Inicio / Salud / La Guía Completa De Tu Vagina

La Guía Completa De Tu Vagina


Vagina; la palabra se utiliza para describir TODA la zona íntima erróneamente, pues la vagina sólo se refiere a la parte interna del cuerpo femenino. Lo que TÚ piensas que es “vagina,” en realidad es la vulva. ¿Lo sabías?

Conocer un poco más de tu vulva no sólo te ayudará a evitar problemas incómodos, sino que podrás entender, finalmente, su perfecto funcionamiento. La anatomía reproductiva femenina es MUY delicada, así que debes conocerla, cuidarla y, por supuesta, no perturbarla.

Pubis
El pubis se refiere al monte de Venus, según WebMD; un monte blando de tejido graso donde crece la mayoría del vello púbico. La textura, el grosor y la abundancia de vello púbico pueden variar de mujer a mujer. Pero la pérdida de vello, así como un crecimiento excesivo, puede indicar un problema hormonal.

Labios menores
La función de los labios menores es rodear y proteger el clítoris, apertura uretral y entrada vaginal. Hay 2; los menores y mayores.
Los labios mayores se refieren a los labios externos y grandes que rodean la vagina; en mujeres jóvenes, tienden a ser gruesos, aunque su grosor va disminuyendo con la edad.
Los labios menores son más pequeños. Empiezan en el prepucio del clítoris y terminan debajo de la entrada vaginal. A comparación de los labios mayores, los menores no tienen tejido graso y son muy delgados.
Los labios menores también están lubricados para proteger la vagina de invasores potencialmente dañinos. Es raro tener problemas con los labios mayores o menores, pero si sufres alguna irritación, consúltalo con tu ginecólogo.

Clítoris
La parte de tu vagina que más conoces, ¿no? El clítoris se encuentra en la intersección de los labios menores. Externamente parece un botón o un chícharo que se inflama con la excitación. Está cubierto de un pliegue de piel llamada: prepucio clitoral.

Pero no sólo es un simple botón; internamente, el clítoris mide hasta 12 centímetros y se extiende dentro de la vagina, según Planned Parenthood.

Y, como sabrás, es SÚPER sensible. El clítoris tiene más de 8 mil terminaciones nerviosas. De hecho, es la zona erógena más sensible del cuerpo femenino, así como la la fuente principal de placer sexual.

Apertura uretral
La entrada uretral es el pequeño hoyo donde sale la orina. Está abajo del clítoris. Es MUY diferente a la entrada vaginal, que está un poco más abajo.
Vestíbulo vaginal (entrada vaginal)
Cuando las mujeres se refieren a la vagina, en realidad se refieren al vestíbulo. Es el área fuera de la vagina que se extiende de los labios menores, hasta el himen.

Culalquier cosa que entre o deja la vagina, tiene que pasar por la entrada vaginal, ya sea un pene, tampones, juguetes sexuales, sangre menstrual o un bebé.

Perineo
Este teritorio suave y sensible se encuentra entre la entrada vaginal y el ano… y a veces es muy pequeño. Cuando se relaja, el área puede facilitar el nacimiento, pero también puede lastimarse o cortarse durante el parto… si es necesario.

Órganos reproductores internos

Ovarios
Tienes 2 ovarios; uno en cada lado de tu abdomen, debajo del ombligo. Aquí es donde las hormonas (incluyendo el estrógeno) provocan la menstruación. También guardan los óvulos y liberan al menos uno cada mes para su fertilización.

Trompas de Falopio
También tienes 2 trompas de falopio que se extienden desde los ovarios, hasta el útero. Después de que el óvulo sea liberado durante la ovulación, se mueve en las trompas y permanece ahí 24 horas, esperando a ser fertilizado por el espermatozoide.

Si la fertilización no ocurre, el huevo se mueve hacia el útero y se desintegra. Eso es lo que eventualmente provoca la menstruación; cuando tus niveles hormonales empiezan a caer y tu cuerpo desecha el revestimiento uterino.

Sin embargo, si hay un espermatozoide que pueda fertilizar el óvulo, éste permanecerá en la trompa de falopio por 3 a 4 días antes de implantarse en el útero.

Útero
Este órgano muscular, ubicado en la parte inferior del abdomen, entre la vejiga y el recto, suele tener el tamaño de una pera pequeña cuando la mujer no está embarazada.

Si el óvulo es fertilizado y se convierte en embrión, se adhiere a la pared del útero, crea una placenta y se convierte en un bebé. Durante el embarazo, el útero se expande para sostener el espacio que sea necesario para el bebé o bebés. Durante el parto, se contrae para empujar al pequeño hacia el cuello uterino y vagina.

Cuello uterino
El cuello uterino conecta el útero con la vagina. Se ve como una dona con un pequeño hoyo en medio; donde sale la vagina y entra el esperma. Y durante el parto, se abre o dilata para permitir la salida del bebé.

Puedes sentir el cuello uterino al final de la vagina si metes tus dedos. También es donde se sacan las muestras del papanicolao. Por fortuna, el cuello uterino actúa como guardián del resto de tu cuerpo 😉 así que pocas cosas pueden perderse en él.

Vagina
Ahora sí… la vagina.

La vagina es un canal muscular y elástico con un revestimiento suave y flexible que ofrece lubricación y sensación. Recibe al pene durante el coito y sirve como conducto para el sangrado menstrual.

Una vagina saludable es rica, tiene un color rosa fuerte y es súper elástica. La pared vaginal mide de 3 a 4 milímetros y siempre se ve húmeda.

No es TAN complicado, ¿verdad?

Foto: Archivo Eme de Mujer
Fuente: El Universal.

Vea También

El ministro de Salud, Jeyson Auza. Foto: Archivo.

Salud confirma el inicio de la cuarta ola con el aumento de contagios en tres regiones

El Ministro indicó que en Santa Cruz, Cochabamba y Chuquisaca los casos van en aumento. …