Inicio / Salud / Los hombres más inteligentes podrían estar mejor protegidos contra la depresión y el estrés

Los hombres más inteligentes podrían estar mejor protegidos contra la depresión y el estrés

Víctor Roman
Un estudio señaló que la inteligencia podría mitigar los efectos de la depresión y el estrés en hombres. Sin embargo, algunos científicos no están convencidos.

Los hombres tienen niveles más altos de testosterona, que se sabe influye en la inflamación y el estrés. Pixabay
Una alta inteligencia podrá hacer que las personas vean el mundo con más pesimismo. Sin embargo, de acuerdo a una investigación publicada en Intelligence, también parecería proteger al cerebro de algunos de los efectos de la depresión y el estrés. Aunque el efecto solo se ve en los hombres, quizás debido a las diferencias hormonales.

En los últimos años, un estado elevado de la actividad inmune llamado “inflamación” se ha relacionado cada vez más con la salud mental. Los estudios han encontrado que las personas con depresión o esquizofrenia parecen tener niveles más altos de proteínas inflamatorias en sus cuerpos, y actualmente se están probando fármacos antiinflamatorios para ambas afecciones.

Pero no todas las personas con alta inflamación desarrollan un trastorno de salud mental. De acuerdo a Eirini Flouri, del University College London, la inteligencia podría ser un factor que ayuda a proteger a algunas personas de los efectos de la inflamación. Flouri y sus colegas analizaron datos de más de 9.600 personas en el Reino Unido, con edades comprendidas entre los 18 y los 97 años, quienes habían respondido encuestas sobre su salud mental. Los puntajes altos en estrés indicaban que una persona tiene más probabilidades de desarrollar depresión, dice Flouri.

La depresión se ha convertido en una enfermedad tan seria que la OMS la ha considerado el motivo de discapacidad más grande del mundo. ​

Los voluntarios también proporcionaron muestras de sangre, que se usaron para medir los niveles de inflamación. Cada persona también completó una serie de pruebas cognitivas, que midieron el razonamiento, la memoria y la resolución de problemas, entre otras cosas, para dar un puntaje de CI.

Después de tomar en cuenta factores como la edad de los voluntarios, la salud física y los estilos de vida, el equipo descubrió que los hombres con niveles más altos de inflamación también mostraban más signos de estrés psicológico. Pero este vínculo se vio alterado por los altos niveles de inteligencia: los hombres con alta inflamación que también tenían un alto coeficiente de inteligencia parecían ser menos propensos a mostrar angustia.

“Parece haber algún efecto protector al tener un alto coeficiente de inteligencia”, dice Flouri. Esto puede deberse a que las personas que son más inteligentes tienen más probabilidades de cuidarse mejor y seguir una dieta saludable y un programa de ejercicios, sugiere.

“El mecanismo no es el mismo para las mujeres”
Sin embargo, la inteligencia no parecía proteger a las mujeres de la misma manera. “Si creemos que la inflamación causa depresión, el argumento aquí es que el mecanismo no es el mismo para hombres y mujeres”, dice Golam Khandaker de la Universidad de Cambridge. Es muy pronto para saber si ese es el caso o no, agrega.

Las diferencias hormonales entre hombres y mujeres podrían explicar la diferencia, dice Flouri. Los hombres tienen niveles más altos de testosterona, que se sabe influye en la inflamación y el estrés. Las diferencias inmunes también pueden ser responsables: las mujeres generalmente parecen ser más propensas a la inflamación y algunos trastornos asociados a la inflamación, como las enfermedades autoinmunes.

Por otro lado, es probable que la forma en la que está estructurada la sociedad haga que las mujeres sean más vulnerables al estrés sin importar su nivel de inteligencia. Las experiencias tempranas de la vida y la genética probablemente también tengan un efecto, dice Khandaker.

Aun así, no todos los especialistas están convencidos del estudio. Carmine Pariante del Kings College London no cree que la evidencia sea lo suficientemente fuerte como para aceptar que hay una diferencia entre hombres y mujeres en lo que respecta a la inflamación y la salud mental. Y debido a que el estudio observó el estrés, la inflamación y el coeficiente intelectual al mismo tiempo, no está claro cuál de estos puede ser el factor causal, finaliza.
Fuente: El Espectador.

Vea También

Unicef se prepara para entregar dosis en 92 países (REUTERS)

Unicef prepara una operación histórica para suministrar 2.000 millones de vacunas contra el coronavirus en 2021.

La agencia de la ONU para la infancia reveló que está estudiando la logística necesaria …