Inicio / Economía / Importaciones y pérdida de mercados. Por crisis forestal cerraron 5.000 unidades productivas

Importaciones y pérdida de mercados. Por crisis forestal cerraron 5.000 unidades productivas

El nuevo presidente de la Cámara Forestal de Bolivia, Diego Justiniano, dijo que el sector perdió importantes mercados de exportación y 25.000 empleos

Existe un retroceso en el sector forestal del país.
El nuevo presidente de la Cámara Forestal de Bolivia (CBF), Diego Justiniano, presentó ayer un panorama poco alentador del sector, que en los últimos años sufrió menores exportaciones. Las causas fueron la pérdida de mercados externos y las importaciones de bienes maderables al país, que afectaron al sostenimiento de 90.000 familias que dependían directamente de las actividades forestales.

Por las causas anotadas, estimó que en los últimos años el sector ha sufrido el cierre de 5.000 unidades productivas y la pérdida de 25.000 empleos directos. Justiniano asumió el cargo a principios del mes pasado, oportunidad en la que reconoció que la crisis de los últimos seis años ha puesto al sector en una compleja iliquidez, la que sólo puede resolverse con financiamiento real, de largo plazo, intereses adecuados y en montos suficientes.

ESCENARIO

“El impacto social de esta situación ha sido y sigue siendo muy grande. Más de 90.000 familias dependían directamente de la actividad forestal y alrededor de 180.000 de manera indirecta, con un porcentaje muy elevado de trabajo rural. Hoy, según estimaciones realizadas acerca de de la crisis interna, en los últimos años se han perdido más de 25.000 empleos directos y cerrado alrededor de 5.000 unidades productivas, entre micro, pequeñas, medianas y grandes.

Incidió, asimismo, en que los más de 500 millones de dólares anuales que el sector forestal llegó a mover en la economía nacional en los años 80 y 90, hoy significarían alrededor de 900 millones.

El retroceso fue consecuencia de su exceso de riesgo y de la deficiente visión empresarial para desarrollar la industria agropecuaria y bancaria, que hoy exitosamente tenemos en la región.

MERCADOS

Refirió también que en cuanto a la exportación, se necesita encarar los mercados de manera distinta. “Los tiempos actuales así nos los plantean. De ahí que, promoveremos esquemas comerciales más innovadores, agresivos y directos. No esperaremos a los compradores, debemos ir hacia ellos”, sostuvo. En cuanto a los productos acabados dijo que representan el 75 por ciento de las exportaciones.

“Mercados asiáticos como China, India y Vietnam, entre otros, dejaron de ser ya emergentes y hoy son posibilidades reales de negocio para nuestro sector. Es por esto que desarrollaremos estrategias comerciales innovadoras para poder llegar a estos mercados. Soy consciente que, en este ámbito, debemos trabajar mucho”, expreso Justiniano.

“Sobre las plantaciones forestales, nuestro Presidente saliente ha sido muy claro, respecto a la situación en que se encuentran las gestiones. Sólo nos queda continuar con las mismas, hasta lograr una Política de Estado que tome en serio esta actividad en términos de seguridad jurídica, fomento tributario, financiero y administrativo.

MEDIOAMBIENTE

“En el ámbito medioambiental, los logros del sector forestal son extraordinarios, al extremo que aquellas ONG ambientalistas, que en el pasado nos atribuían todos los males de la ecología e incluso nos acusaban de la deforestación, hoy reconocen y apoyan a la actividad maderera como la mejor estrategia de conservación de bosques en el mundo”, sostuvo.

Planteó también las asignaturas pendientes que se tienen en el sector forestal, que en su opinión se refieren a mercados, plantaciones forestales, financiamientos y tecnología.

DETERIORO DEL MERCADO

“Tal como vimos, el mercado es la parte más sensible que hoy enfrenamos. No solamente porque el mercado interno está deteriorado a consecuencia de las importaciones de productos maderables, sino porque nuestros mercados tradicionales de exportación – Estados Unidos y Europa- se han debilitado económicamente y no han logrado aún recuperarse.

“En el mercado interno debemos trabajar en conjunto con el Estado boliviano, para concienciar a la población sobre el uso de productos maderables bolivianos, para así continuar haciendo crecer a nuestra economía forestal y evitar la fuga de divisas, que en los últimos años ha significado más de 382 millones de dólares”, reveló el directivo.
Fuente: El Diario.

Vea También

Gobernación inspecciona la planta de Bulo Bulo en busca de su reactivación

Inspección en Bulo Bulo. | Gobernación de Cochabamba Laura Manzaneda La Gobernación de Cochabamba realizó …