Inicio / Sociedad / Empleado de editorial se salva al quedarse el ladrón sin balas

Empleado de editorial se salva al quedarse el ladrón sin balas

La Policía indicó que un miembro de la empresa atracada persiguió a los antisociales en medio de disparos y cuando alcanzó a uno por poco ocurre una tragedia.


Empleado de editorial se salva al quedarse el ladrón sin balas La tienda de la editorial que fue asaltada el jueves. Fotos: Página Siete
Sergio Mendoza / La Paz

Un empleado de la editorial Abya Yala, la cual fue atracada la noche del jueves, se salvó cuando el delincuente al que persiguió lo apuntó con su revólver y apretó el gatillo.

El arma ya no tenía balas debido a que todas fueron disparadas durante la persecución que se produjo tras el asalto.

“Es un trabajador de la editorial quien decide perseguir a los delincuentes, éstos hicieron uso de su arma de fuego, el trabajador fue víctima de la amenaza con un arma, afortunadamente el atracador ya habría quemado todos sus proyectiles y no consumó el crimen”, informó ayer el subdirector de la FELCC de La Paz, Fernando Rojas.

La mencionada editorial es conocida porque publica libros escolares con la imagen del presidente Evo Morales. Su oficina se encuentra en la avenida Kollasuyo, lugar donde ocurrió el atraco a las 20:00 del jueves.

Un vecino del lugar vio a los asaltantes minutos antes de que dieran el golpe. “Estaban aquí parados con sus armas levantadas. Yo creí que eran policías, porque estaban como esperando unos cinco minutos, sin capuchas”.

Tres varones encapuchados entraron a la editorial. Redujeron al personal y se llevaron un monto aún no determinado. Una vecina observó cómo estos antisociales salieron después a pie, rumbo a un vehículo blanco que los esperaba, un Toyota con matrícula 4509-ASL, donde aguardaba un cuarto integrante de la banda, el chofer.

Pero los atracadores no contaron con que uno de los empleados se montaría en el minibús de la empresa para perseguirlos por varias cuadras. Los asaltantes comenzaron a disparar desde las ventanas de su coche en movimiento hasta que en la avenida Héroes del Pacífico, la que sale al Cementerio General, se produjo una colisión.

El conductor del Toyota cambió de carril para hacer un adelantamiento pero en eso chocó contra un minibús de transporte público. Siete personas que iban en ese minibús resultaron heridas por el impacto.

Los cuatro ladrones empezaron su fuga a pie. El empleado de la editorial siguió a dos, uno de ellos seguía disparando hasta que tuvo al alcance a su perseguidor, pero para entonces ya no le quedaban proyectiles, explicó Rojas.

Los dos individuos fueron reducidos con ayuda de los transeúntes hasta que llegó la Policía. Estos fueron identificados como Eduardo Mamani y Mario Gutiérrez, ambos de nacionalidad peruana. Este último tiene antecedentes policiales en su país de origen.

El chofer del coche blanco, al parecer boliviano, está prófugo, al igual que el tercer atracador. La Policía arrestó a la esposa del conductor con fines investigativos.

En el motorizado se encontró un revólver y 9.000 bolivianos, parte del monto sustraído.

Transeúnte se llevó un revólver después de ayudar en la captura

La FELCC denunció que un transeúnte que colaboró en la captura de uno de los atracadores se llevó el revólver que éste sostenía, por eso “invitó” al ciudadano a entregar el arma a la Policía ya que la tenencia ilegal de estos implementos es un delito penado por ley.

“Un hombre que ayudó en la captura sostuvo el arma y golpeó al delincuente con ésta, pero después no la entregó a la Policía y se la llevó”, explicó el subdirector de la FELCC, Fernando Rojas, en una conferencia de prensa.

A través de las cámaras de vigilancia del lugar se identificó a la persona que se llevó el revólver, un varón joven de entre 1,80 y 1,85 metros de estatura, tez morena y chompa ploma.

La tenencia de armas sin autorización es un delito penado con dos años de cárcel. En caso de portar el arma en vía pública la pena puede elevarse a cinco años de prisión. Por otro lado, el fiscal asignado al caso, Javier Flores, informó que se recibió la declaración informativa de los aprehendidos y ambos serán imputados por robo agravado, un crimen sancionado con hasta 10 años de prisión.

“Por el momento se tipificó con esta figura, pero hay que tener en cuenta que cuando fugaron ocasionaron daño a otros motorizados. (La investigación) se abrirá también por hecho de tránsito.

Ahora se toma declaraciones a la víctima y testigos”, dijo Flores.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Tuki Tuki, el tucán al que le rompieron el pico a pedradas está estable y necesita ayuda

El tucán. | Facebook Proyecto Peluditos Giuliana Jaldín Gabriel Rodríguez, el joven que rescató a …