Inicio / Uncategorized / Conferencia de FAO busca compromisos para frenar el hambre en Latinoamérica

Conferencia de FAO busca compromisos para frenar el hambre en Latinoamérica

Para superar este drama es necesaria una “decisión política, no es un tema de producción de alimentos”, advirtió el experto de la FAO.

Foto: AFP
La Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, que se realizará desde el 5 de marzo en Jamaica, busca lograr compromisos políticos para frenar el avance del hambre que ha vuelto a crecer en la región, dijo a Sputnik el representante de esa agencia de las Naciones Unidas en Uruguay, Vicente Plata.

“Lo que se pretende con los 33 países es lograr acuerdos y compromisos políticos y definir una agenda sobre qué vamos a hacer como región y cómo los va a apoyar la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) para superar el alza del hambre y la malnutrición, transformar la agricultura para que sea sostenible y resiliente y lograr un futuro sin pobreza rural”, dijo Plata.

Es que, por primera vez en dos décadas, el hambre volvió a crecer en América Latina y el Caribe.

Entre 2015 y 2016 la cantidad de personas que sufren hambre creció en 2,4 millones para llegar a 42,5 millones de latinoamericanos y caribeños.

Los países en los que más se agravó el problema son Venezuela, Ecuador, Argentina, El Salvador, Granada y Perú, informa la FAO en su informe 2017 sobre el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe.

Se revierte tendencia

“Desde 1995 a 2014, año a año la región fue disminuyendo la cantidad de gente con hambre en base a políticas decididas y activas, tanto es así que fue reconocida como la única región del mundo que cumplió con los objetivos de la cumbre de la alimentación y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que era disminuir en 50% la cantidad de gente con hambre”, afirmó Plata a SputnikNews.

Pero la situación cambió entre 2015 y 2016 “debido a problemas que han aparecido en algunos pocos países (lo) que provocó el aumento de la población con hambre”, añadió.

Para superar este drama es necesaria una “decisión política, no es un tema de producción de alimentos”, advirtió el experto.

Obesidad, la contracara

A eso se suma la malnutrición, “que ha aparecido en las últimas décadas; en Uruguay tenemos ese problema en forma muy importante (pues) más del 60% de los adultos tienen obesidad y eso afecta nuestra calidad de vida, afecta la salud en la parte motora, en la diabetes y la presión”, observó.

Según una medición de un indicador de aproximación, se ha comprobado que en Uruguay mueren más personas a causa del sobrepeso y la obesidad que por la violencia.

En Barbados, Uruguay, Chile, Cuba y Argentina las muertes por obesidad superan entre 10 y 19 veces las de la violencia criminal, sostuvo el director regional de la FAO, Julio Berdegué, en una columna publicada en el diario uruguayo El País.

Mientras, en Guatemala, El Salvador, Venezuela, Colombia, Belice y Brasil, las muertes por obesidad superan en proporciones que van desde 4% a 86% a los fallecimientos por homicidios.

A diferencia del hambre, para superar la obesidad se necesitan más que políticas públicas, pues también es preciso cambiar las pautas culturales de la decisión de consumo de alimentos, indicó Plata.

Producir sin pasarse de la raya

“América Latina y el Caribe han aumentado en forma muy importante la producción de alimentos, de hecho es una de las regiones que provee de alimentos al resto del mundo, pero algunas veces lo ha hecho sin respetar sus recursos naturales”, observó.

Los países de la región tienen claro que no se puede tomar decisiones hoy que comprometan a las generaciones futuras, según Plata.

El representante de la FAO agregó que América Latina y el Caribe tienen que buscar la forma de producir más alimentos, ya que dependen de su exportación para su desarrollo, sin comprometer los recursos naturales y además teniendo la capacidad de adaptarse al cambio climático, lo cual “es complejo y no hay recetas”, reconoció.

En el caso de Uruguay, se trata de conservar los recursos naturales y de desarrollar una producción que sea resiliente, es decir que se pueda reponer de una época mala para la agricultura por el clima.

Para eso “el país está participando activamente en los espacios internacionales que da la FAO”, indicó.

Pobreza rural

Otro aspecto relevante en la lucha contra el hambre se refiere a la situación social de las zonas agrícolas.

Plata afirmó que “no es posible tener producción sostenible y alimentos inocuos si no se ha superado la pobreza rural”.

Más del 40% de los habitantes de zonas rurales son pobres en América Latina, y más del 20% no pueden ni siquiera comprar una canasta alimentaria básica, según datos de la FAO.

Plata observó que Uruguay ha avanzado mucho en combatir la pobreza rural, por ejemplo, a través de la educación y la ley de compras públicas a la agricultura familiar, pero aún le falta.

Para superar la pobreza rural es necesario lograr una conciencia agropecuaria, esto es “que la gente que vive en la ciudad comprenda las prácticas agropecuarias, cómo incide el clima, porque todo el país vive de eso, aunque no lo sientan directamente”, explicó.

Plata dijo que el Ministerio de Ganadería de Uruguay ha pedido apoyo a la FAO para trabajar en este aspecto.

En la Conferencia Regional de la FAO, que culminará el próximo jueves 8 en Jamaica, Uruguay planteará la necesidad de instrumentar en los países una concientización agropecuaria.
Fuente: ANF.

Vea También

Twitter dispara su beneficio trimestral hasta los 1.000 millones gracias a un ajuste fiscal

Los ingresos de la bitácora electrónica crecen un 20% al calor de los ingresos publicitarios …