El incumplimiento de pago con las microempresas prestadoras de servicios desató una cadena de afectación, puesto que las empresas que alquilaban equipos no pudieron pagar a sus operadores. Mientras que las empresas que proveían el servicio de catering hasta la fecha deben a los almacenes.

Deuda asciende a 80 millones de dólares. Extraoficialmente se conoce que Corsán Corvian tendría con al menos 120 empresas contratistas una deuda superior a los 80 millones de dólares. La afectación alcanza a 10.000 familias.

Se ejecutaron las boletas de garantía. El abandono de la obra que ejecutaba Corsán Corvian derivó en la ejecución de las boletas de garantía, por un monto de 33 millones de dólares. La empresa española dejó dos proyectos a medias: la construcción de la carretera Ixiamas- San Buenaventura y Miguillas.
Fuente: Los Tiempos.

Vea También

Restaurantes reabren para resurgir de las “cenizas”

La demostración de las medidas de bioseguridad para la reapertura de los restaurantes, ayer, en …