Inicio / Seguridad / Cámaras de cajeros muestran que la militar desaparecida está viva

Cámaras de cajeros muestran que la militar desaparecida está viva

YALY MONTERO OVALE CON SU UNIFORME DE LA NAVAL. FAMILIA OVALE
Hoy se cumplen 14 días de la desaparición de la sargento militar Yaly Montero Ovale, de 25 años. La Policía confirmó ayer que las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de los cajeros automáticos revelaron que fue la misma uniformada la que extrajo diferentes montos los días 2 y 4 de mayo. Además, la familia de Yaly se percató de que su teléfono celular es encendido en las madrugadas. Sin embargo, sus parientes temen que haya sido secuestrada y piden a los policías que no dejen de buscarla.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Jhonny Corrales, recordó que la sargento Yaly Montero Ovale salió la mañana del 25 de abril del Batallón de la Policía Militar Naval Carcaje, en Cliza, y no retornó más. Debía recoger dos facturas valuadas en dos mil bolivianos de la habitación que alquilaba a dos cuadras de su unidad militar, para presentar un informe del manejo económico de la alimentación de la tropa, pero no volvió. Se cambió de uniforme en su cuarto y desapareció.

“Las imágenes de la cámara de seguridad de una entidad financiera de la avenida Ayacucho muestran a Yaly por última vez el 4 de mayo, pese a que ella desapareció el 25 de abril. “Lo cierto es que la sargento hizo movimientos, incluso de su tarjeta de crédito, hasta el 4 de mayo, por lo que tenemos la esperanza de que siga con vida”, dijo Corrales. Yamila, la hermana de Yaly, expresó su angustia. “Hay movimientos de cuenta de su tarjeta de crédito y el teléfono se enciende y apaga. Esto nos tiene en la incertidumbre. Ella no arriesgaría su carrera militar, que ama tanto, por problemas económicos”, descartó.
Fuente: Opinion.

Vea También

Sentencian a tres años de cárcel a cuatro infractores de la cuarentena

En el departamento de Santa Cruz se procesó a quienes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *