Inicio / Seguridad / La Policía intentó sin éxito romper los bloqueos

La Policía intentó sin éxito romper los bloqueos

La fuerza policial en uno de los operativos de desbloqueo de rutas, ayer. Foto:Sara Aliaga / Página Siete
Aminutos de que los medios de comunicación radiales y televisivos comenzaran a reportar que puentes, avenidas y calles amanecieron bloqueadas en las diferentes capitales de departamento y ciudades intermedias de Bolivia, contingentes policiales, movilizados en patrullas y motocicletas, llegaron hasta los puntos de bloqueo para intentar dispersarlos, pero no tuvieron éxito porque las vías se mantuvieron obstruidas.

En La Paz, minutos después de las 7:00, un grupo de efectivos policiales llegaron hasta la avenida Arce, casi plaza Isabel La Católica, donde, empleando gases lacrimógenos, dispersaron a los ciudadanos que bloqueaban la vía. Lograron su objetivo unos minutos, porque inmediatamente la gente se rearticuló para volver a interrumpir la vía.

Una situación similiar se vio en El Prado, donde la fuerza del orden tampoco logró levantar el bloqueo instalado a unos metros de la plaza del Estudiante. También, usando agentes químicos, pretendió disuadir a los bloqueadores, pero no lo logró.

En la calle 8 de Calacoto, los uniformados intentaron imponerse a los contados ciudadanos que formaron una cadena humana para mantener su medida de presión y no lo lograron. Unas cuadras más arriba, en la calle 13, a la altura de la estación del teleférico Verde, intentaron disuadir a los ciudadanos que se manifestaban, esta vez de forma pacífica, pero tampoco lo consiguieron.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, acusó a la fuerza del orden de actuar con exceso contra la gente que salió a demandar el cumplimiento de los resultados de referendo del 21 de febrero de 2016, cuando la mayoría dijo No a una cuarta reelección de Evo.

En la sede de Gobierno la Policía no logró su objetivo también porque prácticamente había un bloqueo en cada esquina, sobre todo en las zonas de Miraflores, Sopocachi y Sur, y en cada punto los ciudadanos reclamaban a los uniformados porque cuando sectores como los transportistas salen a bloquear, no ejercen ninguna acción represiva.

Santa Cruz, en el norte

En Santa Cruz, muy temprano los uniformados salieron a patrullar la ciudad. Según El Deber, a las 8: 30 la Policía despejó el ingreso a Viru Viru, interrumpido por unos 40 jóvenes que decían pertenecer a la plataforma ciudadana Poleras Negras. Más tarde se dirigieron a la zona norte y ciudades intermedias de Santa Cruz. El subcomandante de la Policía, Igor Echegaray, remarcó que el desbloqueo fue pacífico.

Sin embargo, en la tarde, los uniformados reprimieron con gases a vecinos de la zona norte, cerca del Cristo Redentor, que bloqueaban el lugar, pero no lograron despejar la ruta. El bloqueo en el lugar se mantuvo hasta el final de la tarde.

Cochabamba, cocaleros

En Cochabamba, la intervención policial a los bloqueos ciudadanos fue igual que en la ciudad de La Paz, con el uso de agentes químicos. La primera acción policial fue en la zona central. A media mañana, el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, denunció en radio Panamericana que la fuerza del orden reprimió violentamente a la ciudadanía en la avenida Blanco Galindo, ante el paso de productores de coca del Chapare y personas afines al MAS, que se dirigían rumbo a la plaza principal de la ciudad para proclamar al presidente Evo Morales como candidato del MAS para las elecciones de 2019.

“En la Blanco Galindo se reprimió a unos 200 ciudadanos para dar paso a los marchistas del MAS.

Están resguardando a los cocaleros”, declaró.

El martes, el comandante de la Policía de Cochabamba, Fernando Angulo, anunció que la fuerza del orden realizaría un control durante el paro cívico, específicamente para prevenir el uso de explosivos.

En otras regiones, la fuerza del orden cumplió también una función disuasiva que llegó a excesos rechazados por la población, como el caso del comandante de la Policía de Riberalta, Edwin Ugarte Céspedes, quien fue acusado de jalar una bandera boliviana que fue usada para bloquear.

“La Policía cumple un plan operacional preventivo. Se instruyó también que en el caso de bloqueos de caminos se preserven las rutas troncales”, declaró el ministro de Gobierno, Carlos Romero. El martes la autoridad anunció que se movilizaría a uniformados especializados en explosivos, de los cuales 50% operarían como agentes encubiertos.

Por su lado, el subcomandante de la Policía, Agustín Morales, declaró que los uniformados salieron a las calles para evitar cualquier enfrentamiento.

“Un silbido contra las fuerzas del orden”

Durante el cabildo con el cual culminó el paro cívico en La Paz en demanda del respeto del voto del 21 de febrero de 2016, en el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés, el rector Waldo Albarracín condenó el accionar violento de ayer de la fuerza del orden y durante las movilizaciones de diciembre, y enero por la abrogación del Código Penal, cuando los uniformados incluso ingresaron a los predios de esa casa de estudios superiores, violando así la autonomía universitaria.

Albarracín convocó a los cientos de asistentes a lanzar un silbido contra los uniformado; la respuesta no se dejó esperar y una silbatina retumbó. En la noche, en una movilización que pretendió ingresar a la plaza Murillo, los manifestantes gritaron estribillos contra las fuerzas del orden.

En Beni, comandante tiró la tricolor

El comandante de la Policía de Beni, Edwin Ugarte, fue criticado duramente ayer por la población de Riberalta porque en un video se ve cómo tira al piso una bandera de Bolivia con la que un grupo de ciudadanos bloqueaba.
En las imágenes se ve al jefe policial jalar la tricolor boliviana y lanzarla al piso, y cómo, inmediatamente, la población reacciona indignada ante la agresión del uniformado contra uno de los símbolos patrios más significativos de Bolivia.

“Él desató la bandera para tirarla al suelo y pasar sobre ella. Sí, fue el comandante, abusivo”, reclamó una mujer entre lágrimas, mientras el resto de los testigos abucheaban al comandante Edwin Ugarte.

Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Fraude electoral: decomisan las claves del TSE y citan a Villegas

La Fiscalía prevé citar al gerente de Neotec, Marcel Guzmán de Rojas, responsable de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *